Servicios en comunicación Intercultural

Minería ilegal, evasión fiscal y lavado de activos

Por Víctor Torres Cuzcano(1)

CooperAcción, 28 de setiembre, 2016.- Más de 800 km2 de la Amazonia peruana deforestados durante los últimos 15 años(2), porción del pulmón del mundo que supera la extensión conjunta de Barbados y Granada. Cientos de toneladas de emisiones de mercurio, que han contaminado aire, flora, fauna y ríos de dicha región, además de los efectos nocivos en la salud de la población. Trata de personas, que condena a centeneras de mujeres a la explotación sexual. Estos son algunos de los daños ambientales y sociales ocasionados por la minería ilegal en el Perú, aquella que opera en zonas no permitidas por la ley: áreas naturales protegidas y sus respectivas zonas de amortiguamiento, principalmente.

En el Perú, primer productor de oro en América Latina, la minería ilegal se concentra fundamentalmente en la extracción de ese metal precioso. Si bien esta actividad hoy por hoy se práctica a lo largo y ancho del país, la mayor parte de la producción ilegal proviene de una región de la Amazonia peruana que, aunque suene paradójico, se llama “Madre de Dios”.

Pero, la minería ilegal afecta también la caja fiscal, mediante la evasión tributaria y el lavado de activos en el mercado nacional e internacional.

En el Perú, el volumen de oro producido por la minería ilegal, así como el número de productores involucrados, aún se mantienen en el campo de las estimaciones gruesas. En cuanto al número de productores, las cifras fluctúan en torno a 100 mil y 500 mil personas. En lo referente a la producción, el Ministerio de Energía y Minas (MINEM) estima y registra solo una fracción del oro que producen los mineros informales(3) de Madre de Dios.

Conforme la producción de oro se hizo más rentable debido al alza sostenida de la cotización internacional de los metales, la minería ilegal e informal se volvió -a la vez- más extensiva e intensiva, particularmente en Madre de Dios. Según estimaciones propias, esta producción ilegal incrementó en 13.2% la producción de oro que oficialmente se registró en el Perú durante 2003-2015. Obtengo esta diferencia al comparar el volumen de oro exportado con el volumen de oro producido. Es decir, se exportaron 2,516 toneladas, pero se habrían producido solo 2,224 toneladas (según los registros del MINEM).

Durante la última década, entre 2006 y 2015, mientras que la producción de oro de las empresas formales, es decir, aquellas que pagan impuestos, cayó en -29%, la minería ilegal incrementó su producción en 540%. Así, la menor producción de la gran minería desde 2006 fue compensada -en parte- por una minería ilegal boyante pero que evade impuestos. Durante dicho período, de cada 100 toneladas de oro que se produjo en el país, 20 se obtuvieron de manera ilegal o informal.  Es más, esta actividad representó -en promedio- la cuarta parte de la producción de oro del país durante los últimos cinco años (2011-2015) (ver gráfico 1).

 Gráfico 1

                Fuente: Ministerio de Energía y Minas (MINEM) / Elaboración propia.

Durante 2012-2014, la minería ilegal disminuyó después de haber registrado una tendencia ascendente. ¿Qué otros factores distintos a la caída del precio internacional del oro influyeron en este resultado? Desde al menos 2012, parte del oro obtenido por la minería ilegal e informal en el Perú fue contrabandeado hacia Bolivia, desde donde fue exportado hacia el resto del mundo. Las acciones del gobierno peruano contra la minería ilegal e informal obligaron a trasladar parte de esta producción hacia el vecino país “usando ‘mulas humanas’, carros blindados y avionetas para evadir su captura.”(4) Medios bolivianos(5) confirman que los productores de oro peruanos hacían fila en la ciudad de la Paz (en la popular zona de la “Garita de Lima” o en la calle “Tarapacá”) para vender el oro transformado en barra.

Las estadísticas que he analizado muestran una estrecha correlación negativa entre la producción de la minería informal de Madre de Dios en el Perú y las exportaciones de oro en Bolivia durante 2012-2015: la menor o mayor producción de oro en Madre de Dios se correlaciona con la mayor o menor exportación de oro en Bolivia, respectivamente. Durante 2015, la producción informal de Madre de Dios se recupera, lo cual coincide con una contracción de las exportaciones de este metal en Bolivia (ver gráfico 2).

Gráfico 2

       Fuente: Instituto Nacional de Estadística de Bolivia y MINEM (Perú) / Elaboración propia.

Del total del oro que el Perú exportó durante 2003-2015, estimo que US$ 17,359 millones se habrían originado en la producción ilegal e informal, monto que representa el 22.0% del valor del oro exportado en dicho período. Dicho monto es una buena aproximación a la magnitud del lavado de activos que la minería ilegal efectúa en el mercado nacional e internacional. Solo durante 2015, la minería ilegal habría movilizado cerca de US$ 1,600 millones.

Los medios que la minería ilegal utiliza para el lavado de activos son variados. Por ejemplo, el cuarto exportador de oro del Perú durante 2013 está vinculado a la compañía Axbridge Corp., registrada en Islas Vírgenes Británicas, que estaba siendo investigada por la justicia peruana “por sus nexos con la minería ilegal en Madre de Dios, Cusco y Puno…”(6). De otro lado, en agosto de 2013, se hizo público que Rocío Torres Carcasi, una peruana que durante años extrajo oro de manera informal en la región de Puno, había comprado una finca taurina en España valorizada en US$ 8 millones(7).

¿Cuál es la magnitud de la evasión fiscal de la minería ilegal en el Perú? En el cuadro 1 estimo la evasión del impuesto a la renta que grava las utilidades de las empresas a partir de los US$ 17,359 millones que he calculado como producción ilegal e informal de oro en el Perú durante 2003-2015. La utilidad antes de impuesto resulta de aplicar el porcentaje de margen de ganancia sobre dicho total. La evasión se estima al aplicar la tasa del impuesto sobre la utilidad así obtenida.

En la minería ilegal, el margen de ganancia aumenta en función del grado de mecanización del método de producción utilizado. Si tenemos en cuenta que la mayor parte de la producción aurífera ilegal e informal se concentra en Madre de Dios, región donde predomina el uso de métodos más mecanizados, es válido asumir que la evasión fiscal más probable es aquella que se estime con un margen de ganancia que se aproxime al que obtienen los productores más mecanizados. Según estudios de campo publicados por la ONG CooperAcción, 36.8% es el margen de ganancia promedio para el conjunto de métodos de producción en Madre de Dios.

Cuadro 1

Tomando en cuenta este margen de ganancia, encuentro que la minería ilegal e informal evadió el impuesto que grava la utilidad empresarial en US$ 1,905 millones durante 2003-2015; es decir, US$ 147 millones en promedio anual. Los mayores montos de evasión se registraron entre 2007 y 2011, cuando la cotización del oro alcanzó sus máximos niveles y proliferaron los productores y exportadores “golondrinos”(8) (ver gráfico 3).

Gráfico 3

          

Fuente: MINEM, BCRP /  Elaboración propia

La menor evasión registrada entre 2012 y 2014 puede explicarse por las acciones que emprendió el gobierno peruano contra la minería ilegal e informal desde fines de 2011. Sumado a la baja del precio del oro, ambos factores influyeron en la menor producción de la minería ilegal e informal. Pero, también tuvo que ver el ya mencionado contrabando hacia el mercado boliviano. Sin embargo, durante 2015 la producción ilegal e informal se recuperó, y la evasión fiscal subió en poco más de 9%, alcanzando la cifra de US$ 164 millones. En este reciente resultado habría influido el control ejercido por el gobierno boliviano sobre sus exportaciones de oro, lo cual dificultó el contrabando de este metal desde el Perú hacia Bolivia; es decir, la producción ilegal e informal se quedó en el Perú.

Así, la minería ilegal y sus efectos en la contaminación ambiental, la evasión fiscal y el lavado de activos, no solo afectan al Perú: es un problema internacional cuya solución requiere de un esfuerzo coordinado.

Notas:

(1) El artículo resume y actualiza los principales temas abordados por el autor en el libro Minería ilegal e informal en el Perú: Impacto socioeconómico. Lima: CooperAcción, agosto de 2015. Fue publicado en el Blog CIATalk del Centro Interamericano de Administraciones Tributarias (CIAT) el 14 de septiembre de 2016: http://www.ciat.org/index.php/es/blog/item/345-miner%C3%ADa-ilegal-evasi%C3%B3n-fiscal-y-lavado-de-activos.html

(2) Cf. Ministerio del Ambiente: La lucha por la legalidad en la actividad minera (2011-2016). Informes Sectoriales N° 12. Lima: MINAM, julio de 2016.

(3) El minero informal es aquel que si bien extrae oro al margen de la reglamentación establecida por las autoridades competentes, no lo hace en zonas prohibidas por la ley.

(4) Informe elaborado por Mitra Taj para Reuters en noviembre de 2014. http://lta.reuters.com/article/topNews/idLTAKCN0J91WL20141125?pageNumber=1&virtualBrandChannel=0

(5) Ver por ejemplo: http://www.la-razon.com/index.php?_url=/suplementos/informe/Garita-Lima-compran-oro-kilos_0_1733826703.html

(6) Cf. http://elcomercio.pe/peru/madre-de-dios/mitad-exportadoras-oro-mira-mine....

(7) Cf. http://larepublica.pe/11-08-2013/la-reina-de-la-rinconada-compra-la-finca-de-rocio-jurado-y-jose-ortega-cano  

(8) Productores y/o exportadores de oro que efectúan estas actividades de manera muy esporádica. Se trataría de agentes económicos que se mueven entre la formalidad y la ilegalidad.

----
Fuente: CooperAcción: http://cooperaccion.org.pe/main/advanced-stuff/cooperaccion-informa/636-mineria-ilegal-evasion-fiscal-y-lavado-de-activos-por-victor-torres-cuzcano
Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Comentarios

Los niveles de contaminación de las tierras y de los recursos hidricos se vuelven exponencialmente cuánticos casi imposible de controlar, para lo cual es aconsejable un programa de forestación intensivo con especies captadoras de metales pesados.

Sdos Cordiales

Añadir nuevo comentario