Servicios en comunicación Intercultural

Perú: Miguel Grau, ejemplo de integridad, honor y compromiso democrático

Servindi, 8 de octubre, 2009.- Para la mayoría de peruanos Miguel Grau representa gloria, honor, caballerosidad y arrojo. Existen miles de páginas escritas sobre su desempeño como comandante de la marina peruana. Pero Grau también fue un ejemplo de padre de familia, ciudadano y político. Y representa un símbolo del amor a la patria y a la nación.

- Miguel Grau, ejemplo de integridad (descargar audio con un clic derecho en el enlace y elegir guardar como).

Miguel Grau Seminario nació en Piura el 27 de Julio de 1834 y desde niño amó el mar.

Su padre fue un humilde trabajador en la Aduana de Paita, y Miguel, desde los nueve años, inicia su larga carrera naval con el desempeño de los oficios más humildes hasta llegar a recorrer prácticamente todos los mares del mundo.

Como oficial de la Armada forja una carrera esforzada, impecable y con una sólida ética profesional y calificación militar. Participa de la batalla naval de Abtao, al mando de la corbeta Unión, en la cual enfrentó a la escuadra española.

Amoroso padre de familia, contrajo matrimonio con doña Dolores Cavero, con quien tuvo 10 hijos. En la paz y en la guerra supo ser un buen esposo y padre como lo atestiguan las numerosas a su familia.

En 1872 el coronel Tomás Gutiérrez, entonces Ministro de Guerra y Marina, y sus tres hermanos dieron un golpe contra el estado de derecho.

Desconocieron la elección de Manuel Pardo, tomaron preso al entonces Presidente José Balta y disolvieron el Congreso.

Los golpistas ordenaron el sometimiento de la Armada hecho que fue rechazado de manera tajante por los comandantes de los buques, entre estos, Miguel Grau.

Indignado por los acontecimientos promovió una reunión en la isla San Lorenzo para deliberar y suscribir una proclama contra la tiranía y reafirmar su decisión de luchar por el restablecimiento del orden y la ley.

La proclama circula por el Callao y Lima y la Escuadra se retira del Callao y viaja hacia el sur mientras que, fracasada la revuelta, el Presidente José Balta es asesinado en el cuartel San Francisco, donde estaba detenido.

Mientras en Lima la población se amotina contra de los hermanos Gutiérrez, Miguel Grau se dirige a los prefectos de Arequipa, Cusco, Puno, Moquegua y Tacna y las autoridades judiciales del sur para informar la posición de rechazo a la dictadura asumida por la Escuadra.

Esa vocación por la patria y el respeto a los valores democráticos fue parte del bagaje ético del ciudadano Miguel Grau, comandante del buque Monitor Huáscar, que en 1876 es elegido Diputado por Paita, como miembro del Partido Civil, a los 42 años.

A pesar de haber estado solo tres años en el Congreso la historia registra una actividad congresal eficaz al servicio de sus representados.

Cuando se suceden las hostilidades fronterizas entre Chile y el Perú Miguel Grau no duda un instante en pedir licencia en el Congreso para reasumir en 1879 el mando del Huáscar.

La política nacionalista emprendida por Manuel Pardo, en desmedro del capital extranjero, fue un factor que desencadenó la guerra del Pacífico. El trasfondo son los intereses de Inglaterra que provoca el conflicto y utiliza a la burguesía chilena como mascaron de proa de la avanzada inglesa.

Durante el conflicto, Grau destacó por su audacia y arrojo, pero sobre todo por su don de mando, de estratega militar y marino consumado. Durante cinco meses, la escuadra enemiga no pudo con Grau y su viejo monitor.

Para el glorioso Almirante Grau la guerra nunca fue un baño de sangre y destacó por su caballerosidad ante el enemigo rendido.

Cuando el combate de Iquique hundió a la corbeta chilena La Esmeralda no dudó en rescatar a los náufragos que luchaban por sus vidas en las frías aguas del Pacífico, quienes luego de ser rescatados dieron un sonoro ¡Viva al Perú Generoso!.

Tampoco reparó en rendir homenaje al héroe chileno Arturo Pratt, caído en el fragor de la batalla. Guardó con respeto la cartera de Prat, que contenía los retratos de su esposa e hijos, y también su espada, y envió una sentida carta de condolencia a su viuda en Chile.

En la bitácora del Huáscar, Grau escribió: Os puedo asegurar que si el Huáscar no regresara victorioso, yo tampoco he de regresar. Esta profecía se cumplió el 8 de octubre de 1879 en el combate naval de Angamos donde los buques peruanos Huáscar y Unión se enfrentaron en inferioridad a los buques chilenos Cochrane, Blanco Encalada, O'Higgins y Covadonga.

