Servicios en comunicación Intercultural

Absorción atómica dilucidará responsabilidad de Woodroffe

Foto: Swiatoslaw Wojtkowiak

El resultado confirmará si el extranjero canadiense Sebastian Woodroffe es el autor de los disparos que provocaron la muerte de la defensora cultural Olivia Arévalo.

Servindi, 23 de abril, 2018.- Luego de conocerse el fatal desenlace de Sebastian Woodroffe —presunto asesino de Olivia Arévalo—, se espera el resultado de la absorción atómica de su cadáver para confirmar si fue responsable del crimen cometido contra la defensora cultural.

De esta manera, los peritos de criminalística darán cuenta si el canadiense fue el autor de los disparos que acabaron con la vida de la sabia espiritual, originaria del Shipibo Konibo.

Olivia fue ultimada con balas de calibre 380 Auto, marca Win y fueron disparadas desde una pistola automática, informó el diario La República.

La prueba de absorción atómica fue enviada a Huancayo y los resultados se conocerán durante la semana. 

Virginia Vásquez Arévalo, hija de Olivia, afirmó para La República que Sebastian Woodroffe amenazó de muerte hasta en dos ocasiones a su madre, por lo que sigue siendo para la policía el principal sospechoso del crimen. 

Olivia Arévalo fue asesinada de tres disparos en la comunidad intercultural Victoria Gracia, ubicada en la región Ucayali.

Al presumirse que Woodroffe sería el responsable del crimen según fuentes locales, algunas personas optaron por “hacer justicia” con sus propias manos.

El Ministerio Público indicó que proseguirán las investigaciones del doble crimen, señalando que la muerte del extranjero estaría vinculada al asesinato de la sabia indígena. Así se informó a través de su cuenta de Twitter.

En tanto, el comunicador Cecilio Soria, integrante de la Red de Comunicadores Indígenas del Perú (Redcip), manifestó que la población shipiba estará vigilante a la prueba de absorción atómica del cadáver.

“Nosotros estamos a la espera (…) Esperamos que se esclarezca esta situación”, expresó para Servindi.

De igual modo reportó la arbitraria detención policial de Hilario Díaz Peña, del pueblo Bora, quién fue citado para efectuar una declaración pero que ha sido detenido. 

Las autoridades policiales estarían detrás de la captura de cuatro personas supuestamente involucradas en el linchamiento. 

Dos hipótesis

Según la información recabada por Mongabay Latam, se manejan dos hipótesis del asesinato de Olivia Arévalo. Una de estas involucra al canadiense Sebastian Woodroffe. Este habría ejecutado a la sabia indígena por “temas comerciales”.

Woofroffe habría pedido que Olivia le cante un ícaro, canto ancestral del pueblo shipibo. Luego le disparo y se dio a la fuga.

La segunda hace referencia a una deuda de dinero que tendría un hijo de Olivia Arévalo y que habría querido ser cobrada por parte de un sujeto colombiano, quien aún no está identificado.

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario