Servicios en comunicación Intercultural

Experiencias de adaptación frente a los riesgos del cambio climático

Selección participativa de plantas seleccionadas con producción de brotes, en Tarapoto, San Martín (Perú). Fuente: RIOCC

Servindi, 23 de diciembre, 2020.- Un extenso informe titulado: "Adaptación frente a los riegos del cambio climático en los países iberoamericanos" elaborado por más de un centenar de autores ha sido puesto a disposición del público.

El documento de más de 700 páginas ha sido elaborado por la Red Iberoamericana de Oficinas de Cambio Climático (RIOCC) a la que pertenecen 22 países.

Estos son: Andorra, Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, El Salvador, España, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Portugal, República Dominicana, Uruguay y Venezuela.

El Informe RIOCCADAPT busca contribuir a facilitar la acción en cuanto a la adaptación al cambio climático a través de la evaluación del conocimiento actual de experiencias en la región.

Para ello se han identificado, revisado y evaluado numerosos ejemplos de actuaciones de adaptación a los riesgos e impactos del cambio climático para algunos de los principales sistemas y sectores de la región, abordándose un total de 14.

De esta manera, se ha buscado hacer visible la experiencia y práctica de los países iberoamericanos y que la información pueda servir de recurso para los gestores de la región u otros agentes nacionales e internacionales, así como para informar al público en general.

El XVII Encuentro Anual de la RIOCC celebrado el martes 15 de diciembre señaló la necesidad de asumir un mayor esfuerzo en la lucha contra el cambio climático.

El cónclave destacó la actualización de las Contribuciones Determinadas a nivel Nacional de varios países miembros con objetivos más ambiciosos y la presentación de Estrategias a Largo Plazo.

El encuentro constató una vez más la elevada vulnerabilidad de los países iberoamericanos a los impactos del cambio climático, que el 2020 azotó a los países de Centroamérica y Caribe con los huracanes Eta e Iota.

Acción climática en plena crisis de la COVID-19

La RIOCC reconoció que la crisis del COVID-19 puso de manifiesto la vulnerabilidad de los sistemas económicos, sociales y sanitarios a nivel mundial y su vinculación con los problemas más urgentes en materia ambiental y climática. 

Por ello, los participantes del encuentro apoyaron la necesidad de un mayor y más firme compromiso para hacer frente a problemas globales como la pérdida de biodiversidad, el cambio climático y los desastres naturales.

Los participantes dieron la bienvenida a la finalización del proyecto ‘RIOCCADDAPT’ que evaluó actuaciones de adaptación al cambio climático en los países de la región.

El informe “Adaptación frente a los riesgos del cambio climático en los países iberoamericanos” supone una valiosa contribución para los programas e iniciativas de cooperación en la región, así como para los informes del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC).

En el Encuentro han participado 19 de los 22 países que conforman la Red así como representantes de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) y la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB).

Asimismo, el Observatorio Iberoamericano de Desarrollo Sostenible y Cambio Climático de La Rábida, la Conferencia de Directores de los Servicios Meteorológicos e Hidrológicos Iberoamericanos (CIMHET).

De igual modo, la Conferencia de Directores Iberoamericanos del Agua (CODIA), la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) y la Fundación Internacional y para Iberoamérica de Administración y Políticas Públicas (FIIAPP).

Enlace de descarga:

 

Resumen ejecutivo

El cambio climático conlleva riesgos para los sistemas humanos y naturales. Para reducir o evitar sus impactos, la adaptación es necesaria. En este informe se relatan las principales amenazas, vulnerabilidades, riesgos e impactos, así como las actuaciones de adaptación al cambio climático realizadas en los países de la Red Iberoamericana de Oficinas de Cambio Climático (RIOCC). Componen esta red todos los países iberoamericanos de América y la Península Ibérica.

