Servicios en comunicación Intercultural

Pueblo Achuar reafirma rechazo a GeoPark en su territorio ancestral

Foto: Fenap

Servindi, 29 de julio, 2018.- La Federación de la Nacionalidad Achuar del Perú (FENAP) reafirmó su rechazo al ingreso de la petrolera GeoPark a territorios ancestrales del pueblo Achuar, en la Amazonía peruana.

La empresa, con sede en Chile, tiene licencia para explorar el Lote 64 el cual se sobrepone a una parte importante del territorio ancestral Achuar en la cuenca del río Pastaza.

Fuente de la imagen: Diario Gestión

Días antes de la reunión anual de accionistas de GeoPark la FENAP acusó a GeoPark de fomentar conflictos entre comunidades indígenas de la zona.

Durante la semana pasada difundieron un nuevo video desde el portal de Amazon Watch, en el que representantes de docenas de comunidades Achuar se movilizan en oposición a GeoPark.

El lanzamiento del video se efectuó el 20 de julio tras una audiencia en Iquitos, Perú, en la que FENAP enfatizó su petición de anular el Lote 64 por haberse creado en 1995 sin consulta ni consentimiento de las comunidades Achuar.

Jeremías Petsein Peas, presidente de la FENAP, la cual abarca 45 comunidades achuar que viven en las cuencas del Pastaza y Morona afirma:

“En varias oportunidades como la asamblea ordinaria de FENAP hemos dicho que no con la empresa GeoPark. Hemos visto todas las consecuencias negativas, como las contaminaciones, que surgen dentro de nuestro territorio cuando ingresa la empresa petrolera. A nombre de FENAP, rechazo rotundamente la entrada de la empresa GeoPark dentro de nuestro territorio” Jeremías Petsein

Advirtieron que este litigio representa un claro riesgo para GeoPark, sobre todo con el precedente de la revocación de contratos petroleros en Lotes 116 en 2017 por falta de consulta previa.

En su Actualización Operativa para el Segundo Trimestre de 2018, Geopark anunció que había finalizado el estudio de impacto ambiental para iniciar operaciones en el campo Situche Central en el Bloque Morona, del Lote 64.

Detalló que entregó el estudio al Servicio Nacional de Certificación Ambiental (SENACE) el 2 de julio de 2018, después de más de un año de recolectar información en la cual se involucró a las comunidades locales.

Fracasos y territorio en disputa

La intención de imponer actividades petroleras en el Lote 64 es una historia de fracasos ante la indoblegable resistencia del pueblo Achuar. De hecho, por lo menos tres petroleras –Talismán, Occidental, y ARCO– trataron de iniciar operaciones en este lote fallaron, debido en parte a las campañas de resistencia Achuar.

Además, GeoPark se niega a reconocer que los pozos de producción dentro del campo Situche Central se localizan en territorio en disputa.

La zona es reclamada tanto por un grupo pequeño de comunidades achuar pro-petróleo y por una mayoría de comunidades achuar dentro del Lote 64 que se oponen con vehemencia a la actividad petrolera.

 

El avivamiento del conflicto

Cabe destacar que la presencia petrolera está asociada aal fomento de la conflictividad. En 2009 Talisman Energy, entonces operadora de la concesión, transportó en helicóptero a hombres achuar armados con escopetas para enfrentarse con familias de la FENAP quienes se habían concentrado en Situche Central para protestar contra las operaciones petroleras.

En 2014 el Ministerio Público formuló acusaciones contra Talismán por la comisión del delito contra la humanidad en la modalidad de “intento de genocidio” por haber provocado un enfrentamiento que casi resultó en violencia física entre familiares achuar.

En su último comunicado público, FENAP también acusa a GeoPark de utilizar estrategias similares para intentar dividir y vencer al pueblo Achuar.

“GeoPark está engañando a sus accionistas e inversionistas sobre la situación conflictiva a la que se enfrenta en el Lote 64 en Perú. Sus inversionistas deben anticipar que la actividad de GeoPark en territorio Achuar será una desventaja, llena de riesgos legales, financieros, y reputacionales. Petroleras más grandes y sofisticadas no avanzaron allá; ¿Por qué piensa GeoPark que tendrá éxito?" Andrew Miller, Director de Incidencia para Amazon Watch

Un lote petrolero ¿inviable?

El Lote 64, localizado en  el norte de la Amazonía peruana al lado de la frontera con Ecuador, fue creado en 1995. Desde esa fecha, varias petroleras internacionales han adquirido la concesión para luego abandonarla.

La última en salir fue Talismán, que anunció su salida en septiembre de 2012 y luego transfirió la concesión a la petrolera estatal PetroPerú en 2013. GeoPark adquirió la concesión en octubre de 2014 y recibió aprobación del gobierno para proceder con actividades exploratorias en diciembre de 2016.

Además, compañías como GeoPark no tendrían el capital necesario para llevar a cabo operaciones como la del Lote 64 si no fuera por el financiamiento de instituciones financieras con sede en EE. UU. como JPMorgan Chase y BlackRock.

Una investigación de Amazon Watch documentó que estas instituciones tienen inversiones significativas en GeoPark y otras compañías petroleras que tienen intención de operar en la selva Amazónica y explicó los riesgos en términos de cambio climático, derechos de los pueblos indígenas, y riesgos financieros.

 

 

 

Tags relacionados: 
Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario