Servicios en comunicación Intercultural

Condenan a Plantaciones de Pucallpa por destruir 5000 ha de bosques

Una de las plantaciones de aceite de palma. Foto cortesía de Agencia de Investigación Medioambiental.

La deforestación y las amenazas a los líderes comunitarios continúa.

FPP, 24 de mayo, 2017.- En una declaración pública inicial emitida en su sitio web, el Panel de Quejas de la RSPO (Mesa redonda sobre el aceite de palma sostenible) condenó a Plantaciones de Pucallpa (PdP) por su destrucción de bosques primarios en violación de los código de prácticas de la RSPO.

Los hallazgos de la RSPO vienen pese a la retirada de PdP de la membresía en octubre de 2016. Queda pendiente un informe completo del panel de quejas que aborda los impactos sobre los derechos de los pueblos indígenas.

El Panel de quejas de la Mesa Redonda sobre el aceite de palma sostenible (RSPO, por sus siglas en inglés) ha encontrado que, durante el periodo en que era asociado, del 14 de octubre de 2013 al 12 de octubre de 2016, Plantaciones de Pucallpa (PdP) (Perú) incumplió el Código y Conducta de la RSPO y los Principios y Criterios de la RSPO (RSPO P&C).

Después de más de un año de deliberación que incluyo un análisis independiente satelital contratado por la RSPO, el Panel de Quejas (CP) coincidió con la denuncia presentada en diciembre de 2015 por la comunidad Shipibo de Santa Clara de Uchunya de que el PdP había deforestado más de 5000ha de bosques incluyendo bosques primarios. 

Vista aérea de la región de Nueva Requena muestra maquinaria pesada trabajando en una plantación. Foto cortesía de la Agencia de Investigación Medioambiental

Al hacerlo, no había cumplido con las restricciones de la RSPO sobre la conversión de los bosques primarios a plantaciones, las medidas para abordar los riesgos para los bosques considerados que tengan un alto valor de conservación (HCV) y los requisitos para disponer de toda la información sobre los planes para la deforestación y las nuevas plantaciones a la RSPO y a las comunidades afectadas. 

En la mayoría de las circunstancias, el CP raramente emite resoluciones después de que las empresas se hayan retirado de la membresía de la RSPO. Sin embargo, en este caso el CP encontró que “existen evidencias claras de que habría habido una responsabilidad de indemnización” pero señala que “estas conclusiones y decisión solo son de valor moral y persuasivo, y no pueden ser aplicadas, dado que Plantaciones de Pucallpa se retiró como miembro de la RSPO.”

Desde que sus operaciones comenzaron en territorio Shipibo, la empresa PdP, (que luego de su retiro del RSPO ha transferido sus bienes a una nueva empresa Ochosur SAC) ha estado envuelta en controversia. A pesar de sucesivas sentencias, multas y suspensiones por parte de diferentes agencias gubernamentales peruanas, las operaciones continúan. En las últimas semanas miembros de la comunidad han reportado más destrucción de bosques para ampliar la plantación y más amenazas de muerte.

Un miembro de la comunidad, Huber Flores Rodríguez, cuya casa y chacra están cerca de la plantación ha reportado recientemente varios incidentes en los que ha sido rodeado por la noche por grupos de hombres. El Sr. Flores denuncia que se trata de individuos con estrechos vínculos con la compañía de aceite de palma y una mafia local de tráfico de tierras conectada con la oficina regional del Ministerio de Agricultura. En Febrero 2017 presentado solicitudes de garantías físicas al Ministerio del Interior, pero hasta la fecha no ha habido respuesta.

Dijo Carlos Soria, jefe de la comunidad de Santa Clara de Uchunya: "Estamos prácticamente viviendo bajo asedio en nuestro propio territorio. Casi todos los días hay más expansión de la plantación y cualquier persona que cuestiona a la empresa está amenazada. Nuestras tierras siguen sin título y las plantaciones siguen funcionando. Parece que se están volviendo más audaces al ver que el gobierno no está haciendo nada. ¿Tenemos que morir como Edwin Chota antes de que hagan algo? Y nosotros ¿dónde vamos a vivir? ¿Si nuestro hogar está destruido, que futuro espera a nuestros hijos y nuestras generaciones?".

Dijo el presidente de FECONAU, Robert Guimaraes: "Después de un año de deliberación, la RSPO ha determinado que Plantaciones de Pucallpa destruyeron los bosques primarios y que se debe pagar una indemnización. ¿Pero qué hacen nuestras propias autoridades? Hay demandas que fueron presentadas por la comunidad hace casi 3 años que siguen sin resolverse, el gobierno ordenó la suspensión de las operaciones hace casi dos años pero las plantaciones continúan expandiéndose y la comunidad y sus aliados están sujetos a amenazas cada vez mas agresivos y frecuentes mientras que sus tierras permanecen sin título. Sin embargo, al mismo tiempo el gobierno está recibiendo millones de dólares de los noruegos, los alemanes y el Banco Mundial por su programa para proteger los bosques de Perú y promover la titulación de territorios indígenas. ¿Qué se necesita para que el gobierno finalmente cumpla con sus promesas de proteger los bosques de Perú y nuestros derechos como pueblos indígenas?",

Existe una contradicción en relación a los compromisos de cero deforestaciones asumidos por el estado peruano a nivel internacional y las acciones del estado a nivel local que sigue privatizando territorios indígenas para la expansión de monocultivos de palma aceitera. Exigimos la urgente titulación de territorios de comunidades enfrentados con Actividades extractivas como es el caso Santa Clara de Uchunya que viene siendo afectada enormemente por la expansión de monocultivo de palma aceitera.

Conrad Feather del Forest Peoples Programme señaló: "Saludamos la resolución inicial del CP y esperamos sus conclusiones sobre la violación de los derechos territoriales de los pueblos indígenas. Sin embargo, qué esperanza de justicia o reparación puede haber para las comunidades si las empresas pueden neutralizar una queja simplemente retirándose del RSPO. La RSPO debe abordar esta cuestión si no quiere perder toda su credibilidad en América Latina.”

Dato:

La Mesa Redonda sobre Aceite de Palma Sostenible (RSPO, por sus siglas en inglés) es una asociación sin fines de lucro compuesta por las partes interesadas de los siete sectores de la industria de aceite de palma - productores de aceite de palma, procesadores o comerciantes de aceite de palma, fabricantes de bienes de consumo, minoristas, bancos e inversores, organizaciones no gubernamentales de conservación del medio ambiente o de la naturaleza y organizaciones no gubernamentales sociales o de desarrollo – establecida para desarrollar e implementar estándares mundiales para el aceite de palma sostenible.

La RSPO fue creada en 2004 en respuesta al urgente llamamiento mundial para la producción sostenible de aceite de palma. Los miembros productores del RSPO deben producir su aceite de palma de acuerdo con sus Principios, Criterios y Procedimientos y posteriormente pueden lograr una certificación. Existe un Panel de quejas que procesa quejas presentadas sobre las acciones de los miembros. Este mecanismo de queja es un elemento clave en un sistema de resolución de conflictos y rendición de cuentas que requiere el RSPO para garantizar la integridad de su marca. Para mayor información vea: http://www.forestpeoples.org/topics/responsible-finance/private-sector/palm-oil-rspo y http://www.rspo.org/about.

La denuncia original y las pruebas que se presentaron posteriormente, incluían evidencias incontrovertibles de que PdP había violado muchos de los procesos y principios establecidos por la RSPO, entre ellas:

  • Violación de los derechos territoriales consuetudinarios de Santa Clara (2.2, 2.3, 6.3, 7.5)
  • Violación del derecho al consentimiento previo, libre e informado (2.2, 2.3, 6.3, 7.5)
  • Omisión de hacer un Estudio de Impacto Ambiental (5.1, 7.1) 
  • Omisión de obtener los permisos y autorizaciones gubernamentales (2.1) 
  • Omisión de llevar a cabo un mapeo participativo o algún tipo de auditoría adecuada (2.2, 2.3, 7.5)
  • Violación del principio de no talar el bosque primario (7.1).

En septiembre de 2015, Plantaciones de Pucallpa recibió la orden de parte del gobierno peruano de detener sus operaciones. Investigaciones adicionales de parte del gobierno en mayo de 2016 subrayaron la omisión de cumplir con esta orden, cuando la empresa ni siquiera dejó pasar a la Fiscalía Especializada en Materia Ambiental , lo cual provocó multas de más de $150,000.

En abril de 2015 la RSPO dio la orden a Plantaciones de Pucallpa de detener trabajos, sobre la base de la denuncia interpuesta por Santa Clara de Uchunya.

En el 2010 el Perú se comprometió a tener una deforestación neta de cero para el año 2020, compromiso que ha sido respaldado por donantes internacionales, entre ellos un acuerdo de $300 millones con los gobiernos de Noruega y Alemania. Sin embargo, las estimaciones actuales de deforestación están subiendo: en 2015 la tasa de deforestación subió marcadamente a más de 150 000ha.

Notas:

(1) https://www.youtube.com/watch?v=jCY3_7LOBG4

(2) En 2015, algunas de las personas que amenazaban al Sr. Flores habían recibido certificados de posesión sobre las tierras tradicionales de Santa Clara de Uchunya por parte del Ministerio de Agricultura de la región. Posteriormente estas fueron anulados después de una investigación realizada por parte de la fiscalía ambiental porque habían sido emitidas fraudulentamente. Vea este enlace para más información: http://www.forestpeoples.org/es/topics/el-derecho-la-tierra-y-los-recursos-naturales/news/2016/05/la-fiscalia-ambiental-peruana-docu

----
Fuente: Forest Peoples programme: http://www.forestpeoples.org/es/region/peru/news/2017/05/rspo-condena-plantaciones-de-pucallpa-por-su-destruccion-de-mas-de-5000ha-d
Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario