Servicios en comunicación Intercultural

El riesgo de crecer sin precaución (Parte 2)

La hoja de ruta de las obras públicas para la próxima década se habría construido solo siguiendo criterios económicos. Sectores ambientales e interculturales brillaron por su ausencia en la elaboración del Plan Nacional de Infraestructura. Todo esto mientras una consultora internacional alista mapa interactivo de proyectos estatales para el Estado Peruano. ¿Es esta la mejor manera de alcanzar el desarrollo?

Por José Carlos Díaz Zanelli

Servindi, 17 de noviembre, 2016.- Como se ha mencionado en la nota anterior, el Plan Nacional de Infraestructura tiene como uno de sus principales objetivos cerrar la brecha de infraestructura que aqueja al país de cara al 2025. La inversión a realizarse, incluyendo una deuda que se contraería con el Banco Mundial, asciende a 159 mil millones de dólares.

No obstante, en medio de este escenario cabría preguntarse con qué criterio se elaboró y definieron las prioridades en dicho plan. Servindi pudo comunicarse con organizaciones civiles que participaron de manera no vinculante en reuniones previas a la presentación oficial del plan por parte de AFIN, las mismas que dan cuenta de algunas graves omisiones. 

Según las fuentes consultadas, en la elaboración del Plan Nacional de Infraestructura no participó ningún organismo público vinculado al medio ambiente o el desarrollo cultural. Es decir que ni los ministerios de Ambiente, Cultura u organizaciones civiles especializadas formaron parte de manera vinculante en la elaboración del documento que definirá la hoja de ruta de construcción de obras durante la próxima década.

Criterios y omisiones

Otro aspecto cuestionable durante la elaboración del Plan Nacional de Infraestructura son los criterios con los que se priorizará el gasto público. Y es que como bien lo insinúa el eslogan del documento: “Un plan para salir de la pobreza”, el único criterio que se estaría utilizando es el económico.

Es decir que no se estaría tomando en cuenta criterios como el impacto ambiental o el costo social de invertir en determinados sectores. Las ausencias más clamorosas en el marco de la elaboración del Plan Nacional de Infraestructura sin duda alguna son la del Ministerio del Ambiente y el Viceministerio de Interculturalidad. 

A propósito, se ha encargado la realización de un mapa interactivo que detallará las obras necesarias a una empresa de capital norteamericano y británico dedicada a los estudios de cálculo de nombre Ernst & Young (EY). Dicho mapa deberá ser enviado a los diversos sectores involucrados en el Plan Nacional de Infraestructura para la ejecución de sus respectivas obras.

Para terminar cabe detallar un aspecto. Servindi extendió la solicitud del mapa realizado por EY a diversos sectores, esto a través de carta de acceso a información por transparencia. Incluso estas peticiones se realizaron por intermedio del despacho de la congresista del Frente Amplio, Tania Pariona. Sin embargo, hasta el momento no se tiene respuesta de las entidades públicas.

Dato:

El actual marco jurídico de las asociaciones público-privadas beneficia sustancialmente al sector privado, en tanto obliga al Estado a dar una garantía financiera a la empresa privada.

Decreto Legislativo N° 1012. Artículo 11.2:

…obligaciones de pago a cargo del Estado a favor del privado, correspondientes a las garantías que el primero haya otorgado a fin de mejorar el perfil de riesgo del proyecto e incentivar la participación privada

Esto quiere decir que si alguna de las obras estimadas en el Plan Nacional de Infraestructura no es rentable, será el Estado peruano el que garantice el retorno económico a la empresa privada. Es decir, que el dinero de los contribuyentes completaría las ganancias que la empresa no alcance durante su concesión. 

 

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario