Servicios en comunicación Intercultural

Los derechos humanos deben ser el eje del nuevo marco para la biodiversidad

Kampung Sega. Foto: Cindy Julianty / Consorcio TICCA

20 de junio, 2021.- Las únicas formas de conseguir los objetivos de biodiversidad y salvar la naturaleza es incluir los derechos humanos en el centro de todas las políticas de conservación.

Para esto es indispensable reconocer el rol de los pueblos indígenas y las comunidades locales que conservan de forma activa al menos el 22 % de las regiones clave de biodiversidad en el mundo.

Así lo sostiene un informe del Consorcio TICCA que enfatiza en que los derechos humanos deben ser centrales en el Foro para la Biodiversidad Post-2020 en octubre, también conocido como COP15.

En dicho evento líderes mundiales firmarán nuevos compromisos a 10 años para proteger la biodiversidad en medio de lo que los científicos llaman la sexta extinción masiva en la Tierra.

El nuevo acuerdo sustituirá los acuerdos de Aichi firmado en Japón en 2010 que se consideran un fracaso, ya que no se logró ninguna de las 20 metas de conservación, según una evaluación de la ONU.

Los investigadores consideran importante reconocer los derechos culturales y territoriales de los pueblos indígenas y locales, que conservan un área de aproximadamente el tamaño de África.

Determinar el alcance de los territorios de vida mediante mapeo participativo en Irán. Foto: CENESTA.

Territorios de Vida

Los investigadores del Consorcio TICCA analizaron 17 de comunidades en todo el mundo que son baluartes de las especies endémicas y amenazadas para entender cómo han conseguido prosperar.

Los resultados, publicados en el estudio “Territorios de Vida: Informe 2021”, detallan cómo las prácticas culturales y sistemas únicos de gobernanza son las razones principales por las que la conservación funciona.

Puede descargar resumen ejecutivo en inglés en el siguiente enlace (pronto compartiremos la versión en Castellano, actualmente en traducción):

Territorios de vida: Informe 2021 es un análisis a nivel local y mundial de los territorios y las áreas conservadas por pueblos indígenas y comunidades locales (abreviadas en ocasiones como “TICCA” o “territorios de vida”).

Este enfoque de escala múltiple entrelaza diversas perspectivas, visiones y nuevos hallazgos sobre el fenómeno mundial de base de territorios de vida, a la vez que crea un espacio para matices y complejidades.

El informe se suma a un volumen creciente de bibliografía acerca del rol indiscutible que tienen los pueblos indígenas y las comunidades locales para garantizar un planeta saludable para todos y las acciones urgentes requeridas para apoyarlos.

“Los gobiernos deberían reconocer a los pueblos indígenas y las comunidades locales en los papeles que desempeñan en la protección y conservación de la naturaleza, que es de importancia primaria”, dice Ameyali Ramos Castillo, coordinadora de políticas internacionales en el Consorcio TICCA. “Creo que es la base de todo”.

El informe fue elaborado por Holly Jonas, Colleen Corrigan, June Rubis y Leila Vaziri Zanjani y puede ser descargado libremente:

Hallazgos principales de Territorios de vida: Informe 2021

  1. Los Pueblos Indígenas y las comunidades locales desempeñan un papel muy importante en la gobernanza, la conservación y el uso sostenible de la biodiversidad y la naturaleza del mundo. Además de proteger y conservar de forma activa una asombrosa diversidad de especies, hábitats y ecosistemas importantes a nivel mundial, proveen la base para tener agua y aire limpios, comida saludable y medios de sustento para gente que vive más allá de sus fronteras.
  1. Las grandes contribuciones que los Pueblos Indígenas y las comunidades locales realizan para tener un planeta saludable se encuentran enraizadas en sus culturas y en sus tierras y territorios colectivos. Las profundas relaciones entre sus identidades, sistemas de gobernanza y las otras especies y seres espirituales con quienes coexisten son parte de su esencia. De este modo, están también contribuyendo significativamente al patrimonio cultural y lingüístico, tangible e intangible, de todo el mundo.
  1. El análisis geográfico global muestra que los Pueblos Indígenas y las comunidades locales son los guardianes de facto de muchas áreas protegidas y conservadas que son gobernadas por el estado o por privados. Asimismo, conservan una gran proporción de la naturaleza y las tierras ubicadas fuera de estas áreas. Sin embargo, el sector de la conservación tiene un legado histórico y continuo de contestación hacia los Pueblos Indígenas y las comunidades locales que depende del grado en que sus derechos, sistemas de gobernanza y formas de vida son reconocidas y respetadas. Esto plantea tanto un desafío como una oportunidad para el rumbo futuro de los esfuerzos de conservación locales a globales.
  1. Los Pueblos Indígenas y las comunidades locales están en la primera línea de la resistencia ante los principales responsables industriales de la pérdida de biodiversidad en el mundo y del colapso climático, y frecuentemente son objeto de represalias y violencia por ello. Junto con otros retos, estos factores estresantes pueden tener efectos acumulativos y complejos que, a su vez, generan amenazas a largo plazo a sus vidas, culturas y resiliencia. Sin embargo, continúan resistiendo y respondiendo a estas intimidaciones de diversas maneras.
  1. Aún frente a amenazas enormes, los Pueblos Indígenas y las comunidades locales tienen una resiliencia y determinación extraordinaria para mantener su dignidad y la integridad de sus territorios y áreas. Se están adaptando a contextos muy cambiantes y están usando diversas estrategias para garantizar sus derechos y sus tierras y territorios de vida colectivos. Han logrado, aunque no sin contratiempos, avances claves y aún persisten en la búsqueda de autodeterminación, autogobernanza, paz y sostenibilidad
 

Pacto global de biodiversidad

En octubre, los líderes mundiales se reunirán para la próxima reunión del Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB), también llamada COP15, en Kunming, China, en el que deben participar 196 países parte del CDB.

En dicho certamen se firmará el Marco Global para la Biodiversidad Post-2020, un nuevo pacto de 10 años para proteger la biodiversidad del planeta.

La COP15 ya se ha aplazado dos veces, desde que se programara originalmente para octubre del 2020. El marco post-2020 sustituirá el previo acuerdo de Aichi

El informe del Consorcio TICCA muestra que las comunidades indígenas son los protectores más efectivos de su entorno natural.

A principios de este año, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) publicó su propio informe que argumenta que apoyar a los indígenas y otras comunidades es la forma más rentable de abordar el cambio climático y proteger la biodiversidad.

Los científicos llevan tiempo advirtiendo que la biodiversidad del planeta se reduce aceleradamente, principalmente a la pérdida de hábitat causada por las actividades humanas como la expansión de la agricultura y otras actividades extractivas.

Esta pérdida también podría ser perjudicial para los humanos, según advierten los científicos, ya que la mayoría de especies tienen papeles regulatorios importantes en los ecosistemas sanos, como la mitigación de las enfermedades.

Foto: Darwin Pizarro, Fundación ALDEA, 2019.

Consorcio TICCA

La asociación internacional de conservación Consorcio TICCA es una de las muchas coaliciones que participan en las negociaciones del CDB, junto con otros científicos y expertos en conservación.

El propósito principal es debatir y acordar cómo conseguir el objetivo estratégico del CDB de “vivir en armonía con la naturaleza” para 2050.

 Ameyali Ramos Castillo, coordinadora de políticas internacionales en el Consorcio TICCA, afirma que hasta ahora los derechos humanos estaban ausentes en la propuesta borrador del CDB de la ONU para el marco post-2020 publicado en agosto de 2020.

Sin embargo, las discusiones han cambiado en las últimas reuniones intersesionales, con aportes de varias organizaciones involucradas en las negociaciones.

En 2021 el Consorcio TICCA y otros grupos en favor de los derechos indígenas y la conservación crearon un artículo de discusión para contribuir al debate del marco post-2020.

Para ello, rescribieron el borrador del CDB de la ONU para incorporar contenido sobre los derechos humanos en cada uno de los 20 objetivos.

 

Te puede interesar:

Territorios indígenas preparan sus registros como TICCA

Imagen: Acaté / Xapiri / Mike van Kruchten

El registro debe sumar avances hacia la intangibilidad de los territorios indígenas desde el reconocimiento estatal, especialmente en medio de un contexto de agresiones a sus territorios. Seguir leyendo...
 

Gobernanza territorial indígena para proteger Territorios de Vida

Fuente de la imagen: Consorcio TICCA

Fuente de la imagen: Consorcio TICCA

Representantes indígenas acuerdan "establecer una alianza entre las diversas formas de gobernanza territorial indígena para compartir experiencias y elaborar mandatos y directrices comunes para fortalecer las áreas conservadas". Seguir leyendo...

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario