Servicios en comunicación Intercultural

¿Censura? TV Perú cambia fecha de trasmisión de “La revolución y la tierra”

Imagen: Captura de pantalla del documental "La revolución y la tierra"

TV Perú había programado la emisión del documental para el 4 de abril, a las 9 p. m. Sin embargo, por presiones políticas lo reprogramó para el 18 de abril, una semana después de las elecciones. ¿A quiénes no les conviene recordar todo esto?

Servindi, 1 de abril, 2021.- Con la excusa de no afectar la “neutralidad electoral”, un sector político y mediático logró que el canal del estado TV Perú suspenda la transmisión del documental “La revolución y la tierra”.

El filme de Gonzalo Benavente, el más visto en la historia del cine peruano, inicialmente fue programado por el canal público para el domingo 4 de abril, a las 9:00 p. m.

Sin embargo, fue cambiado para el 18 de abril, una semana después de las elecciones generales, por los reclamos que se originaron sobre todo en las redes sociales.

 

Uno de los políticos en mostrar su desacuerdo fue Pedro Cateriano, expremier de Ollanta Humala, quien cuestionó que el documental sea difundido “en la recta final de la campaña electoral”.

“Cuando ocupé la PCM, mantuve el manejo neutral de TV Perú. No ordené ataques, manipulación de la información o la divulgación de programas sesgados políticamente. ¿Es oportuno que en la recta final de la campaña electoral se transmita ‘La Revolución y la Tierra’?”, escribió en su cuenta de Twitter.

La publicación de Cateriano ocasionó una cadena de críticas. ¿Hasta qué punto un premier puede decidir qué se difunde en señal de TV Perú que es un medio independiente al poder político?

La Revolución y la tierra es un documental rigurosamente ceñido a la historia. No hacerlo pasar por la televisión estatal cuando pudiste hacerlo fue una opción sesgada políticamente. Solo te molestan los sesgos cuando no coinciden con tu opción política”, respondió el historiador Nelson Manrique.

Por su parte, el historiador José Ragas, refirió que sin importar en qué fecha lo transmitían, la difusión del documental hubiera sido igualmente criticada.

“En realidad, no importa en qué fecha hubiesen transmitido este documental en señal abierta. Igual iban a criticar que lo emitan o pedir que no lo pasen. Y muy posiblemente ningún otro canal lo iba a pasar”, escribió.

¿Y la libertad de expresión?

Lo que llama la atención es que la campaña de censura venga del sector que se autodefine como liberal, que terminan actuando como los más rancios sectores conservadores.

El escritor y periodista Marco Avilés consideró que el anuncio de Cateriano representaba “la clásica contradicción de quien se enuncia liberal en la política desde la nostalgia feudal”.

La crítica de cine y directora de la revista especializada Desistfilm, Mónica Delgado, sostiene en su columna del portal Wayka que el sector conservador tiene temor de que se conozca la historia real del país.

“Afloró el temor conservador a que la historia del país se conozca, a que la gente se informe y tome sus propias decisiones, en tiempos de Ivermectina y fake news”, escribe Delgado.

Asimismo, considera que “esta es una oportunidad para que se apliquen de una vez políticas de difusión del cine peruano en el canal estatal, con adquisiciones de largos y cortometrajes, en programaciones sostenibles, más aún en tiempo de pandemia”.

¿”No es oportuno”?

En los últimos meses, el rubro literario ha publicado libros directamente relacionados con partidos políticos que compiten en las elecciones presidenciales.

Así tenemos el libro “Plata como cancha” (Aguilar, 2021), del periodista  Christopher Acosta, quien hurgó en el pasado político y judicial del candidato por Alianza para el Progreso, César Acuña.

También está el libro “El último dictador. Vida y gobierno de Alberto Fujimori” (Debate, 2021), del politólogo José Alejandro Godoy, quien muestra “los manejos del poder durante una década de violencia, corrupción y autoritarismo, cuyos efectos pueden rastrearse aún en nuestra época”.

La revolución y la tierra

El documental de Gonzalo Benavente relata la toma de poder de Juan Velasco Alvarado, mediante un golpe de estado en 1968, quien luego instauró el Gobierno Revolucionario de las Fuerzas Armadas y ejecutó la Reforma Agraria.

La acción se efectuó contra el poder oligárquico que controlaba el país en base a la gran propiedad de la tierra, y que una vez expropiada, derivó su poder a otras áreas de la producción como las finanzas y el comercio.

El documental tiene el acierto de mostrar la estructura de clases y las profundas divisiones estructurales en la sociedad peruana y develar la raíz de los grupos de poder económico que controlan los resortes de la política peruana. 

La larga lucha por la tierra buscó derrumbar aquella muralla entre patrones y siervos que sigue dividiendo al Perú hasta el día de hoy.

Sin embargo, la ley de Reforma Agraria de 1969 marcó un antes y un después en los rostros y en las historias oficiales de nuestro país, un cambio profundo que el cine peruano logró reflejar y encapsular en algunas de sus películas más notables, construyendo un gran imaginario que hoy volvemos a descubrir.

A puertas de las elecciones, ¿a quiénes no les conviene recordar todo esto?

 

Te puede interesar:

 

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario