Servicios en comunicación Intercultural

La niña y el cantor, por José Luis Aliaga

Celendín, Calle del Comercio, 1950. Óleo de Jorge Chávez Silva, "Charro". Fuente: https://celendinpm2.blogspot.com/ Fuente:

Servindi, 27 de marzo, 2021.- Como todas las semanas compartimos un relato del escritor y comunicador José Luis Aliaga Pereira, quién desde la realidad de su natal Celendín, provincia de Cajamarca, nos brinda pinceladas de la realidad rural desde la mirada de la gente trabajadora del campo.

Los relatos del estimado Palujo –seudónimo literario– ya sean crónicas o cuentos, tienen esa sensibilidad peculiar de descubrir en los detalles una realidad que trasciende al evocar las emociones que despiertan la lucha por la justicia social y ambiental.

José Luis Aliaga Pereira con el legendario luchador social Hugo Blanco Galdós, ícono de las luchas campesinas, indígenas y ambientales del Perú.
 

La niña y el cantor

Por José Luis Aliaga Pereira*

Apareció una tarde en el pueblo; sí, el mismo que vivía indiferente a la destrucción que lo amenazaba, como una espada al cuello, desde que llegaron los ambiciosos por el oro que nutre sus montañas. Al inició, parecía un tímido cantor con hermosísima voz. Pero después, cuando la gente se aglomeró a su alrededor, sonriente y seguro de sí mismo, se puso de pie, y su canto, como el aire tibio del verano, acarició el alma de todos.

Un anciano, conmovido por las melodías, se acercó al artista y quiso obsequiarle dos monedas. El cantor movió la cabeza de un lado a otro, le dijo que no, y continuó con su canción que se hizo potente y se escuchó por los lugares más recónditos de la ciudad.

Fue una niña la que descubrió algo en los ojos del artista que, al igual que sus melodías, la conmovió. Entonces, acercóse despacio para, sorpresivamente, darle un beso en la mejilla. El artista la miró tiernamente y al instante su voz sonó como el trinar de los pájaros libres del campo. 

Más tarde, cuando el cantor, así como había llegado se marchó, la gente corrió con dirección a la casa donde vivia la niña. Querían saber acerca del hombre de melodiosa voz.

Cuán grande fue su alegría al escuchar, a pocos metros de la casa, la voz del cantor:

"Hay que defender nuestros sueños,
¡salvar al mundo de la devastación!;
solos y al inicio parecerán pequeños,
pero juntos y unidos serán montón".

Cuando miraron por la ventana de la casa, su sorpresa fue tan grande como su alegría. No era el poeta el que cantaba: era la niña que había aprendido letra y melodía. 

En ese instante, ¡todos entonaron la canción!

 

Te puede interesar:

El preso, cuento de José Aliaga Pereira

Fuente de la imagen: Perurec.com

Fuente de la imagen: Perurec.com

Servindi, 20 de marzo, 2021.- En esta ocasión compartimos no una crónica, sino un cuento titulado "El Preso" del escritor y comunicador José Luis Aliaga Pereira, quién desde la realidad de Cajamarca evoca el sentir de todas las luchas sociales. Seguir leyendo...

 

"Un alto en el camino", crónica sobre el asesinato de un líder defensor del agua

Sepelio del líder rondero Hitler Rojas, quién habría sido asesinado por mandato de Odebrecht, según evidencias.

Servindi, 5 de marzo, 2021.- El escritor, comunicador y activista ambiental José Luis Aliaga Pereira nos entrega una nueva crónica que recuerda el vil asesinato de un líder especial: Hitler Ananías Rojas Gonzales. Seguir leyendo...


Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario