Servicios en comunicación Intercultural

Agenda urgente: El reto de recuperar la salud infantil

Foto: COPERA

Entrevista de Ivan Brehaut* a Rommy Ríos, presidenta de COPERA Infancia.

La inestabilidad política luego de las elecciones no ha dejado que el país se enfoque en los temas de urgencia, en un escenario con un gobierno nuevo, poco preparado, en medio de una pandemia global. Esta entrevista a la presidenta de la comunidad COPERA se enfoca en ir marcando la agenda para recuperar a nuestro principal capital: la infancia.

- ¿Cuáles han sido las principales consecuencias de la pandemia en la nutrición infantil?

La principal consecuencia es el estancamiento de la desnutrición crónica infantil y la anemia. Este problema en el Perú pasa por una intervención multidisciplinaria de la prevención de la desnutrición crónica y de la anemia, dos problemas de salud pública preponderantes en el país. Según la ENDES 2020 ambos problemas no presentan reducción, si bien la emergencia sanitaria por la pandemia ha impedido el acceso a los establecimientos de salud, aun así, se ha insistido en las prácticas saludables sin embargo no ha dado resultado. El cierre casi permanente del primer nivel de atención ha derivado en el estancamiento del indicador. A nivel nacional, la desnutrición crónica ha pasado de 12.2 a 12.1% lo cual no es significativo, lo mismo en anemia que pasa de 40.1 a 40%. Lamentablemente, las consecuencias las vamos a ver de acá a dos años con los efectos reales de la catástrofe de la pandemia frente a la nutrición.

El cierre casi permanente del primer nivel de atención ha derivado en el estancamiento del indicador.

- ¿Qué pasó con los programas sociales?

Los programas sociales, sobre todo aquellos vinculados a la atención de la primera infancia son Juntos y Cuna Más (Qali Warma excede a la población meta, tiene otros objetivos y resultados) y el de acceso al agua potable. Estamos hablando de población menor de 5 años. Todos estos programas se han visto afectados por la pandemia. El Programa JUNTOS entrega un incentivo monetario a las familias para el cumplimiento de determinadas condicionalidades, por ejemplo, ir a los establecimientos de salud, pero si éstos han estado cerrados, la condicionalidad cae. Igual se les otorga el incentivo, para evitar que caigan en pobreza, pero el objetivo no se ha cumplido.

El Programa Cuna Más que realiza visitas domiciliarias y atención en centros de cuidado ha estado restringido por la cuarentena. Han hecho seguimiento virtual a las familias por teléfono, distribuyendo alimentos como medidas de intervención. Lo positivo es que han tratado de establecer una estrategia de ayuda a familias de áreas urbano marginales donde antes no intervenían los programas sociales.

- El daño causado en la niñez por esta situación. ¿Es reversible?

El daño es irreversible en la medida que no se tome acción. Se encuentran afectados no sólo la nutrición sino la salud emocional de los pequeños y de sus padres y cuidadores, los cuales los pueden hacer víctimas de situaciones de violencia. Es reversible, pero se requieren acciones para prevenir, mitigar o reducir estos efectos, ampliando intervenciones en salud mental comunitaria, las familias necesitan encontrar un equilibrio en su salud emocional para hacer un mejor acompañamiento a sus niñas y niños y buscando las mejores alternativas para acercar los servicios a las personas y reducir los daños que genera esta situación.

- ¿Qué le toca hacer al nuevo gobierno en este contexto?

Primero, visibilizar los problemas de la infancia, desnutrición crónica y anemia. De manera inmediata,

1) reactivar el paquete integrado de servicios. Asegurar que todo niño y niña tenga sus exámenes de sangre a los 6 meses, suplementos de hierro a los 4 meses, sus controles de crecimiento y desarrollo desde que nace, sus vacunas completas. Entregando el paquete completo, cubrimos muchos aspectos de salud indispensables para los menores de un año.

2) priorizar la salud emocional de padres y madres, para reducir la ansiedad, estrés, depresión, para articular mejor el servicio con las familias y hacer un mejor trabajo con sus niños.

3) universalizar la intervención de acompañamiento familiar para cumplir los objetivos de la primera infancia.

4) focalizar el retorno a la escuela sobre todo oportuno y seguro que garantice la bioseguridad, priorizando la vacunación al personal docente lo antes posible.

- ¿Qué le corresponde a los gobiernos regionales especialmente al de Ucayali?

Corresponde a los gobiernos regionales justamente la entrega de los servicios integrados a la primera infancia. No podemos quedarnos en la atención de la COVID-19. Tenemos que restablecer los servicios en el primer nivel de atención, que todos los centros y puestos de salud funcionen, guardando las medidas de bioseguridad, pero buscando que los niños reciban su Control de Crecimiento y Desarrollo (CRED), sus vacunas, que las mujeres reciban sus controles prenatales, exámenes auxiliares. Necesitamos que estos servicios se reactiven rápidamente. Todo esto depende enteramente de los gobiernos regionales, siguiendo las medidas que el gobierno nacional determine.

En cuanto a la reapertura de la escuela, corresponde a los gobiernos regionales mirar las variables epidemiológicas cómo está evolucionando la pandemia en sus regiones e incentivar la reapertura en aquellos lugares donde la transmisibilidad sea menor. Finalmente, la necesidad de articulación con los gobiernos locales para establecer la sinergia necesaria para intervenir en primera infancia, pues implica que conversen los diversos sectores y niveles de gobierno.

- ¿Cuál ha sido el rol de COPERA ante esta situación?

El rol de COPERA ha sido básicamente hacer incidencia con los tomadores de decisión para priorizar el problema alrededor de la primera infancia. Somos responsables y conscientes que hay que poner delante a los más pequeños y trabajamos fuertemente en nuestras redes sociales y en cuanta oportunidad hay para establecer contacto con los candidatos a la presidencia, como lo hemos hecho en su momento.

Continuamos desde nuestra trinchera (como todos) esperando los resultados y apostando para que en el proceso de transferencia hagamos una fuerte incidencia para lograr visibilizar la primera infancia como una prioridad.

---

Dato: ¿Qué es Copera? Copera Infancia es una comunidad peruana de aprendizaje enfocada en la primera infancia. Está conformada por organizaciones privadas, empresariales, académicas especializadas y profesionales comprometidos con la mejora continua de la calidad de vida de los niños y las niñas. Además, es reconocida por generar incidencia política y social contribuyendo al desarrollo integral de la niñez peruana.

---
* Ivan Brehaut se autodefine como periodista y viajero, en constante aprendizaje. "Viajo por el Perú, escribo sobre lo que veo y aprendo. Fotografia, ciencia y humanidad". @IvanBrehaut

----
Fuente: Entrevista publicada por Ivan Brehaut en el portal La Mula.pe: https://ibrehaut.lamula.pe/2021/07/15/agenda-urgente-el-reto-de-recuperar-la-salud-infantil/ibrehaut/ Publicada a pedido del autor.
Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario