Pérdida de biodiversidad: uno de los principales desafíos regionales

Servindi, 16 de abril, 2017.- La pérdida de biodiversidad terrestre y marina es uno de los principales desafíos que comparten los diversos países de Latinoamérica y el Caribe sostiene el documento Directrices voluntarias para políticas agroambientales de la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

De acuerdo con el informe existen por lo menos 200 millones de hectáreas de tierra degradadas sobre todo como resultado de prácticas agrícolas insostenibles y otras actividades antrópicas como es el caso de la minería.

El documento es compartido en talleres realizados en diversos países en el marco del Programa de Cooperación Internacional Brasil-FAO que se implementa desde el año 2012 mediante el proyecto "Fortalecimiento de Políticas agroambientales en países de América Latina y el Caribe a través de Diálogo e Intercambio de Experiencias Nacionales".

El desafío regional

América Latina y el Caribe es aún la región que más superficie de bosque ha perdido desde el establecimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

Tal es así que en la década del 2000 al 2010 Suramérica presentó la mayor pérdida de floresta en el ámbito mundial, estimada en cuatro millones de hectáreas por año, mientras las emisiones de dióxido de carbono continuaron en ascenso.

En la pesca marítima —prosigue el informe— la reducción de recursos en esa práctica se refleja en la disminución de capturas, de 20 millones de toneladas en el 2005, a 12 millones en el 2010.

Lo anterior quiere decir que la sobreexplotación pesquera es un tema que requiere atención inmediata en el área, a pesar de la gran riqueza de recursos que esta presenta.

Todo ello se agrava con el panorama de cambio climático y sus efectos en la temperatura de los océanos, lo cual hace más vulnerable los recursos en sobreexplotación.

Al mismo tiempo las poblaciones humanas más pobres enfrentan un mayor riesgo de desastres, al aumentar su vulnerabilidad frente al cambio climático y las amenazas naturales.

Añade el texto en ese sentido que con una población actual de 600 millones de personas y una proyección de llegar a 800 millones en el 2050, esta zona geográfica experimenta una creciente presión sobre sus recursos naturales.

Identifica entre los sectores sociales más vulnerables a la agricultura familiar y campesina, los pescadores artesanales, los pequeños productores forestales, puesto que dependen directamente de esas fuentes para su subsistencia y generación de renta.

Fortalecimiento de las políticas agroambientales en países de América Latina y el Caribe

Jessica Lasaza, consultora coordinadora regional del Proyecto de Fortalecimiento de Políticas Agroambientales de la FAO, sostiene que el programa constituye una herramienta para reducir la pobreza rural y la inseguridad alimentaria en el contexto de cambio climático en países de la región.

El proyecto realiza diagnósticos nacionales y selecciona casos de políticas destacadas, para evaluar convergencias en la incorporación ambiental por parte de los sectores productivos.

El propósito es analizar cómo se asume el desafío de adecuar las metas de crecimiento económico a las necesidades de conservación de los recursos naturales, equidad y justicia social, seguridad alimentaria y promoción de la salud ambiental y humana.

En una primera etapa, la iniciativa se llevó a cabo en Brasil, Chile, Colombia, México y Nicaragua. Posteriormente, se incorporaron Costa Rica, Cuba, Panamá y Paraguay.

Las directrices voluntarias agroambientales

Uno de los resultados de los estudios nacionales de diagnóstico de políticas agroambientales, sus lecciones aprendidas y por medio de un amplio proceso de diálogo, en los países y a nivel regional, se consensuaron las Directrices Voluntarias para Políticas Agroambientales en América Latina y el Caribe.

Las citadas directrices publicadas en 2016 tienen el objetivo de orientar a los Estados para mejorar sus políticas bajo un enfoque agroambiental que vincule territorio, medioambiente y economía de manera más integrada y armónica.

Ello solo es posible mediante la interacción con los distintos actores sociales, y la consecución de la seguridad alimentaria y nutricional ante un escenario de cambio global.

Actualmente, se inició el proceso de divulgación y diálogo sobre las Directrices Voluntarias y el desarrollo de una propuesta de indicadores para políticas agroambientales en ALC.

Estudios nacionales sobre Políticas Agroambientales

Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, México, Nicaragua, Panamá y Paraguay sistematizaron diversos instrumentos de política productivas que incorporan variables ambientales consideradas exitosas.

Los estudios han sido discutidos en diversos talleres e instancias de diálogo intersectoriales a nivel nacional y regional, donde han contado con la participación de representantes del gobierno, del sector privado, organizaciones comunitarias, asociaciones civiles, entidades de investigación y la academia; obteniéndose conclusiones, recomendaciones y lecciones aprendidas de manera consensuada.

Presenta las políticas agroambientales del país, partiendo de cuestiones como las condiciones actuales, a quienes se destinan, su funcionamiento y algunos resultados.

Documenta, sistematiza y analiza el efecto de políticas implementadas del país, incluyendo un análisis de los pilares básicos de la regulación del sector silvoagropecuario; del marco regulatorio medioambiental; de las instituciones gubernamentales que regulan al sector.

Aborda desde la perspectiva de las políticas y experiencias la incorporación de los principios de seguridad y soberanía alimentaria, conservación ambiental, cambio climático, sostenibilidad, fomento de agricultura no convencional, orgánica o ecológica y el mejoramiento del bienestar de la población colombiana.

Destaca diversos instrumentos de política pública del país con enfoque agroambiental y elegidos por sus logros alcanzados. Además, presenta el marco sectorial, institucional y normativo del sector silvoagropecuario y agroambiental.

Producto de un amplio proceso participativo, el estudio sistematiza y analiza casos de políticas agroambientales, identifica desafíos a ser abordados y presenta la estructura y el marco administrativo, institucional y normativo del sector silvoagropecuario.

Analiza cuatro programas agroambientales llevados a cabo en el país, valorando su potencial como políticas públicas agroambientales o sustentables del país.

Sistematiza la experiencia de aplicación de políticas públicas que han iniciado el proceso de fomento de la agricultura ecológica y orgánica, a partir del enfoque agroambiental; la sistematización de siete fincas agroecológicas y la gestión del conocimiento agroecológico.

Presenta el marco normativo e institucional, de los sectores ambiental y agropecuario y destaca tres experiencias de instrumentos de políticas públicas exitosas en la incorporación de condiciones agroambientales. 

Describe el marco conceptual, legal e institucional de los sectores agropecuario y ambiental, destacando políticas públicas y planes estratégicos agroambientales desarrollados. Postula lineamientos de políticas agroambientales de los procesos de consulta ejecutados.

Escucha nuestro podcast


Comentarios (2)
Marcos Alonso (no verificado) Lun, 17/04/2017 - 11:09
Creo que al Perú le falta una autentica politica medioambiental seria, que le permita aprovechar realmente los recursos mediambientales de los que dispone. En mi region, San Martin , a pesar de los inmensos recursos hidricos de los que dispone hay escasez de agua y lo que no esntendemos es que no podemos confiar todo el desarrollo unicamente al turismo tarapoto
Oso de Anteojos (no verificado) Mar, 18/04/2017 - 12:24
Amigo Marcos Alonso, ciertamente tu opinión es bastante certera, pero a ello debemos considerar adicionarle el tema de que nuestros Gobernadores Regionales poco o nada interés tienen en las Políticas de Protección Ambiental. Lo poco que conozco y que como función ambiental lo tienen dentro del marco de la Ley de los Gobiernos Regionales, hay muchísimas funciones dormidas o en letargo inducido... hay bastante, pero de ahí a desarrollar proyectos para Implementarlo, es otra cosa, por otro lado, considérese también que casi todos los Equipos Técnicos (profesionales de apoyo o asesores de los Gobiernos Regionales), están enfocando muchísimos esfuerzos a desarrollar proyectos típicos y como de temas Ambientales saben poco, poco hacen por ello... no solo es plantar arboles!. La Región Verde o San Martin en cierta forma ha podido avanzar un poco mas que las otras regiones... que interesante seria pensar en tener un premio Nacional a aquellas Regiones que presenten proyectos enfocados en este sector, pero cuando se planteen por favor haganlo con buenos millones y no como viene pasando actualmente, por Ejemplo la Región Pasco, durante el presente Año 2017 cuenta con un Plan Inversiones de 432 millones de soles, aqui hay escuelas, carreteras, postas y todo tipo de proyectos, ...nada hay de temas ambientales, así están casi todas las Regiones... Existe toda un serie de necesidades que pueden convertirse en Proyectos de Ley en las que del total de fondos anuales destinados a los Gobiernos Regionales al menos el 10% deben ser considerados para inversiones en proyectos ambientales, en ese sentido la region mencionada tendria no menos de 43 millones para el año 2017.
AÑADE UN COMENTARIO
CAPTCHA
This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.