Servicios en comunicación Intercultural

¿Periodismo o propaganda? Luego de la estafa periodística de Cuarto Poder

Gilberto Hume, director periodístico de América TV, responsable de envilecer el periodismo en este canal. Sin embargo, salieron del canal Sebastián Salazar y Tatiana Alemán.

Servindi, 8 de diciembre, 2021.- Una sociedad democrática “requiere que la prensa actúe de modo independiente, responsable y con estándares de calidad profesional” afirma Eland Vera, docente en la Universidad Nacional del Altiplano de Puno (UNA).

La reflexión se produce con motivo de la “estafa periodística” realizada por el programa dominical Cuarto Poder de América TV que durante la semana publicitó un supuesto "audio bomba" que probaría la corrupción del presidente Pedro Castillo.

Lo grave es que la campaña publicitaria o propaganda contra Castillo sirvió de comparsa al plan de vacancia presidencial promovido por la extrema derecha y caldear el ánimo contra el presidente de la República.

El bluf se desinfló el día domingo al igual que la intención de la oposición de reunir 52 votos para admitir a debate la moción de vacancia el martes 7 de diciembre en el Congreso de la República.

Eland Vera puntualiza la necesidad de un contexto de pluralismo en el que “todas las voces y tendencias tengan oportunidades y espacios para expresar información, opinión y propuestas sobre los asuntos públicos”.
 

Profesor Eland Vera Vera. Fuente de la inagen: IDECA Perú

Por Eland Vera*

8 de diciembre, 2021.-Lo sucedido el fin de semana con la estafa periodística del programa dominical Cuarto Poder de América TV pone sobre el tapete los límites del ejercicio del periodismo en el Perú. Al parecer los productores periodísticos no actuaron en el marco de su profesión, sino influidos por una exigencia superior, un mandato por encima de la labor de prensa.

Ese mandato superior es el de servir como instrumento de los poderes fácticos, produciendo contenidos para las audiencias que desacrediten al presidente Castillo. Es decir, no es un asunto de prensa, sino de propaganda, persuasión y eventualmente manipulación y desinformación.

El asunto no es nuevo. Desde la segunda vuelta presidencial se ha ido incrementando el sometimiento de la prensa hacia los intereses de los poderosos. Por desgracia, los espacios de prensa independiente y alternativa principalmente se mueven en las redes sociales y no llegan a las mayorías que tienen limitado acceso y conectividad a Internet.

A la atmósfera contaminada de desinformación y propaganda se suma la concentración de medios en manos de la familia Miró Quesada que nos ofrece una melodía única y autoritaria, a través de su conglomerado mediático, un abusivo pulpo hegemónico de la comunicación, que nos quiere persuadir todos los días que el sueño del paraíso neoliberal está cerca.

Lo que no debemos olvidar es que una sociedad democrática requiere que la prensa actúe de modo independiente, responsable y con estándares de calidad profesional. Y en medio de un contexto de pluralismo, es decir que todas las voces y tendencias tengan oportunidades y espacios para expresar información, opinión y propuestas sobre los asuntos públicos.

una sociedad democrática requiere que la prensa actúe de modo independiente, responsable y con estándares de calidad profesional.

Nuestra realidad está lejos de ese requisito básico de la vida democrática. Y eso debe cambiar. Del lado de la profesión periodística es urgente que los gremios, los periodistas y las universidades asuman un mayor protagonismo a fin de denunciar, vigilar y plantear soluciones frente a los bajos niveles de pluralismo informativo y las faltas a la ética periodística. Se impone luchar por modificaciones de carácter legal y un mayor empoderamiento de la profesión.

La mutación del periodismo en propaganda se debe al ambiente de irresponsable desregulación de la actividad de prensa y la debilidad de un gremio que se somete, hoy más que nunca, a las voraces fauces de los grupos de poder. Del lado de la ciudadanía es crucial que acoja con interés las voces periodísticas independientes y de calidad. Baluarte de la profesión en estos tiempos que nos ha tocado vivir.

---
* Eland Vera es profesor en la Universidad Nacional del Altiplano de Puno, miembro del Instituto de Estudios de las Culturas Andinas – Perú (IDECA Perú) y de Pluralidades, revista para el debate intercultural.

----
Fuente: Columna del autor publicada en el diario Viral de Arequipa el 8 de diciembre de 2021. Ver: https://autocosmofilia.blogspot.com/2021/12/periodismo-o-propaganda-luego-de-la.html 

 

Te puede interesar:

El legado de Oscar Catacora

Compartimos una hermosa y justa semblanza sobre el cineasta puneño Oscar Quispe Catacora, escrita por el docente de la Universidad Nacional del Altiplano (UNA) Eland Vera, que a pesar de su brevedad interpreta el enorme valor y trascedencia de este joven productor de la cultura aymara que deja un enorme legado y desafío para la posteridad. Seguir leyendo...

 

La 'prensa cacasena' del Perú

Imagen: Composición Servindi

Editorial de Servindi. La 'prensa cacasena' se ha configurado como una nueva forma de ejercer el oficio, alejada de la rigurosidad periodística y de todo principio ético. Su objetivo es el mismo que el de los golpistas. Seguir leyendo...


Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Comentarios

Vemos a la prensa corrupta vendida al poder de la opresion y del abuso. Todos son montajes, criticas, calumnias, deformar la informacion para confundir al peruano sencillo y unirlo su podrido bajo sentir. Que debe censurarse a la presna que ago bia, acosa, persigue, centra sus camaras en seguir hasta su hogar al Presidente. Nunca antes lo hicieron, no se vio tal despliegue sociosicopata de joder la vida del pais. Esos son los artifices de la bajezas. dra. bertha de peru

Añadir nuevo comentario