Servicios en comunicación Intercultural

Por verdaderas soluciones: no al “Cero Neto”, sí al Cero Real

Banner de Greenpeace.

Cobertura especial de Servindi de la Cumbre de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP 26) gracias al apoyo del Grupo Internacional de Trabajo sobre Asuntos Indígenas (IWGIA).

Servindi, 11 de noviembre, 2021.- A pocas horas de culminar la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP26) crece la exigencia porque el texto final de Glasgow afirme la necesidad de avanzar hacia el Cero Real y no el Cero Neto en referencia a la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI).

Numerosas coaliciones por la justicia climática denuncian que el "cero neto" es una promesa vaciada de contenido que elude soluciones reales y permite a los países industrializados evadir su responsabilidad.

En lugar de supuestas soluciones tecnológicas, recursos de geoingeniería, compensaciones en base a los mercados de carbono y trucos contables en el registro de emisiones se exigen planes concretos para reducir las principales fuentes de emisiones.

La reducción y eliminación de la producción y el uso de combustibles fósiles, la deforestación y la agricultura industrial debe realizarse en un plazo consistente con la ciencia y la equidad, para mantener el calentamiento global por debajo de 1.5 ° C.

El Secretario General António Guterres se dirige a los delegados en la Conferencia sobre el Clima de la COP26 en Glasgow, Escocia. Foto: Miranda Alexander-Webber / UNRIC.

El secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, manifestó el jueves 11 de noviembre que las promesas "suenan huecas" cuando los combustibles fósiles siguen recibiendo billones en subvenciones.

Mantener a nuestro alcance el objetivo de 1,5º significa reducir las emisiones a nivel mundial en un 45% para 2030. Pero con el actual paquete de contribuciones determinadas a nivel nacional, incluso aunque se apliquen en su totalidad, las emisiones seguirán aumentando en 2030, dijo Guterres.

En un acto de alto nivel en la sesión plenaria el titular de la ONU comentó el último análisis realizado por varias agencias que muestra que, incluso aunque se asuman las últimas promesas y compromisos de la COP26, estamos encaminados a un aumento del calentamiento global muy por encima de los 2º.
 

Fuente de la imagen: Naciones Unidas: https://www.un.org/es/climatechange/net-zero-coalition

Los países más responsables de las emisiones históricas y acumuladas que calientan el planeta deben reducir de forma màs acelerada sus emisiones cero reales y apoyar financieramente a las naciones de ingresos más bajos. 

El apoyo debe darse no solo en la mitigación sino especialmente en la adaptación y las pérdidas y daños.

No hay otro camino para evitar una catástrofe climática que emprender transformaciones profundas, sistémicas y justas de nuestros sistemas energéticos, alimentarios, de transporte e industriales. 

“Pero los objetivos Net Zero (Cero Neto) no son una estrategia de cambio. Los objetivos Net Zero se están utilizando para encubrir los negocios habituales” indica un comunicado de los pueblos y comunidades.

Los gobiernos y las industrias están utilizando los objetivos de Cero Neto para evitar la responsabilidad por las emisiones pasadas, presentes y futuras y crear una falsa sensación de progreso climático.

La promesa de "Cero neto para 2050" significa un compromiso de que dentro de 30 años, los gobiernos compensarán la contaminación de ese año, sin garantía de que reducirán sustancialmente las emisiones en las décadas anteriores.

En consecuencia, las promesas de Cero Neto de mediados de siglo no mantienen el aumento de temperatura por debajo de 1,5 ° C. 

Los objetivos de emisiones netas cero disfrazan la inacción climática y distraen del trabajo necesario y urgente de eliminar gradualmente los combustibles fósiles en la fuente y localizar sistemas alimentarios y economías sostenibles.

Se apoyan en suposiciones y múltiples mitos como que las compensaciones de carbono, las plantaciones de árboles, la bioenergía y las distracciones peligrosas, como la captura y almacenamiento de hidrógeno y carbono, mantendrán o eliminarán las emisiones del aire después de que los contaminadores hayan hecho su daño.

Las soluciones reales existen

Los diversos comunicados que circulan en diversos portales y redes reafirman que las soluciones reales para abordar realmente la crisis climática existen, pero poderosos intereses impiden priorizarlos.

Coinciden en que es necesario una transición justa, con derechos –una palabra que aterra a los negociadores climáticos de los países ricos– y que beneficie a los pueblos indígenas, comunidades locales y poblaciones vulnerables.

Se requiere de objetivos y cronogramas claros, incluso para el período inmediato y a corto plazo para alcanzar el cero real global para 2050. El financiamiento debe superar los $ 100 mil millones por año.

Una nota de Climate Action Network (CAN) Internacional observa que el texto borrador de Glasgow no refleja los avances en materia de derechos humanos, como las resoluciones del Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

Por ejemplo, un gran aporte este año es el reconocimiento del derecho humano a un medio ambiente limpio, sano y sostenible y la creación de un nuevo Relator Especial sobre Derechos Humanos y Cambio Climático.

CAN Internacional considera pertinente que el texto final reconozca ambos avances ya que no son suficientes las menciones en el preámbulo del Acuerdo de París, seis años después.

Los pueblos indígenas de la cuenca amazónica, articulados en la COICA, han llegado a la COP26 con propuestas concretas para proteger el 80 por ciento del pulmón del planeta y compartir su enfoque de “soluciones basadas en la naturaleza” con base a la gobernanza territorial indígena.

El Gobierno Territorial Autónomo de la Nación Wampis (GTANW) tambièn llegó hasta Glasgow para compartir su estrategia climática basada en la autonomía.

Los pueblos indígenas y el movimiento por la justicia climática exige compromisos firmes y claros por una transición justa y equitativa hacia un futuro libre de fósiles.

Esa transición debe garantizar los derechos humanos, los medios de vida, el trabajo y un medio ambiente seguro, limpio, saludable y sostenible para las generaciones presentes y futuras.

 

Información de referencia:

- Coalición de Pueblos y Comunidades: Verdaderas soluciones, no el “Cero Neto descargar declaración en español, haciendo clic en el enlace: Verdaderas soluciones, no e... (75,72 kB)

- Greenpeace Internacional: Las compensaciones de carbono son una estafa. Nota del 10 de noviembre, 2021: https://www.greenpeace.org/international/story/50689/carbon-offsets-net-zero-greenwashing-scam/

- Red de Acción ECO, boletín de Climate Action Network Internacional: "Destapando la ambición esencial", nota del 11 de noviembre de 2021: https://climatenetwork.org/2021/11/11/un-cover-ing-essential-ambition-destapando-la-ambicion-esencial-eco-10-cop26/ 

 

Te puede interesar:

 

 

 

 

Cobertura especial de Servindi de la Cumbre de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP 26) gracias al apoyo del Grupo Internacional de Trabajo sobre Asuntos Indígenas (IWGIA).

 

Artículos seleccionados sobre la crisis climática que pueden ser de su interés:

¿Cómo podremos medir el éxito de la COP26?, por Manuel de Castro, 31 de octubre, 2021

- Soluciones basadas en la naturaleza: ¿precaución o esperanza?, 30 de octubre, 2021.

- Una guía de falsas soluciones para la COP 26, por Silvia Ribeiro, 30 de octubre, 2021.

Belém: El mensaje profundo de Brasil al mundo y a la COP 26, 28 de octubre, 2021.

¿Quién ha de liderar los cambios que impone la crisis climática?, 28 de octubre, 2021.

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario