Servicios en comunicación Intercultural

Costa Rica: Una década de violencia e impunidad contra los pueblos indígenas

Costa Rica presenta una amplia población indígena. Actualmente un 7% del territorio nacional es de su ocupación. Foto: Dennis Castro ODI-UCR

Servindi, 9 de agosto, 2020.- El Estado de Costa Rica enfrenta graves cuestionamientos por la falta de cumplimiento de sus obligaciones hacia sus propios pueblos indígenas y de sus compromisos internacionales afirma un informe con motivo del Día Internacional de los Pueblos Indígenas.

Asi lo sostiene el documento elaborado por el Centro de Investigación en Cultura y Desarrollo (CICDE) de la Universidad Estatal a Distancia (UNED) y el Espacio Universitario de Estudios Avanzados de la Universidad de Costa Rica (UCREA).

«Estamos en presencia de un problema histórico y estructural, no ante episodios aislados ni transitorios de violencia y despojo» indican los autores.

La violación de derechos, la usurpación de territorios y la violencia sistemática se lleva a cabo por parte de diversos actores, entre los cuales destacan las personas no indígenas que se encuentran ilegalmente en los territorios.

El documento también alerta sobre la responsabilidad de los medios de comunicación que, con pocas excepciones, informan de manera descontextualizada.

No solo ignoran las voces de los líderes comunitarios y desconocen los derechos colectivos de estos pueblos, sino que abonan «desde su podio los conflictos interétnicos».

El informe responsabiliza al Estado costarricense por mantener –ya sea por acción o por omisión– la ya conocida brecha de implementación de los derechos indígenas.

Pero además agrega que se mantiene «una perversa articulación de raigambre colonial, que persiste en la institucionalidad y en todos los poderes de la República».

Conmemoración teñida de sangre

La conmemoración del Día Internacional de los Pueblos Indígenas en este 2020 está teñida de sangre por los asesinatos de líderes comunitarios: dos en menos de un año. El primero en marzo 2019 y el segundo en febrero de 2020.

Los crímenes tuvieron lugar a pesar de que ambos líderes se encontraban bajo la supuesta protección de las medidas cautelares ordenadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Es la primera vez que Costa Rica recibe, de manera reiterada, llamados de atención de mecanismos de derechos humanos de Naciones Unidas y de la misma CIDH, exigiéndole remediar la violencia e impunidad que sufren las comunidades indígenas.

Todo eso configura una grave anomalía «tratándose de un país que posee un sólido estado de derecho y que se presenta como abanderado de los derechos humanos».

El documento se realiza como un esfuerzo por «aportar evidencia sólida que deje en claro las deudas históricas y los pendientes no resueltos con los pueblos indígenas» indican los autores desde una posición académica y de investigación.

Remarcan que situación en los territorios indígenas es injusta, insoportable e, insostenible, motivo por el cual formulan planteamientos como evitar la pandemia como excusa para aletargar indebidamente el cumplimiento de las obligaciones institucionales.

Acceda al documento completo con un clic en el siguiente enlace:

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario