Ganancias y pobreza: la eco. del trabajo forzado

Foto: Agencia Andina. Foto: Agencia Andina.

En los últimos 10 años, los beneficios derivados del trabajo forzado han aumentado en un 37%, generando aproximadamente  64 mil millones de dólares por año.

Servindi, 5 de abril, 2024.- El trabajo forzado afecta a más personas que en la década anterior y atraviesa prácticamente todas las partes de la economía privada y sectores de negocios. 

Así lo revela el informe “Ganancias y pobreza: La economía del trabajo forzado” elaborado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) que ha recopilado nueva información en la segunda edición de su publicación.

El nuevo informe calcula los beneficios generados por el trabajo forzoso en el mundo actual. Estos beneficios reflejan los salarios efectivamente robados de los bolsillos de los trabajadores por los autores del trabajo forzoso a través de sus prácticas coercitivas.

Lo anterior quiere decir también que casi el 86%  casos de trabajo forzado son impuestos por actores privados. Estas cifras se concentran con 63 % en explotación laboral forzada y 23 %  en explotación sexual comercial forzada. 

El trabajo forzado impuesto por los Estados representa el 14 por ciento restante de las personas en trabajo forzado. 

Aún así, cabe recordar que las estimaciones de beneficios ilegales presentadas en este estudio no incluyen las ganancias derivadas del trabajo forzado impuesto por el Estado, con lo que la cifra sería enormemente mayor.

De los casos conocidos de trabajo forzado en empresas privadas, la mayoría ocurre en la industria, servicios, agricultura y trabajo doméstico, que suman el 89% del total.


Gráfico: beneficios económicos por sector elaborado por la OIT

A continuación, las actividades que abarca cada sector:

  • Sector industrial: incluye la minería y la extracción de canteras, la fabricación, la construcción y los servicios públicos.

  • Sector de servicios: abarca actividades relacionadas con la venta al por mayor y al por menor, la hostelería y las actividades de servicios de comidas, el arte y el entretenimiento, los servicios personales, los servicios administrativos y de apoyo, la educación, la salud y los servicios sociales, y el transporte y almacenamiento.

  • Agricultura: incluye la silvicultura, la caza, así como cultivos, producción ganadera y pesca.

  • El trabajo doméstico es el realizado en hogares de terceros.

Existen otros sectores con menos casos de trabajo forzado en la economía privada, pero aún así, afectan a cientos de miles de personas. 

Esto incluye a quienes son forzados a mendigar en las calles y a aquellos obligados a participar en actividades ilegales.


El elemento que siempre está presente a lo largo de la cadena de explotación del trabajo forzoso es el abuso de la vulnerabilidad de las personas, ya sea desde el punto de vista psicológico, social o estructural. Foto: ANDINA/CHS Alternativo

Conclusiones del informe 

El estudio resalta las grandes ganancias ilícitas que provienen del trabajo forzado. Por ejemplo, la falta de pago adecuado a los trabajadores conlleva a que los explotadores obtengan más de $236 mil millones en beneficios. 

En ese sentido, afirma la necesidad de invertir urgentemente en acciones que disminuyan las ganancias obtenidas del trabajo forzado y que responsabilicen a los que cometen este delito.

Lo anterior porque, en el marco legal, hay pocas persecuciones por trabajo forzado, lo que permite impunidad a los perpetradores.

Para que las medidas de cumplimiento sean efectivas, es necesario fortalecer las leyes relacionadas con el trabajo forzado y alinearlas con estándares internacionales. 

La OIT propone mejorar las capacitaciones de quienes hacen cumplir la ley para identificar y perseguir con celeridad casos de trabajo forzado. 

También se requiere ampliar las inspecciones laborales en sectores de alto riesgo y mejorar la coordinación entre las autoridades laborales y penales.

 

Más allá del marco legal

Pero el informe advierte que la respuesta no se encuentra solo en el marco legal. Se necesita un enfoque amplio que aborde las causas subyacentes y proteja a las víctimas. 

Para ello es crucial mejorar la protección social, la educación, la capacitación laboral y la gobernanza migratoria. 

También es importante promover procesos de reclutamiento justos y garantizar la libertad de asociación y negociación para los trabajadores. 

Formalizar la economía informal y seguir el Protocolo para el Convenio sobre el Trabajo Forzoso son pasos clave según el documento de la OIT para combatir el trabajo forzado de manera integral.

Escucha nuestro podcast


AÑADE UN COMENTARIO
CAPTCHA
This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.