Falsas soluciones ganan terreno en la ONU

Organizaciones civiles y expertos denunciaron en la SB60 que “propuestas tecnológicas peligrosas” como la geoingeniería fungen como fachada para desviar la atención de las causas principales del cambio climático.

Servindi, 12 de junio, 2024.- Organizaciones de la sociedad civil y expertos denunciaron que soluciones climáticas dudosas están ganando terreno en los espacios de negociación climática de la ONU.

Así lo alertaron durante la conferencia de prensa “Por qué la geoingeniería es una falsa solución climática”, realizada en el marco de la SB60 –Conferencia de Bonn sobre Cambio Climático–, espacio preparatorio hacia la COP 29, que se realiza del 3 al 13 de junio en Alemania.

La preocupación principal recae sobre la geoingeniería –también llamada ingeniería climática–, un conjunto de técnicas para intervenir y alterar los sistemas de la Tierra a gran escala, especialmente en base a manipulaciones climáticas que, de acuerdo a sus impulsores, intentan remediar el cambio climático.

Sin embargo, expertos refieren que si bien es presentada como una solución climática, más bien se trata de tecnologías arriesgadas que suponen una amenaza al clima y a la biodiversidad mundiales que enmascaran las causas estructurales de la crisis climática.

Manipulación deliberada

“Hay intentos flagrantes de legitimar la geoingeniería terrestre y marina como eliminación de carbono, para los cuales no hay ninguna prueba de que funcionen”, advirtió Silvia Ribeiro, del Grupo ETC, durante la conferencia este 10 de junio.

“Introducirían nuevas amenazas a los ecosistemas marinos, como una mayor acidificación, agotamiento del oxígeno y alteración de las cadenas alimentarias marinas”, explicó.

Asimismo, pese a que se encuentra vigente una moratoria por parte de organismos de la ONU, se advirtió que la realización de experimentos con esta técnica se continúa desarrollando.

“Estamos profundamente preocupados por el creciente número de experimentos de geoingeniería en aguas abiertas que se están llevando a cabo. Y mientras miramos hacia el Diálogo sobre los Océanos de esta semana, debemos recordar que estos son nuestro mayor aliado en la lucha contra el cambio climático”, aseveró por su parte Mary Church, del CIEL.

“Interferir en ellos de esta manera pone en riesgo no solo su capacidad natural para absorber carbono sino el papel que desempeñan en el sostenimiento de la vida en la Tierra”, agregó la especialista.

Ganan espacio

Sin embargo, la preocupación mayor es como estas prácticas apuntan a abrirse paso en los espacios de negociación climáticos de la ONU.

“Desafortunadamente, estamos viendo cómo la geoingeniería está tratando de infiltrarse en muchos otros espacios multilaterales como la UNEA (Asamblea de Naciones Unidas para el Medio Ambiente)”, advirtió Niclas Hällström, de WhatNext.

“No es solo la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) la que se ha convertido en un campo de batalla para impulsar la geoingeniería y las soluciones tecnológicas, sino que esta falsa solución ha estado apareciendo en varios espacios de la ONU”, coincidió por su parte Silvia Ribeiro.

La investigadora y activista ambiental, integrante del Grupo de Acción sobre Erosión, Tecnología y Concentración (Grupo ETC), también alertó que “incluir técnicas de geoingeniería como fuentes potenciales de créditos de carbono en los mercados de carbono equivale a un fraude”.

“Son solo propuestas especulativas que podrían tener efectos opuestos”, añadió Ribeiro.

Otra amenaza para los pueblos indígenas

Por su parte Panganga Pungowiyi, de la Red Ambiental Indígena remarcó que “la geoingeniería plantea una grave amenaza al carácter sagrado de toda la vida y a los valores tradicionales de los pueblos indígenas, que son educados generacionalmente para tratar la naturaleza con amor y respeto, no como un experimento para manipular la Tierra”.

El ejemplo más conocido sobre la experimentación con geoingeniería fue el recordado proyecto SCoPEx, conocido por su intención de “tapar el sol”

Hoy cancelado, recibió la férrea oposición del pueblo indígena Sami (Finlandia, Rusia, Noruega y Suecia), impidiendo que se realice experimentación en territorio sueco (2021).

Cabe remarcar que las sexagésimas sesiones del Órgano Subsidiario de Asesoramiento Científico y Tecnológico y del Órgano Subsidiario de Implementación (SB60) de la CMNUCC es el espacio de negociación más importante previo a la COP29.

Por ello, activistas y otros actores buscan llamar la atención de organizaciones de la sociedad civil, academia y defensores de la justicia climática, a fin de monitorear estos procesos en los que ya están presentes estas cuestionadas tecnologías.

Entre estos colectivos destaca la alianza Manos fuera de la Madre Tierra, impulsores de la lucha contra manipulación tecnológica a gran escala del clima y la biodiversidad.

Actualmente conforman una red internacional de la sociedad civil compuesta por cerca de 200 organizaciones de más de 45 países del sur y norte global.

Escucha nuestro podcast


AÑADE UN COMENTARIO
CAPTCHA
This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.