Servicios en comunicación Intercultural

COVID-19 afecta a indígenas en la triple frontera: Brasil, Colombia y Perú

Indígenas Ticuna y Yagua en riesgo de contagiarse de coronavirus por falta de control en la triple frontera Perú, Colombia y Brasil.

Servindi, 23 de abril, 2020.- Los pueblos Ticuna y Yagua ubicados en la triple frontera Brasil, Colombia y Perú temen por su vida debido a diecisiete casos confirmados de contagio del Covid-19 en el trapecio amazónico al 20 de abril.

"Estamos muy preocupados por su cercanía a nuestras comunidades, ya que hay dos contagiados por el lado peruano, cuatro en Leticia (Colombia) y once en Tabatinga (Brasil)" informó Francisco Cayetano, presidente de la Federación de Comunidades Ticuna y Yaguas del Bajo Amazonas (Fecotyba).

"A pesar de este peligro, las comunidades y foráneos no respetan cuarentena y salen a comprar víveres en Tabatinga y Leticia. Corremos un gran riesgo para nosotros los pueblos indígenas Ticuna”, agregó Cayetano.

Debilidades en la zona de Perú

En la zona de Perú, en Santa Rosa de Yavarí, hay dos indígenas contagiados y no hay equipamiento medico para atenderlos ni siquiera en la ciudad, advirtió un informe de la Organización de los Pueblos Indígenas del Oriente (ORPIO).

“El virus de la COVID-19 ya se encuentra en nuestra zona de los pueblos Ticuna, especialmente en Santa Rosa que se encuentra en la frontera con Brasil y Colombia", pueblo que tiene mucha movilidad transfronteriza.

Los médicos atienden sin protección con el riesgo de contagiarse. La zona peruana se encuentra abandonada, no hay presencia del Gobierno y los caseríos y comunidades indígenas viven en riesgo constante de contagio, detalla ORPIO.

En la no hay control policial, ni militar y las embarcaciones siguen transitando con normalidad, situación que pone en riesgo a las comunidades, ya que foráneos siguen viajando y no cumplen con la cuarentena. No hay sanción, ni prevención.

La FECOTYBA mostró con pruebas fotográficas como intrusos o desconocidos ingresan a sus territorios.

"Queremos que las autoridades tomen medidas urgentes antes que se propague el virus en las comunidades. Aquí en la frontera no contamos con nadie, no hay medicina, ni alimentos".

"Estamos seguros si no se hace caso, las personas foráneas nos puede infectar y esto nos va a traer muchas consecuencias y la situación será un caos total" dijo Francisco Cayetano.
 

Foto tomada por FECOTYBA que demuestra cómo embarcaciones siguen transitando sin cumplir cuarentena, poniendo en riesgo a las comunidades ticuna.

Lo único que tenemos es un centro médico abandonado en Caballococha

El  único centro médico que cuentan las comunidades de la zona es el hospital de Caballococha que se encuentra en una situación crítica, abandonado y sin implementos de seguridad.

Es el más cercano para atender a indígenas ticuna y yagua, y a media hora de la comunidad de Cushillococha. Pero, a cuatro horas de distancia en peque de la C.N. Bellavista de Cañaru, y a siete horas de la C.N. Gamboa.

La única infraestructura de salud no tiene implementos médicos. Solo se aprecia un letrero que indica que solo atiende emergencias y la recomendación, a modo de advertencia, de que se queden en su casa si es que no quieren morir de coronavirus.

Centro de salud de Caballococha

"Hacemos un llamado a las autoridades y las organizaciones internacionales a que nos apoyen con mascarillas, gel de alcohol, jabón y todo material de desinfección para protegernos" dijo el presidente de FECOTYBA.

"Específicamente, pedimos que nos ayuden para dotar de bioseguridad a las postas porque en el centro de salud de Caballococha, no contamos con esos materiales» señaló el líder ticuna.

Masiva renuncia de personal medico en Leticia, Colombia

La preocupación por parte del lado peruano y pueblos indígenas, también se agrava con la reciente renuncia masiva del personal del Hospital San Rafael, en Leticia, por ausencia de garantías para atender los casos de COVID–19 en la zona de frontera.

Cerca de veinte médicos generales y especialistas del único hospital público de Leticia en Colombia renunciaron a sus puestos por no contar con garantías laborales, ni de seguridad para atender casos de coronavirus.

Denuncian que la Gobernación de Colombia no ha cumplido con sus anuncios de hace un mes de construir zonas de aislamiento y dotación de elementos de bioseguridad en la institución.

FECOTYBA y ORPIO temen que las renuncias masivas de personal sanitario se replique en el hospital Santa Rosa de Yavarí o en el Centro de Salud de Caballococha.

 

Carta de renuncia masiva de personal medico de Leticia suscrita el 20 de abril de 2020.

ORPIO, como organización representativa de los pueblos indígenas amazónicos de la región Loreto pide a las autoridades de salud, al Gobierno Regional y al presidente Vizcarra, atención prioritaria y de emergencia en las zonas de frontera.

"No permitamos que los hermanos indígenas se enfermen y todas las comunidades indígenas desaparezcan" señala el informe de ORPIO..

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario