Servicios en comunicación Intercultural

Las Plataformas Climáticas son estratégicas si empoderan a los PP. II.

Foto: Plataforma de las Comunidades Locales y los Pueblos Indígenas.

Informe especial de Servindi gracias al apoyo del Grupo Internacional de Trabajo sobre Asuntos Indígenas (IWGIA).

Servindi, 4 de enero, 2022.- La persistente presión de los pueblos indígenas en los diversos procesos de debate y negociación internacional sobre cambio climático se expresa en la creación de la Plataforma de las Comunidades Locales y los Pueblos Indígenas.

Su creación fue adoptada por la Conferencia de las Partes (CP) de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC) realizada en París, Francia, en 2015

El Acuerdo de París “reconoció la necesidad de reforzar los conocimientos, las tecnologías, las prácticas y los esfuerzos de las comunidades locales y los pueblos indígenas para hacer frente al cambio climático y darle respuesta”.

En ese contexto es que se establece la Plataforma, cuya vocación es el intercambio de experiencias y mejores prácticas sobre la mitigación y la adaptación de manera holística e integrada.

La plataforma cuenta con un Grupo de Trabajo de Facilitación integrado por 14 representantes, la mitad de los cuales son representantes de las Partes y la otra mitad son representantes de organizaciones de pueblos indígenas. 

Los representantes de las Partes son designados por sus respectivos grupos regionales y distritos electorales, y los representantes de los pueblos indígenas son designados por los pueblos indígenas, a través de sus puntos focales. 

La necesidad de difundir la labor realizada es sumamente pertinente considerando que luego de un periodo de dos años (2020 y 2021) afectado por la pandemia del coronavirus el 2022 se iniciará el segundo plan de trabajo trienal 2022-2024.

Mandato y funcionamiento de la Plataforma

En la COP24 se estableció el Grupo de Trabajo de la Plataforma con el objetivo de proseguir la puesta en funcionamiento de la Plataforma y de facilitar el desempeño de sus tres funciones, relativas al conocimiento, la capacidad de participación y las políticas y medidas relacionadas con el cambio climático.

El Grupo de Trabajo presentó y desarrolló una propuesta de plan de trabajo inicial bienal centrado en el desempeño de las funciones de la Plataforma.

El Grupo de Trabajo se reúne dos veces al año, coincidiendo con los períodos de sesiones de los órganos subsidiarios y el período de sesiones de la Conferencia de las Partes, con la excepción de 2020-2021, cuando los períodos de sesiones se aplazaron a causa de la pandemia.

El Grupo de Trabajo solicita regularmente aportaciones de colaboradores, incluidos los pueblos indígenas, y de este modo busca promover la participación activa de sus colaboradores en sus reuniones.

Dicha participación y la posibilidad de recabar experiencias y conocimientos para sus debates se consideran beneficiosas para el Grupo de Trabajo que busca ser transparente, inclusivo y contribuir a potenciar la voz de los pueblos indígenas y las comunidades locales.

Un informe de esta labor se encuentra accesible en lengua castellana en el siguiente enlace:

El portal web de la Plataforma es el principal canal para compartir materiales didácticos y facilitar su recopilación y difusión.

Aportes del Grupo de Trabajo

Destacamos algunos de los aportes sugeridos por el Grupo de Trabajo a partir del contexto y la dirección de la labor realizada en el marco de la Plataforma y sus funciones:

a) La necesidad de reforzar los conocimientos, las tecnologías, las prácticas y los esfuerzos de las comunidades locales y los pueblos indígenas para hacer frente al cambio climático y darle respuesta;

b) La importancia de comprender, respetar y salvaguardar los conocimientos tradicionales, los conocimientos de los pueblos indígenas y los derechos asociados a ellos y los sistemas de conocimientos locales;

c) La importancia de desarrollar y fortalecer las redes y las relaciones indígenas con el fin de compartir y transmitir conocimientos, prácticas, recursos y soluciones basadas en los conocimientos tradicionales atendiendo al principio del consentimiento libre, previo e informado;

d) La importancia del segundo plan de trabajo trienal (2022-2024) con vistas a fomentar la capacidad de los pueblos indígenas, las comunidades locales y las Partes para mejorar la aplicación del artículo 2 del Acuerdo de París, entre otras vías mediante políticas y medidas basadas en los conocimientos tradicionales, los conocimientos de los pueblos indígenas, los sistemas de conocimientos locales, los valores y las prácticas indígenas y la práctica de una mejor gestión de la naturaleza;

e) La oportunidad de implicar e incluir a los poseedores de conocimientos de los pueblos indígenas y las comunidades locales, incluidas las mujeres y los jóvenes, y colaborar con ellos en el proceso de la Convención Marco y otros procesos de manera que se reconozcan los conocimientos tradicionales, los conocimientos de los pueblos indígenas y los sistemas de conocimientos locales, así como las prácticas y contribuciones de los pueblos indígenas y las comunidades locales;

f) La oportunidad de contribuir a aumentar la ambición de las contribuciones determinadas a nivel nacional (CDN) mediante la participación plena y efectiva de los pueblos indígenas, en particular elaborando indicadores para evaluar los efectos de las medidas de mitigación del cambio climático en las comunidades indígenas e incluyendo directrices, marcos y criterios para incorporar las soluciones basadas en los conocimientos tradicionales y el uso sostenible de los recursos en los planes nacionales de adaptación (PNAD), las CDN y otros planes nacionales;

g) La oportunidad de invitar a los pueblos indígenas, las comunidades locales, las Partes y otros interesados a aplicar buenas prácticas relacionadas con la participación de los pueblos indígenas y las comunidades locales en el diseño y la ejecución de políticas y medidas nacionales relativas al clima;

h) La importancia de incluir los conocimientos de los pueblos indígenas y las comunidades locales en las políticas y programas sobre el clima a nivel tribal, intertribal, regional, nacional e internacional, en particular con el fin de reducir las emisiones y superar los obstáculos creados por las políticas que amenazan los ecosistemas y las prácticas tradicionales.

Plan de trabajo 2022-2024

El Plan de trabajo trienal debe permitir continuar el desempeño de la Plataforma en sus tres funciones básicas:

a) Conocimiento: la plataforma debería promover el intercambio de experiencias y mejores prácticas con miras a aplicar, reforzar, proteger y preservar los conocimientos tradicionales, los conocimientos de los pueblos indígenas y los sistemas de conocimientos locales, así como las tecnologías, las prácticas y los esfuerzos de las comunidades locales y los pueblos indígenas destinados a hacer frente al cambio climático y a darle respuesta, teniendo en cuenta el consentimiento libre, previo e informado de los titulares de esos conocimientos, innovaciones y prácticas;

b) Capacidad de participación: la plataforma debería fomentar la capacidad de los pueblos indígenas y las comunidades locales con el fin hacer posible su participación en el proceso de la Convención, y la capacidad de las Partes y otros interesados pertinentes para colaborar con la plataforma y con las comunidades locales y los pueblos indígenas, en particular en el contexto de la aplicación del Acuerdo de París y de otros procesos relacionados con el cambio climático;

c) Políticas y medidas relacionadas con el cambio climático: la plataforma debería facilitar la integración de diversos sistemas de conocimientos, prácticas e innovaciones en la formulación y ejecución de las medidas, los programas y las políticas nacionales e internacionales de una forma que respete y promueva los derechos e intereses de las comunidades locales y los pueblos indígenas. La plataforma también debería facilitar el ejercicio de una acción climática más fuerte y ambiciosa por parte de los pueblos indígenas y las comunidades locales que pueda ayudar a lograr la puesta en práctica de las contribuciones determinadas a nivel nacional de las Partes interesadas.

El plan de trabajo destaca la importancia de implicar a las mujeres, los jóvenes y los poseedores de conocimientos.

Asimismo, alentar y promover un enfoque basado en los derechos humanos para que se reconozcan y salvaguarden los conocimientos de los pueblos indígenas y los sistemas y prácticas de conocimientos locales en relación con el cambio climático.

De igual modo, fomentar la capacidad de las Partes, los pueblos indígenas y las comunidades locales para participar de manera efectiva y respetuosa en las oportunidades de intercambiar experiencias y compartir buenas prácticas y lecciones aprendidas.

Ello en relación con la mitigación, la adaptación, el aumento de la resiliencia climática, de una manera holística e integrada, y para evaluar los efectos del cambio climático en los pueblos indígenas y las comunidades locales a nivel regional, nacional e internacional.

 

El Grupo de Trabajo recomienda a las Partes que aumenten la interacción y colaboración con los pueblos indígenas y las comunidades locales a nivel nacional y refuercen su participación en el diseño y ejecución de los programas y políticas nacionales sobre el clima.

También que incluyan entre los miembros de sus delegaciones a representantes de los pueblos indígenas y de las comunidades locales y mejoren la capacidad de estos para participar de manera efectiva como miembros de pleno derecho de las delegaciones.

 

La Plataforma Climática en Perú

Uno de los países que se inspiró en el propósito de una Plataforma Climática para pueblos indígenas fue el Perú, que incluyó dicha petición como la primera de un conjunto de diez demandas nacidas desde el movimiento indígena peruano.

Las citadas demandas cobraron fuerza en el marco del proceso de consulta del reglamento de la Ley Marco sobre Cambio Climático, Ley número 30754, proceso al cual fue obligado el gobierno de Martín Vizcarra, quién promulgó la ley sin consulta previa a los pueblos indígenas y en un contexto de crisis política.

Es importante recordar que incluso un proyecto de reglamento pretendía ser aprobado sin un adecuado proceso de consulta previa.

Una carta notarial de la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana (Aidesep) –que recibió el respaldo de otras organizaciones nacionales– permitió presionar y oficializar un proceso de consulta previa.   

La Plataforma de los Pueblos indígenas para enfrentar el Cambio Climático (PPICC) que es como se denominó el nuevo espacio fue creado oficialmente mediante la Resolución Ministerial N° 197-2020-MINAM del 19 de setiembre de 2020 y considerado un triunfo –aunque parcial– del movimiento indígena.

El gobierno peruano entonces se jactó por todo lo alto de ser el primer país del mundo de contar con una plataforma dedicada a los pueblos indígenas y así lo divulgó en espacios nacionales como internacionales.

La PPICC está definida como un espacio que gestiona, articula, difunde y hace seguimiento a las propuestas de medidas de adaptación y mitigación de los pueblos indígenas u originarios frente al cambio climático, valorando sus conocimientos, prácticas y saberes tradicionales y ancestrales.

La PPICC está conformada por representantes de cada una de las siete organizaciones nacionales representativas de los pueblos indígenas u originarios, dos representantes del Ministerio del Ambiente y dos representantes del Ministerio de Cultura.

Las siete organizaciones de pueblos indígenas son:

  • Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana (Aidesep)
  • Confederación Campesina del Perú (CCP)
  • Confederación Nacional Agraria (CNA)
  • Confederación de Nacionalidades Amazónicas del Perú (Conap)
  • Federación Nacional de Mujeres Campesinas, Artesanas, Indígenas, Nativas y Asalariadas del Perú (Fenmucarinap)
  • Organización Nacional de Mujeres Andinas y Amazónicas del Perú (Onamiap)
  • Unión Nacional de Comunidades Aymaras (UNCA)

La Secretaría Técnica está a cargo de la Dirección General de Cambio Climático y Desertificación del Viceministerio de Desarrollo Estratégico de los Recursos Naturales del Ministerio del Ambiente, y su función es brindar el apoyo administrativo permanente a la PPICC para el cumplimiento de sus funciones.

El Ministerio de Cultura tiene entre sus funciones fortalecer las capacidades de los pueblos indígenas para la gestión integral del cambio climático, incorporando el enfoque de interculturalidad.

Asimismo, incorporar los conocimientos, prácticas y saberes ancestrales de los pueblos indígenas u originarios en la gestión integral del cambio climático y realizar acciones de difusión con pertinencia cultural dirigido a los pueblos indígenas sobre propuestas de medidas de adaptación y mitigación, entre otras.


 

Funciones de la Plataforma de los Pueblos indígenas para enfrentar el Cambio Climático (PPICC)

1. Difundir las propuestas de acción climática de los pueblos indígenas u originarios y las acciones desarrolladas por la Plataforma.

2. Presentar las propuestas de acción climática de los pueblos indígenas u originarios a la Comisión de Alto Nivel de Cambio Climático.

3. Proponer y sistematizar la acción climática de los pueblos indígenas u originarios, así como los conocimientos, prácticas y saberes ancestrales.

4. Realizar seguimiento y evaluación de los avances realizados en la implementación de las propuestas de acción climática de los pueblos indígenas u originarios.

5.  Participar en el monitoreo y evaluación de la implementación de la normativa nacional vigente relacionada a bosques y cambio climático.

6.  Robustecer los sistemas de conocimiento, prácticas y saberes ancestrales de los pueblos indígenas u originarios en cambio climático.

7. Fortalecer las capacidades de los pueblos indígenas y de las bases nacionales, regionales y locales de sus organizaciones nacionales.

8. Articular, gestionar e intercambiar las propuestas de acción climática de los pueblos indígenas u originarios con actores estatales y no estatales.

9. Colaborar en la formulación, implementación, monitoreo, evaluación y actualización de los instrumentos de acción climática. 

10. Informar y presentar a las entidades públicas las propuestas de acción climática de los pueblos indígenas u originarios.

11. Dar a conocer los flujos de financiamiento provenientes de recursos públicos, privados y de la cooperación internacional, percibidos por la Plataforma.

 

A manera de conclusión

Una de las preocupaciones de las organizaciones de pueblos indígenas nacionales y subnacionales es que las iniciativas que surgen en los espacios globales e internacionales operen “en las alturas”, distanciadas de las vivencias y preocupaciones de las comunidades de base.

Y es que es bastante común que en ámbitos especializados y complejos surjan personas que a suerte de representar consuetudinariamente a los pueblos terminan por sustituir y luego reemplazar a los procesos de base.

La propuesta de forjar plataformas climáticas indígenas con arraigo nacional tuvo –por lo menos en el caso peruano– la intención de darle un soporte de base nacional a la plataforma global y esta no quede en el aire.

Un acierto del Plan 2022-2024 de la Plataforma global son los encuentros regionales, que deben acercar al Grupo de Trabajo de Facilitación de la Plataforma con las representaciones indígenas de una determinada región.

Un proceso similar debería operarse asimismo en las plataformas nacionales a fin de interactuar y articular a las representaciones indígenas subnacionales.

Sin duda, la representación por pueblo y con un criterio territorial debe ser tomada en consideración, aunque no es el único y no debería ser excluyente.

Debido a la especialidad del mandato vinculado a los conocimientos, saberes y prácticas hay que considerar que los poseedores de conocimientos indígenas a veces se expresan y concentran en procesos más complejos y bajo una práctica institucional distinta.

Si consideramos el enorme aporte que pueden hacer los pueblos y comunidades frente al mayor desafío civilizatorio que enfrenta la humanidad hay que propiciar los mejores escenarios para que fluyan los aportes.

Tanto la plataforma global como las plataformas nacionales enfrentan en común la institucionalidad de los procesos no indigenas, en el que operan las Partes o Estados, inconscientes de la real dimensión de la crisis climática y acostumbrados a tomar decisiones al margen del interés nacional y de los pueblos originarios.

A más de un año de instalada la Plataforma de Pueblos Indígenas para enfrentar el Cambio Climático en Perú es importante conocer no solo el balance de este espacio de trabajo sino cuáles son sus prioridades y planes para el periodo 2022-2023. 

De manera particular es pertinente saber en qué medida se tienen en consideración las recomendaciones de la Plataforma de las Comunidades Locales y los Pueblos Indígenas que ya tiene aprobado en 2021 el plan trianual 2022-2024.

Si bien se trata de espacios y mecanismos distintos sería oportuno conocer cómo se piensa hacer sinergia y articular propósitos comunes para lograr efectividad y eficacia en las acciones climáticas de las comunidades y pueblos indígenas.

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario