Servicios en comunicación Intercultural

Contener a la caverna, por Jorge Agurto

Tanques del Ejército y soldados se apostan en la plaza Bolívar frente al Parlamento, luego que el presidente Alberto Fujimori anunciara el cierre del Congreso y la vigencia de un gobierno de Reconstrucción Nacional. Foto: Agencia Andina

Sin pruebas fehacientes y sin esperar a que los mecanismos normales resuelvan cualquier hecho irregular que intente vulnerar la voluntad de sufragio Keiko Fujimori lanzó una campaña en redes con el hashtag #FraudeEnMesa para recabar denuncias como estratagema para bloquear o deslucir un posible triunfo de Pedro Castillo. 

Por Jorge Agurto

7 de junio, 2021.- La ultraderecha –aupada tras el fujimorismo– intenta bloquear o deslucir un probable triunfo de Pedro Castillo que al 96.378 por ciento de las actas procesadas encabeza los resultados con 50.28 frente al 49.72 de Keiko Fujimori. 

Aún no termina el ajustado conteo de votos pero la delantera de Castillo representa más de 95 mil votos. Ante esto, los poderes fácticos empezaron a operar sus triquiñuelas con todo el alcance mediático a su servicio.

La más reciente estratagema es un supuesto "fraude en mesa" denunciado de manera vergonzosa e irresponsable por Keiko Fujimori y su plancha presidencial cuando aún no culmina el conteo oficial de votos.

Sin pruebas fehacientes y sin esperar que los mecanismos normales resuelvan cualquier hecho irregular que intente vulnerar la voluntad de sufragio Keiko lanzó una campaña en redes con el hashtag #FraudeEnMesa para recabar denuncias.

Ello a pesar que la Misión de Observadores de la Unión Interamericana de Organismos Electorales (UNIORE) reconoce que el proceso electoral del 6 de junio "fue organizado de manera correcta y exitosa de acuerdo con los estándares nacionales e internacionales".

"Tu no has cambiado pelona"

La campaña mediática confirma que Keiko no ha cambiado. Es la misma persona incapaz de aceptar su derrota, imbuida de maledicencia, que ante su inmimente derrota, juega ahora a crear un clima de confrontación.

Así lo hizo con Pedro Pablo Kuczynski a quién nunca perdonó la derrota que éste le inflingió en 2016 por 41,438 votos de diferencia, lo que significó la segunda derrota electoral de Keiko a la presidencia.

Cabe destacar que antes de la última jugada de Keiko, los medios ya responsabilizaban a Pedro Castillo de la caída de la bolsa de valores, de la subida del dólar y el alza de los precios de alimentos con insumos importados.

Doble discurso

El contexto de agresiones se articula en un doble discurso en la que algunos voceros de la ultraderecha invocan a la reconciliación y unidad nacional, pero descalifican la opción democrática de Castillo por "comunista".

Tal es el caso del desmedido vocero fujimorista Fernando Rospigliosi Capurro –cazurro, diría yo– que en su columna en el diario Expreso del 7 de junio afirma: 

"hay que reconciliar al Estado con los ciudadanos y cerrar las heridas abiertas entre todos aquellos que con discrepancias, defienden la democracia y la libertad".

Pero en su Twitter lanzado horas más tarde descalifica la legítima opción democrática y popular que representa Pedro Castillo Terrones y escribe:

"Defender el voto con firmeza y energía ante las amenazas y la matonería de los socios de Sendero Luminoso (Movadef). No se van a imponer con violencia. Todavía no se han terminado de contar los votos del Perú y el extranjero".

De igual modo, Jorge Montoya Manrique, vicealmirante peruano en situación de retiro y virtual congresista de Renovación Popular, hizo un “llamado a la unidad y concertación” en una nota escrita en el diario El Comercio.

Sostuvo que "este bicentenario escribiremos otra historia, una historia de reconciliación, de paz, de amor y de unión"; pero al referirse a la opción electoral de Pedro Castillo la califica negativamente de "comunista".

Montoya, presidente del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas de 2007 a 2008, sostuvo que en el balotaje del 6 de junio: "estamos decidiendo si vivir en democracia o vivir en comunismo".

Para Montoya el comunismo es una creciente amenaza regional que hay que enfrentar con resolución. “Necesitamos una alianza entre los partidos de derecha de todo el continente para frenar el avance del comunismo” afirmó a la Gaceta de la Iberosfera.

Keiko y la democradura 

Caricatura de Carlos Tovar, Carlín, del diario La República

Steven Levitsky, político y profesor de la Universidad de Harvard, descarta el escenario comunista en el Perú. "No sé de dónde se inventan eso de que podría haber comunismo en Perú, es una payasada".

En una entrevista concedida al diario La República el domingo 6 de junio reconoce la posibilidad de un "escenario bolivariano", que utilice mecanismos plebiscitarios para concentrar poder.

Sin embargo, Levitsky –que es un conocedor bastante cercano de lo que ocurre en Perú– no cree que eso sea probable por que [Castillo] es alguien políticamente muy débil.

En cambio, respecto a Keiko Fujimori, Steven Levitsky considera que hay menos incertidumbre sobre lo que vaya a hacer y que calificó como "democradura".

La democradura es "un régimen mínimamente democrático" que viola derechos civiles, de asociación, de protesta, que ataca a la izquierda y viola derechos humanos.  

En un eventual gobierno de Keiko Fujimori "podría haber una especie de autoritarismo competitivo, al estilo de su padre".

"El Congreso electo es conservador y no seria difícil para ella [Keiko] construir alianzas, relaciones amistosas con los medios, los empresarios, con el Poder Judicial".

"Es decir, ella puede reconstruir la coalición fujimorista de los noventas, una alianza con la élite, el establishment. Y si gana, Fujimori lo hará con un mandato anticomunista, de la mano con una coalición que quería aplastar a la izquierda" aseveró Levitsky.

 

Te puede interesar:

¿Qué tan legítima sería una posible victoria de Keiko Fujimori?

De darse un escenario favorable a Fujimori, ¿podría celebrarse una victoria lograda a costa del miedo, con medios inclinados y propuestas extremadamente populistas? Seguir leyendo...

Considerando en frío, imparcialmente, Pedro Castillo ya ganó

Comparto diez aspectos positivos por los cuales considero que Pedro Castillo ya ganó. Creo que es una muestra suficiente para ir a votar con la sensación de que esta vez el triunfo es del pueblo y tiene una enorme connotación histórica sin parangón. Seguir leyendo...


A los indecisos: ¿Por qué es necesario apoyar críticamente a Pedro Castillo?

La apuesta por una nueva Constitución Política, con signo democrático y popular, abre la posibilidad de transitar hacia un gran cambio social e histórico que el Perú espera desde su conformación formal como república. Está en el campo popular pasar de la inactividad pasiva y antidemocrática a la participación y vigilancia activa y democrática. Pedro Castillo abre posibilidades al pueblo para proponer y actuar en positivo. Seguir leyendo...

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario