Servicios en comunicación Intercultural

Keiko Fujimori versus los derechos humanos

KEIKO FUJIMORI - MATANZA DE BARRIOS ALTOS Y LA CANTUTA - FUJIMORISMO

Keiko Fujimori negando que el gobierno de su padre haya sido una dictadura, pese a la existencia de casos como Barrios Altos y La Cantuta. 

- La hija de Alberto Fujimori sigue justificando las acciones cometidas durante el gobierno de su padre. La actual candidata presidencial solo califica como “errores políticos” las violaciones a los derechos humanos. Partidarios suyos realizaron pintas sobre el lugar en el que se hallaron los restos de los estudiantes de La Cantuta asesinados. ¿Es Keiko Fujimori un peligro para los derechos humanos?

Por José Carlos Díaz Zanelli

Servindi, 1 de junio, 2016.- A pocos días de la segunda vuelta, un tema que se está imponiendo a nivel nacional es la posibilidad del retorno del fujimorismo a Palacio de Gobierno. En vista de que Keiko Fujimori se encuentra en el primer puesto de las encuestas, valdría la pena repasar qué vínculo tiene la hija de Alberto Fujimori con los derechos humanos.

Como se recuerda, hace unos meses la candidata de Fuerza Popular se negó a reconocer que su padre, Alberto Fujimori, cometió delitos de lesa humanidad, por los cuales se encuentra condenado. La lideresa del fujimorismo dijo que apenas fueron “errores políticos” y los atribuyó al ex asesor presidencial, Vladimiro Montesinos.

“Mi padre cometió el grave error político de mantener a Vladimiro Montesinos hasta el final de su gobierno”, dijo en una entrevista Keiko Fujimori, quien de esa manera intentó eximir a su padre de las acusaciones –probadas– de violaciones de derechos humanos, que van desde esterilizaciones forzadas hasta el asesinato de un grupo de estudiantes universitarios.

La actual candidata de Fuerza Popular sigue justificando el accionar de su padre durante su gobierno. Foto: Radio Nacional

Sobre el Caso La Cantuta

Y a propósito del asesinado de los estudiantes de La Cantuta, hace unas semanas en el lugar donde los cadáveres fueron encontrardos aparecieron pintas a favor de la campaña de Keiko Fujimori. Esto, sin duda alguna, fue interpretado como una falta de respeto por parte de los deudos de dicho caso.

“Sería un peligro para todos los familiares, los testigos, los abogados de Derechos Humanos que durante años estuvimos denunciando este crimen. Sería indigno saber que la hija del presidente responsable de la muerte de nuestros familiares es la representante de nuestro país”, declaró en su momento Gisela Ortiz, hermana del estudiante asesinado Luis Ortiz Perea.

Como se ve, hasta el momento el fujimorismo no ha reconocido su responsabilidad sobre delitos probados y por los cuales se encuentra en prisión su líder histórico, Alberto Fujimori. Prueba de ello son las justificaciones dadas por su actual lideresa, Keiko Fujimori y la defensa al gobierno de su padre.

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Comentarios

La mujer llamada keiko es peor que su padre. Y como tienen 73 congresistas incondicionales, entonces ¿qué haría esta mujer? Sacaría primero a su padre y luego perseguiría a todo aquel que se oponga, nos asesinaría de día y de noche, y para ocultar su crimen calcinaría los cadáveres como hizo su padre, el reo. Por todas estas y otras razones. NO A KEIKO, antes bien, quitarles la ciudadanía peruana porque estos hijkos del delincuente NO SON PERUANOS, SINO SON LADRONES JAPONESES.

Es terrible pensar que esta mujer pueda llegar a ser la presidente de gobierno, pues su política, sería una continuación de la de su padre, el asesino Fujimori. Pero yo me pregunto: si llega al palacio presidencial, ¿de quién será la responsabilidad? Puesto que hay elecciones, puesto que no es un golpe de estado, la última palabra la tiene el pueblo. ¿O es que los que la dejaron a un paso de la presidencia, en la primera vuelta, pensaban que votaban a una revolucionaria que atendería a los indígenas, a los pobres, que repartiría tierras, que pondría condiciones a las multinacionales, que los DDHH serían para ella inviolables? ¡Despierten, peruanos!

Añadir nuevo comentario