Servicios en comunicación Intercultural

La vacunación desciende a pesar que la pandemia no acaba

Servindi, 23 de marzo, 2022.- Los índices de vacunación descienden a pesar que la pandemia no acaba y que la protección con dos dosis es insuficiente, advirtió la Defensoría del Pueblo.

Ómicron no es “una gripe más” y a nivel mundial los casos de COVID-19 vuelven a subir en un 8 por ciento. Por esto es incorrecto tener un mensaje triunfalista, informó el órgano defensorial en una rueda de prensa realizada el miércoles 23. 

El gobierno debe cambiar el discurso triunfalista por uno realista. Debemos salir de la negación. Con la tercera dosis se protege al máximo a la población y este debe ser el objetivo del gobierno considerando que nuestro sistema sanitario es frágil.

Un colapso perjudica no solo la atención Covid, sino toda la demanda acumulada de enfermedades No Covid explicó Alicia Abanto, adjunta de la Defensoría del Pueblo.
 

Grave descenso en la vacunación

A pesar que el ministro de Salud Hernán Condori declara en medios que la vacunación no ha descendido la Defensoría brindó cifras puntuales que demuestran lo contrario, en base a fuentes oficiales del sector.
 

De 209,590 y 203,952 dosis aplicadas diariamente en enero y febrero, respectivamente, se ha pasado a aplicar 133,351 dosis por día en marzo, lo que representa un 35 % menos respecto a febrero.

Hay una disminución en la aplicación de la tercera dosis en los últimos tres meses. En enero se aplicaron 3,969,458 de dosis, en febrero 2,516,605, mientras que, en marzo, hasta el 21 de marzo, se han aplicado 1,185,441 de dosis.

Además, hay regiones en muy alto riesgo como los departamentos de Amazonas y Madre de Dios donde el 70 por ciento de personas no llegan a una primera dosis.
 

Las regiones con personas que no superan el 70 por ciento en recibir dos dosis son: San Martín, Huánuco, Ayacucho, Ucayali, Loreto, Puno, Amazonas y Madre de Dios. 

Cabe destacar que las últimas cinco regiones mencionadas no llegan al 62 por ciento. 

¿Cómo afrontaremos una cuarta ola?

El Gobierno debe reimpulsar el proceso de vacunación con medidas innovadoras debido a que las medidas anunciadas hasta ahora no son suficientes.

El Poder Ejecutivo, y no solo el Ministerio de Salud (MINSA), debe liderar una reacción multisectorial e intergubernamental para que toda la población cuente con tres dosis.

La Defensoría expuso una serie de demandas pertinentes como modificar el D.S. n° 016-2022-PCM para establecer la vacunación con tres (3) dosis, como requisito para ingreso a locales cerrados (centros comerciales, etc.), trabajo presencial, entre otros, para todas las personas mayores de 18 años y no solamente para mayores de 40.

Asimismo, implementar una campaña de comunicación sincera y realista sobre los riesgos que enfrentamos ante la falta de vacunación de millones de personas.

Para esto es menester cambiar la forma de presentar los datos y la publicidad estatal para promover la vacunación completa con tres (3) dosis.

Otra demanda es categorizar el riesgo de los distritos en función de la brecha de protección por falta de vacunación.

Sincerar las cifras

El gobierno debe sincerar la situación de las vacunas que ya se han vencido y de aquellas que están próximas a vencerse. La transparencia y rendición de cuentas de las autoridades debe ser exigida e investigada.

Debe realizarse un plan de contingencia para evitar pérdidas de vacunas por vencimiento.

También propone modificar las normas laborales para propiciar la vacunación. Por ejemplo: la contratación anual de maestros/as debe estar condicionada a la vacunación completa.

Otra medida es modificar los artículos 20.2 del Decreto de Urgencia n° 20-2020 y 26.2 del Decreto de Urgencia 029-2020, que otorgan al trabajador público no vacunado el beneficio de contar con una licencia con goce de haber en el caso de que sus labores no sean compatibles con el trabajo remoto.

Eliminar dicho beneficio evitará situaciones de aprovechamiento indebido de las normas vigentes, incentivará la vacunación y evitará perjuicios en los servicios de las instituciones públicas.

Se debe contar con un marco normativo para que la presencialidad de los estudios universitarios y técnico superiores vaya de la mano, necesariamente, con la aplicación de la tercera dosis para las y los estudiantes.

Ante la carencia de personal de enfermería se debe ampliar las opciones de capacitación de otros técnicos o profesionales que puedan cumplir la función de vacunación.

Se debe comprometer e incentivar la participación de la sociedad civil y del sector privado y hace un llamado a la población, a los padres y madres a reaccionar en favor en favor de la salud.

Sugiere crear incentivos presupuestales para los gobiernos regionales y locales que muestren gestión eficiente de recursos para favorecer la cobertura de la vacunación contra la Covid-19 y la vacunación contra otras enfermedades.

Se debe ampliar el presupuesto y el personal de salud para la vacunación contra la Covid-19, así como para la vacunación contra otras enfermedades, pues existen graves atrasos en dicho ámbito.

Asimismo, aumentar el presupuesto y personal para frenar la desatención de enfermedades diferentes al Covid-19.

Garantizar la permanencia y contratación de personal idóneo, con formación y experiencia necesaria, que permita garantizar decisiones basadas en criterios técnicos y científicos para proteger la salud.

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario