Boca Manu-Boca Colorado: otra gran amenaza vial

Abrir carreteras en plena selva tropical, sin estudios de impacto ni consulta ni participación de los pueblos indígenas es francamente destructivo e irresponsable. Foto: Nación Arakbut Abrir carreteras en plena selva tropical, sin estudios de impacto ni consulta ni participación de los pueblos indígenas es francamente destructivo e irresponsable. Foto: Nación Arakbut

Servindi, 8 de octubre, 2023.- El proyecto vial Boca Manu - Boca Colorado que promueve sin consulta ni participación el gobierno regional de Madre de Dios afecta la seguridad y el bienestar de las poblaciones indígenas de esta región.

Así lo alerta la Nación Arakbut mediante un pronunciamiento en el que advierte que la iniciativa vial busca atravesar cuatro comunidades nativas: Isla de los Valles, Puerto Azul-Mberowe, Boca Ishiriwe y Masenawa.

A pesar de los enormes impactos sociales, ambientales y culturales que acarreará esta nueva vía terrestre el gobierno regional, a través de la subregión Manu, hace lobby a favor de la carretera sin ningún respeto a los pueblos originarios.

El manifiesto Arakbut denuncia que los funcionarios visitan a las comunidades sin aplicar protocolos de consulta previa y sin convocar a la participación de las organizaciones indígenas.

Antecedentes 

La nueva vía Boca Manu - Boca Colorado se suma a una oleada de proyectos viales que atraviesan ancestrales territorios indígenas causando numerosos impactos sociales, culturales, económicos y ambientales.

Así ha ocurrido con las vías Salvación - C.N. Shintuya; C. N. Shintuya - C.N. Diamante; Huepethue - C.N. Barranco Chico; Delta uno - C.N. Puerto Luz y la vía Delta uno - C.N. San José de Karene.

El problema, advierte la Nación Arakbut, es que ninguna autoridad adopta políticas públicas adecuadas para mitigar los impactos irreversibles y permanentes que generan dichas carreteras.

En el contexto amazónico de la región Madre de Dios las carreteras son promovidas en función a intereses foráneos agravando aún más la deforestación, la tala y minería ilegal, alienta la colonización y la transmisión de enfermedades.

Un caso clamoroso es el tramo de la carretera Nuevo Edén - C. N. Diamante que en menos de un año de afirmada, dicha carretera viene produciendo una deforestación sin límites a la comunidad de Diamante.

Dicho tramo no solo afecta a los bosques de dicha comunidad sino que además pone en riesgo latente a la Reserva Comunal Amarakaeri, territorio ancestral Arakbut.

La falta absoluta de control de los impactos por parte de las autoridades conlleva la proliferación del narcotráfico y la inseguridad social de los territorios y autonomías comunales.

“Hoy nosotros, los harakbut los lideres y lideresas, vivimos atemorizados de las amenazas que ya venimos recibiendo de oponernos al paso de la carretera en nuestro territorio” expresa el manifiesto Arakbut.

Comunidades como Masenawa serían impactadas directamente por el proyecto de carretera inconsulto que se pretende imponer en una zona de extraordinario valor ecosistémico. Foto: Nación Arakbut. 

Propuestas de los pueblos

Los pueblos indígenas no se oponen al desarrollo, aclara el manifiesto Arakbut, pero expresan su preocupación porque se aliente una nuevo proyecto vial, sin los procedimientos adecuados que contemplen el respeto a los derechos de los pueblos indígenas.

No desean que se repita la misma oscura historia ocurrida en otras comunidades que tienen carretera, pero sin ningún tipo de desarrollo y bienestar para las poblaciones indígenas afectadas.

Las carreteras no traen ningún tipo de desarrollo pues las comunidades siguen olvidadas por las autoridades. El Estado, como un fantasma aparece para hacer la carretera, y luego desaparece, dejando desguarnecida a las comunidades.

Peor aún, estas tienen que defender y proteger su territorio de nuevos agresores foráneos que buscan saquear los bosques tropicales y reactivar el narcotráfico conectándose con nuevas pistas de aterrizajes clandestinas o narcopistas.

Por tales motivos la Nación Arakbut demanda al Gobierno regional aplicar la consulta interna a las comunidades afectadas, en el marco de la consulta previa y los tratados internacionales, en coordinación con las organizaciones indígenas.

Asimismo, incluir, desde la formulación, planificación y ejecución de las carreteras a las organizaciones indígenas y comunidades afectadas.

Debe realizarse un estudio de impacto ambiental detallado, donde se incluyan los potenciales impactos socioambientales y un plan de contingencia para mitigar los impactos adversos.

Además, se debe efectuar el pago de una indemnización económica justa a las comunidades afectadas, por el derecho de propiedad territorial indígena.

Más que una trocha carrozable se debe realizar una proyecto con un enfoque de carretera ecoturística y se considere un proyecto especial para que los pueblos indígenas implementen actividades económicas sostenibles.

Si desea puede descargar el Manifiesto Arakbut a partir del siguiente enlace.

https://acortar.link/SMgvTB

 

Proceso de la Nación Arakbut

Miguel Ángel Visse Mani, opo o jefe general de la Nación Arakbut. Foto: Coharyima

Cabe destacar que el proceso de constitución de la Nación Arakbut tiene como uno de sus objetivos unificar su visión como pueblo para fortalecer su identidad cultural y luchar por la defensa de su territorio integral ancestral.

Luego de varios años en un proceso de gestación la Nación Arakbut nació oficialmente en el Congreso de la Nación Arakbut realizado los días 20 y 21 de febrero de 2021 eligiendo como opo (jefe) general a Miguel Ángel Visse Mani.

Otros de sus objetivos son fortalecer la gobernanza territorial, la medicina tradicional y la economía indígena, así como frenar la colonización del territorio ancestral del pueblo Arakbut y acceder a fondos para fortalecer el gobierno territorial autónomo.

 

Te puede interesar:

Aprueban la creación de la Nación Harakbut (25 de febrero, 2021)

Escucha nuestro podcast


AÑADE UN COMENTARIO
CAPTCHA
This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.