El análisis se ha centrado en los principales sectores humanos y naturales, así como en los principales riesgos de origen climático. La región incluye una gran variabilidad de climas, ecosistemas terrestres, dulceacuícolas y marinos. Sus climas comprenden desde los más lluviosos del mundo (Colombia) a los más secos (desierto de Atacama), desde los tropicales (Amazonia) a los muy fríos (Patagonia), siendo rica en eventos meteorológicos y climáticos extremos y otras perturbaciones y desastres relacionados con ellos, como huracanes y tormentas (Caribe, costas pacífica y atlántica de México y de Centroamérica), inundaciones (Argentina), sequías (Brasil, Chile, Península Ibérica), deslizamientos de laderas (Mesoamérica, Colombia), incendios forestales (Península Ibérica, Chile, Brasil). La región alberga una representación de la mayoría de los ecosistemas terrestres, dulceacuícolas y marinos del mundo.

La temperatura está aumentando en la mayoría de los países, mientras que la precipitación disminuye en algunos y crece en otros. Es decir, al mismo tiempo que la subida de las temperaturas es un fenómeno general, los cambios en las precipitaciones son más variados, e incluyen tanto aumentos (Argentina) como disminuciones (España, Chile). Se prevé que con el cambio climático aumenten las temperaturas, aunque con variaciones en su magnitud en las distintas regiones. A su vez se cree que las precipitaciones disminuirán en las zonas subtropicales semiáridas tanto en los territorios americanos como en el europeo (Chile, Brasil, México, norte de Centroamérica y Península Ibérica).

Existe una amplia desigualdad social y económica entre los países RIOCC y dentro de ellos, y en muchos casos la pobreza es estructural, lo cual incrementa la vulnerabilidad al cambio climático y por tanto las dificultades para la adaptación. La pobreza está ampliamente distribuida, particularmente en algunos países (p. ej., América Central). No obstante, las enfermedades han cambiado desde las infectocontagiosas, propias de países subdesarrollados, a las crónicodegenerativas, propias de un mayor desarrollo y vinculadas con la obesidad. La esperanza de vida es superior a la media mundial. La desigualdad de género sigue siendo importante. Los países RIOCC son una fuente de emigración dentro de la región y fuera de ella.

Las emisiones medias por persona de gases de efecto invernadero (GEI) son, salvo en cinco países, inferiores a la media mundial. No obstante, en algunos países, las emisiones procedentes de los cambios de los usos de la tierra son muy elevadas, llegando a superar en varias veces al resto de emisiones.

El marco de cooperación y coordinación de las políticas de lucha contra el cambio climático está poco desarrollado. Al margen de las cumbres y foros ministeriales sectoriales iberoamericanos, los países RIOCC no tienen superestructuras nacionales que compartan entre ellos la coordinación de sus esfuerzos de lucha contra el cambio climático. No obstante, existen estructuras regionales de coordinación de algunas de estas políticas (UE, UNASUR, OTCA, Comunidad Andina, Mercosur, Alba, Ailac, entre otras), si bien, en general, la lucha contra el cambio climático no ha sido un objetivo prioritario de estos organismos.

El grado de adaptación de los países RIOCC, a nivel global, es mayoritariamente medio o bajo, salvo excepciones. En concreto, según el Índice de Adaptación Global Notre Dame, los países RIOCC se encuentran mayoritariamente en posiciones medias o altas del ranking mundial, excepto tres de ellos, que se encuentran en posiciones bajas. Posiciones altas indican mayor vulnerabilidad al cambio climático y menor preparación para la adaptación.

Los planes o programas nacionales de adaptación son las principales herramientas de los países para implantar sus actuaciones de adaptación. En general, casi todos los países RIOCC tienen en marcha planes o programas de adaptación. Además, todos los países comunican a la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático sus progresos en esta materia a través de las respectivas comunicaciones nacionales y, más recientemente, de los informes bienales de actualización.

Además de los esfuerzos nacionales, en la actualidad se vienen llevando a cabo diversas actuaciones de adaptación financiadas por organismos internacionales. Existen diferentes fondos de adaptación vinculados a entidades nacionales e internacionales, tales como la CMNUCC o el Banco Mundial, entre otras, que canalizan y aportan fondos para la adaptación desde los países más desarrollados hacia aquellos en desarrollo, tal y como establece el Acuerdo de París. La Unión Europea y varios de sus Estados miembros (España y Portugal, entre otros) financian también acciones de adaptación en terceros países. Los países RIOCC vienen ejecutando proyectos de adaptación financiados por dichos fondos o entidades.

 

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario