Servicios en comunicación Intercultural

Graves afectaciones a la libertad de información quedan al descubierto

Marcha ciudadana del 1 de junio. Foto: Ian Bravo / Servindi

Servindi, 9 de junio, 2021.- La campaña electoral de segunda vuelta o balotaje condujo a grandes medios comerciales de difusión a desvirtuar la libertad de información y desnaturalizar al extremo la actividad periodística e investigativa.

Un caso reciente que cobró notoriedad es el despido de periodistas de América Televisión y Canal N quienes sufrieron presiones intolerables por parte del director Gilberto Hume para favorecer la candidatura de Keiko Fujimori.

La Asociación Nacional de Periodistas del Perú (ANP) alerta a la comunidad internacional que se trata de "uno de los más graves ataques al derecho a la información en la historia reciente del país".

La ANP denuncia el ambiente hostil en el que han trabajado los periodistas en los últimos meses en "un contexto de grosera parcialización durante toda la segunda vuelta electoral en la totalidad de la prensa concentrada".

La parcialización manifiesta en la campaña electoral –que es más grave en radio o televisión que sustentan su servicio en el uso del espectro radioeléctrico– no ha permitido un debido debate público, indica la ANP.

De igual modo, el Tribunal de Ética del Consejo de Prensa Peruana rechazó la falta de objetividad periodística en la cobertura de la segunda vuelta de las Elecciones Generales 2021 por parte de algunos medios.

El órgano encargado de solucionar conflictos éticos exige diferenciar los espacios que corresponden a la opinión de los correspondientes a la cobertura informativa.

Remarcó que la actividad periodística debe propugnar la objetividad y el equilibrio, como parte del compromiso ético con la búsqueda de la verdad.

En tal sentido, mostró su preocupación por las portadas y titulares de algunos medios que no reflejaban la realidad de los acontecimientos.

Criticó la cobertura desigual en tiempo y espacio de las actividades de los candidatos presidenciales Pedro Castillo y Fuerza Popular, a pesar de que ambos realizaron mítines y eventos de similar importancia.

Otra de las preocupaciones del Tribunal de Ética es “el grave daño que estos sucesos pueden generar en la confianza ciudadana respecto de la prensa nacional”, por lo que pidió a los medios respetar la ética periodística.

Al respecto, una encuesta del Instituto de Estudios Peruanos de mayo de 2021 recogió que para un 59 por ciento de peruanos los principales medios canales, radioemisoras y periódicos beneficiaban a una candidatura.

De este grupo, un 79 por ciento opinó que los medios se habían inclinado para favorecer a Keiko Fujimori.

Un grupo de observadores internacionales de Europa, EE.UU. y América del Sur alertó que hubo un “trato desigual” de los candidatos presidenciales en medios y espacios políticos y una candidata jugó con la cancha inclinada a su favor.

Concentración mediática

La parcialización manifiesta en la campaña electoral –que es más grave en radio o televisión que sustentan su servicio en el uso del espectro radioeléctrico— no ha permitido un debido debate público.

Ante ello, La Asociación Nacional de Periodistas advierte la urgente necesidad de poner en el centro del debate la concentración de medios en el país.

Lo vivido evidencia la necesidad de regular temas de propiedad de los medios que permita garantizar pluralidad editorial y el ejercicio pleno del derecho a la información de la ciudadanía.

Un solo grupo mediático no puede seguir concentrando el 80 por ciento de impresos en el Perú. En este sentido, considera impostergable un debate nacional para establecer criterios para legislar sobre la materia.

 

Pronunciamiento N° 003-2021-TDE

Tribunal de Ética rechaza las faltas de objetividad periodística en la cobertura de la segunda vuelta electoral

1. La libertad de posicionamiento editorial de los medios de comunicación es respetada y defendida por este Tribunal. Ello está vinculado, sin embargo, al derecho de la sociedad a una información veraz e imparcial, en particular en la cobertura de las campañas electorales. Ello exige diferenciar debidamente los espacios de opinión de la cobertura informativa, la cual debe propugnar la objetividad y el equilibrio, como parte del compromiso ético del periodismo con la búsqueda de la verdad.

2. Este Tribunal manifiesta su preocupación por la contravención de estos principios durante el proceso electoral por diversos medios de comunicación puesta de manifiesto en: portadas y titulares que no reflejaban con exactitud los hechos acaecidos; la presentación de opiniones interesadas revestidas como análisis imparcial; y, una cobertura desigual a las actividades de las candidaturas presidenciales, en tiempo y espacio, pese a que se trataban de mítines y eventos de similar importancia.

3. A este Tribunal le preocupa el grave daño que estos sucesos pueden generar en la confianza ciudadana respecto de la prensa nacional. Por ello, exhorta a los medios de comunicación –asociados o no al Consejo de la Prensa Peruana– a respetar la ética periodística, e invita a la ciudadanía a hacer valer los recursos de rectificación y queja que los compromisos de autorregulación le conceden: http://tribunaldeetica.org/presente-su-caso/.

Lima, 7 de junio de 2021

Diego García-Sayán Larrabure, presidente

Celia Isabel Rubina Vargas, vicepresidenta

Jenny Canales Peña, vocal

Andrés Francisco Calderón López, vocal

Franklin Ernesto Ibañez Blancas, vocal

 

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario