23S: Día int. contra un execrable y aberrante delito

Cada 23 de septiembre se busca concienciar sobre la cruda realidad de la trata de personas y su impacto en la sociedad global en el Día Internacional contra la explotación sexual y el tráfico de mujeres, niñas y niños.

Servindi, 20 de setiembre, 2023.- La explotación sexual y la trata de mujeres, niñas y niños es un negocio global que afecta a todos y resulta una vulneración aberrante a los derechos humanos.

El Día Internacional contra la Explotación Sexual y el Tráfico de Mujeres, Niñas y Niños se evoca el 23 de setiembre desde 1999, en homenaje a la primera ley contra la prostitución infantil en Argentina 1913.

Este flagelo se encuentra presente mucho más de lo que imaginamos en nuestro entorno social. Por ejemplo, es común ver avisos que prometen ingresos, pero que terminan siendo trampas para que mujeres y adolescentes caigan en manos de grupos delincuenciales.

Los campamentos mineros y otros centros de extractivismo son muchas veces destino de personas que una vez que caen en garras de estas mafias difícilmente pueden huir. La película peruana La Pampa reflejó ese drama con auténtico realismo. 

El Día Internacional contra la Explotación Sexual y el Tráfico de Mujeres, Niñas y Niños se estableció en enero de 1999 por la Conferencia Mundial de la Coalición Contra el Tráfico de Personas, en coordinación con la Conferencia de Mujeres de Dhaka, Bangladesh, celebrada en enero de ese año.

El objetivo de este día es concientizar a los gobiernos y a la sociedad sobre las consecuencias de este crimen que afecta a todo el mundo, llevando a cabo acciones para su eliminación.

¿Qué es la trata de personas?

La trata de personas consiste en la compra venta y explotación de niños y adultos, para diversos destinos como el tráfico de órganos, trabajos forzados, siendo la explotación sexual el destino más frecuente para niñas y mujeres.

Con respecto al tema, existe el Protocolo de Palermo, un instrumento internacional que busca para prevenir y sancionar la trata de personas, especialmente mujeres y niños.

Uno de sus propósitos es que los Estados parte protejan y ayuden a las víctimas de trata, respectando plenamente sus derechos humanos. Para esto es esencial promover la cooperación entre los países.

El Protocolo de Palermo complementa la Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional y precisa en la descripción del delito “la captación, el traslado, la acogida o la recepción de personas (...) con fines de explotación”.

Se estima que en el mundo, 1,8 millones de personas son víctimas de delitos de trata de personas para explotación sexual, lo que lo convierte en una lacra comparable al tráfico de drogas y armas.

Los traficantes de personas  se aprovechan de las personas vulnerables, ya sea personas que viven en la pobreza, que están atrapadas en la guerra o que sufren discriminación, afirma António Guterres, secretario general de la ONU.

En el año 2013 la Asamblea General de la ONU decretó el 30 de julio como Día Mundial contra la Trata de Personas.

Datos relevantes

Según los principales hallazgos del Informe Mundial sobre Trata de Personas 2022 de las Naciones Unidas, en 2020, la mayoría de las víctimas detectadas fueron mujeres (42%). Le siguen víctimas hombres con un 23%, las niñas con un 18% y los niños con 17%.

Las mujeres, niños y niñas sufren más violencia a manos de los tratantes. Las mujeres son sometidas a violencia física o extrema en una proporción tres veces mayor que los hombres.

Por su lado, los niños y niñas son sometidos a violencia física o extrema en una proporción casi dos veces mayor que los adultos.

En el contexto sudamericano, las mujeres continúan siendo las principales víctimas (49%). Para el delito de explotación sexual representaron el 87% de las víctimas.

El 90% de las víctimas detectadas provienen de países sudamericanos o del interior de sus propios países, y la trata de personas se da mayoritariamente a nivel doméstico (75%).

Mujeres y niñas

Fuente de la imagen: Pixabay

La trata de personas en el mundo sigue afectando principalmente a mujeres y niñas con el 65 % de las víctimas identificadas, aunque los hombres y los niños también son víctimas (35%), principalmente destinados al trabajo forzoso.

Por tanto, la  explotación sexual y la trata de mujeres y niñas  se consideran una forma de violencia de género, según los tratados internacionales y la última Resolución del Parlamento Europeo de 2021.

Además, las olas migratorias han sido aprovechadas por este sector para actuar contra poblaciones vulnerables. De ese modo, los traficantes abusan cada vez más en contextos de crisis.

Por ejemplo, se ha observado un aumento de casos de desapariciones de niñas y mujeres nigerianas que parten desde Libia buscando una vida mejor, y que han podido ser destinadas a explotación sexual.

Cómo afectan las crisis

Según el informe de Naciones Unidas, las situaciones de conflictos ofrecen un área de oportunidad para los tratantes, lo que posibilita el aumento del número de víctimas dentro y fuera de zonas de crisis.

También las crisis mundiales y la emergencia climática aumentan el riesgo de trata. El cambio climático incrementa la vulnerabilidad, ya que actúa como un factor multiplicador.

En 2021,  23,7 millones de personas se desplazaron a causa de desastres naturales causados por el cambio climático, mientras que otras cruzaron fronteras para escapar de la pobreza inducida por situaciones climáticas.

Contexto en Perú

Los llamados prostibares pululan en los campamentos mineros ilegales donde son tierra de nadie y las autoridades brillan por su ausencia. Foto: Bicentenario.gob.pe 

En Perú, según cifras del Ministerio Público, durante el 2021 y parte del 2022, las fiscalías especializadas en trata de personas han atendido a nivel nacional un total de 3 525 víctimas.

Del total, el 43% son extranjeras, evidenciando una mayor incidencia en víctimas de nacionalidad venezolana, ecuatoriana y colombiana.

La captación de víctimas se presenta usualmente a través de alguna forma de engaño, para lo cual se recurre a la seducción, las falsas ofertas de trabajo o de estudio.

Las zonas con mayor alto riesgo de explotación de víctimas, en diferentes formas o incluso varias de ellas,  son donde se realiza actividad minera artesanal o ilegal en el país.

¿Qué hacer en este día?

Se recomienda buscar información sobre el tema y llamar al actuar a través de una organización o grupo encargado de luchar contra estos delitos graves.

En esa línea, se puede ver documentales o películas para generar una mayor conciencia sobre la trata de personas para explotación sexual. Entre estas, se recomiendan, Trade (2007) y  Las elegidas (2015).

También están las películas como Edén: Gritos en el silencio (2013), Tráfico humano (2006), 12 Años de Esclavitud (2013) y El Justiciero (2014).

 

Te puede interesar:

 

Escucha nuestro podcast


AÑADE UN COMENTARIO
CAPTCHA
This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.