La captura del Huáscar por la Escuadra chilena fue decisiva para el dominio del teatro marítimo y marca el fin de la campaña naval de la Guerra del Pacífico.

Para Jorge Basadre, el héroe Miguel Grau "fue la espada y el escudo del Perú que por seis meses impidió el desembarco".

Teodoro Roosevelt, Presidente de los Estados Unidos, llegó a decir: "El Huáscar es el famoso y recordado buque sobre el cual se hayan ejecutado los actos de heroísmo mayores que jamás se han hecho en algún otro blindado de cualquier nación del mundo"

El historiador peruano Jorge Basadre escribió:

"Miguel Grau Seminario fue un hombre comprometido con su tiempo, con su país y sus valores. Fue honesto y leal con sus principios, defendió el orden constitucional y fue enemigo de las dictaduras.

El héroe de Angamos siempre estuvo en la línea de afirmación de las normas morales y las tradiciones de la república. Honrado en el camarote y en la torre de mando, lo es también en el salón y en el hogar."

Como una señal de respeto y homenaje en el hemiciclo del Congreso del Perú se encuentra una réplica de su escaño y el nombre de Miguel Grau es el primero que se llama al momento de pasar lista a los congresistas.

Anexos:

Carta de Miguel Grau a la viuda de Arturo Pratt

Monitor Huáscar, Pisagua Junio 2 de 1879.

Señora Carmela Carvajal de Prat:

Dignísima señora: Un sagrado deber me autoriza dirigirme a usted y siento profundamente que en esta carta, por las luchas que va a rememorar, contribuya a aumentar el dolor que hoy, justamente debe dominarla.

En el combate naval del 21 del próximo pasado, que tuvo lugar en las aguas de Iquique, entre las naves peruanas y chilenas, su digno y valeroso esposo, el Capitán de Fragata don Arturo Prat, Comandante de la Esmeralda, fue, como usted no lo ignorará ya, víctima de su temerario arrojo en defensa y gloria de la bandera de su Patria.

Deplorando sinceramente tan infausto acontecimiento y acompañándola en su duelo, cumplo con el penoso deber de enviarle las, para usted, inestimables prendas que se encontraron en su poder y que son las que figuran en la lista adjunta. Ellas le servirán indudablemente de algún pequeño consuelo en medio de su desgracia, y para eso me he anticipado a remitírselas.

Reiterándole mis sentimientos de condolencia, logro, señora, la oportunidad de ofrecerle mis servicios, consideraciones y respetos con que me suscribo de usted, señora, muy afectísimo seguro servidor.

Miguel Grau

Carta de respuesta a Miguel Grau por la Vda. de Pratt

En la carta que respondió ella se puede leer:

"...con la hidalguía del caballero antiguo, se digna usted acompañarme en mi dolor, deplorando sinceramente la muerte de mi esposo, y tiene la generosidad de enviarme las queridas prendas que se encontraron sobre su persona... Por ello tengo la conciencia de que el distinguido jefe que tiene hoy el valor de asociarse a mi duelo y de poner muy en alto el nombre y la conducta de mi esposo en esta jornada, y que tiene aún el más raro valor de desprenderse de un valioso trofeo... un jefe semejante, un corazón tan noble hubiera evitado, si hubiera podido, el sacrificio de mi esposo...".

Fuentes consultadas:

- Wikipedia

- Kapsoli Escudero, Wilfredo: Miguel Grau: La Patria, en Modernidad y Tradición. Perú, siglos XVI-XX, Editorial Lumen, 1996.

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Comentarios

Como peruano me siento orgulloso de tener un heroe como el Almirante miguel GRAU SEMINARIO,pues el simboliza al hombre que por encima de la fiereza y beastialidad que demuestran los soldados en cualquier guerra del mundo, en cualquier tiempo de la historia, el demostro sentimientos muy humanos, que solo los grandes hombres tienen este raro don.

Lo mas curioso es de que los peruanos no lo reconocen tanto como los del exterior y han sabido de él.
"Ningun profeta es aceptado en su propia tierra"

Miguel Grau siempre será el mejor.

MIGUEL GRAU...EL MAS GRANDE HEROE DE NUESTRA PATRIA...EJEMPLO DE HOMBRE:DIGNO ,JUSTO Y NOBLE

SU LEGADO ES UN EJEMPLO PARA TODOS LOS PERUANOS QUE AMAN A SU PATRIA

EL VALIENTE MIGUEL GRAU NUNCA MORIRA VIVE EN LA MEMORIA DE TODOS LOS PERUANOS

Es un mito que los marinos chilenos gritaran vivas al Perú generoso. Si lo piensan es ridÃculo.

Si estás que te cagas de frÃo en el mar y existe el riesgo de que te dejen morir y al enemigo se le ocurre salvarte y darte cobijo es lo menos que puedes gritar: ¡Viva el Perú generoso! Además existen diversas fuentes y evidencias históricas de Perú y Chile que confirman lo mismo como las cartas a la señora Pratt

EL MAS GRANDE HEROE DE AMERICA Y EL MUNDO

ORGULLO DEL PERU PARA EL MUNDO

creo que Miguel Grau fue un hombre muy generoso por su pais.Y muy valiente por dar su vida.

#10 Zonia : es un hereo peruano que en los colegios debería tenerlo como ejemplo, y afianzar en nuestros hijos el amor a la patria y el respeto a las personas.. que hoy en día se ha pedido en gran las mayorias

VIVA EL PERU, ORGULLOSA DE SER PERUANA,A SEGUIR EL EJEMPLO DE NUESTRO CABALLERO DE LOS MARES

Yo creo que Miguel Grau es un hombre que cumplia con cu palabra. Miguel Grau era, es, y será un buen ejemplo.

Yo como peruana tengo que saber que Miguel Grau Seminario fue un ejemplo para el Perù siempre sera nuestro heroe te recordamos festejando el dia que el murio DESCANSA EN PAZ

q viva el Perú !! heroes d verdad como Miguel Grau

PROYECTO DE LEY DEL EJERCICIO PROFESIONAL DEL OFICIAL DE LA MARINA MERCANTE DEL PERU

[email protected]

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

El Colegio de Oficiales de Marina Mercante del Perú, por intermedio de su Junta Directiva, formuló La presente iniciativa legislativa, que tiene por objeto el cumplimiento de los aspectos formativos, administrativos y legales para el ejercicio de las labores propias del Oficial de la Marina Mercante y de la docencia de la misma, a efecto de cautelar el derecho que tiene la sociedad, de no ser sorprendidos por inescrupulosos que no reúnan los requisitos de ley.

Que es obligación del Estado garantizar, proteger y estimular al trabajador que ejerce profesiones, indispensables para el desarrollo del país como es el Transporte Marítimo Nacional e Internacional y la Administración Marítima y de Puertos, La política de la Marina Civil y del Transporte Marítimo, no se limita, lógicamente, al espacio físico portuario, sino que se extiende a lo que el legislador ha denominado zonas en las que el Perú ejerce soberanía, derechos soberanos o jurisdicción, e incluso fuera de ellas cuando regula un sector de actividad económica que actúa o puede actuar en todas las aguas navegables, ámbito en que laboran los Oficiales de la Marina Mercante.

La filosofía del proyecto es también fortalecer el accionar del Colegio de Oficiales de la Marina Mercante del Perú, dotándole de facultades para la mejor consecución de sus fines

Esta Ley ampara el ejercicio profesional de quienes poseen el titulo académico de Oficial de la Marina Mercante, conferido por la Escuela Nacional de Marina Mercante “Almirante Miguel Grau “(Universidad Nacional Marítima), y de instituciones nacionales o internacionales del mismo nivel.

El Colegio de Oficiales de la Marina Mercante, promueve el progreso del Transporte Marítimo mediante la capacitación de sus afiliados en todas las ramas de las ciencias marítimas referidas, a la navegación, a la administración marítima, a la administración naviera y a la administración portuaria, siendo su aporte invalorable para el desarrollo socio-económico del país.

Ley de ejercicio profesional destinada a garantizar y proteger a estos profesionales marítimos dando respetabilidad y trascendencia que su labor tiene dentro del proceso de desarrollo nacional, asegurando así tanto a los actuales Oficiales de la Marina Mercante como a quienes sigan incorporándose a este colegio, un ámbito de acción acorde a su formación científica que incluya las actividades de alto bordo, la administración empresarial naviera, las Capitanías Marítimas y la administración marítima y de puertos.
¬Determinar y clasificar los puertos e instalaciones marítimas que sean competencia de la Administración del Estado.
¬Regular la planificación, construcción, organización, gestión, régimen económico -financiero y policía de los mismos.
¬Regular la prestación de servicios en dichos puertos, así como su utilización.
¬Establecer el marco normativo de la marina mercante.
¬Regular la Administración propia de la Marina Civil y la organización portuaria estatal.
¬Establecer el régimen de infracciones y sanciones de aplicación en el ámbito de la marina mercante y en el portuario de competencia estatal.

EL EJERCICIO ILEGAL DE LABORES DE OFICIAL DE LA MARINA MERCANTE Y DOCENCIA

Las normas establecidas por la ley del Ejercicio Profesional ( Ley Nº 16053 ) y la Ley de Creación del Colegio de Oficiales de la Marina Mercante del Perú ( Ley Nº 28290) según las cuales es obligatorio que los profesionales Oficiales de la Marina Mercante se encuentren colegiados y hábiles para ejercer.
El sustento argüido para no estar colegiado o habilitado, es que a la mayoría de los profesionales especializados no se les solicita el refrendo, en las labores propias de Oficiales de la Marina Mercante y la Docencia, así como la imposición de sanciones a los que incurran en la comisión de ilícitos penales bajo las modalidades de Usurpación de Títulos y Honores, Ejercicio ilegal de una Profesión y Amparo del Ejercicio ilegal respectivamente.
La ley genera un justo reconocimiento a la profesión de Oficial de la Marina Mercante en sus especialidades, creara un grado de necesidad para el cumplimiento por parte de los profesionales dependientes, empleadores, empresas publicas y privadas, universidades y todo organismo que de trabajo a Oficiales de la Marina Mercante, quienes estarán obligados y comprometidos a trabajar con profesionales colegiados.

Asimismo, favorecerá a todos los involucrados con la actividad económica relacionada con la Marina Civil. Esta situación generara gradualmente que el nivel académico y los niveles de competencia se eleven en beneficio de la Marina Civil del Perú.

La incidencia de la presente propuesta legislativa tiene que ver con los siguientes dispositivos:

-Articulo 20º de la Constitución Política, que señala: “Los Colegios profesionales son instituciones autónomas, con personalidad de derecho publico, la Ley señala los casos en que la colegiación es obligatoria,” Con este marco constitucional se pretende desarrollar la perspectiva del fortalecimiento de los Colegios profesionales en la Republica.
-Código Penal Peruano Titulo XVII: delitos contra la Administración Publica, Capitulo I: Delitos cometidos por particulares, Sección I: Usurpación de Autoridad, Títulos y Honores. El efecto será la modificación parcial del titulo XVII, principalmente el capitulo referido a los delitos cometidos por particulares, incidiendo sustancialmente en la penalidad de los Artículos 361º, 362º, 363º y 364º, referidos a esta familia de delitos.
-Adicionalmente es necesario definir en la norma, la aplicación de multas a empresas privadas y publicas por el incumplimiento de lo dispuesto en la Ley.

ANÁLISIS COSTO BENEFICIO

La presente iniciativa no genera gastos adicionales al Estado ni tampoco modifica su presupuesto. Más bien, el que todos los Profesionales Oficiales de la Marina Mercante se encuentren formalizados, mediante su condición de Colegiados y Hábiles para el ejercicio profesional, tendrá como beneficio una mayor contribución al erario nacional.

La aprobación de esta propuesta de ley, busca beneficiar a miles de profesionales que se encuentran debidamente organizados por mandato constitucional y legal en cada uno de los 26 Colegios Profesionales, gremios de la sociedad civil que el Estado debe fortalecer, dotándoles de instrumentos legales que les permita combatir la criminalidad que desarrolla el ejercicio ilegal de una profesión. Consecuentemente la sociedad en su conjunto se beneficia, puesto que no estaría propensa a ser sorprendida por sujetos de dudosa reputación que aparentemente ostentan un titulo profesional en la forma que la ley determina.
El Colegio de Oficiales de Marina Mercante del Perú, aprobó y acordó presentar El Proyecto de “Ley del ejercicio profesional del Oficial de la Marina Mercante”, dispositivo que tiene por objeto generar la formalidad en el ejercicio profesional del Oficial de la Marina Mercante con un efecto hacia el desarrollo nacional.

En esta perspectiva, gana la sociedad en su conjunto, puesto que los sujetos activos que se encuentran incursos dentro de modalidades delictivas, al tener sanciones severas, desistirán de cometer delitos. Desde este punto de vista, la propuesta presenta fines disuasivos.

Las nuevas perspectivas laborales que surgen como fruto de los procesos de integración regional, del aperturismo económico y de la globalización, así como la necesidad de dar el correspondiente respaldo jurídico a las acciones que ha venido cumpliendo el Colegio de Oficiales de la Marina Mercante, en lo que tiene que ver con la profesionalización a nivel superior y de post-grado de los Marinos Civiles del Perú.

FORMULA LEGAL

EL CONGRESO DE LA REPUBLICA

HA DADO LA SIGUIENTE LEY:

LEY DEL PROFESIONAL OFICIAL DE LA MARINA MERCANTE

Articulo 1º.- Todo profesional que ejerza labores propias del Oficial de la Marina Mercante y la docencia de la misma, de acuerdo a la Ley de Ejercicio Profesional Nº 16053, requiere del Grado Académico, Titulación, Capacitación y Entrenamiento proporcionada por la Escuela Nacional de Marina Mercante “Almirante Miguel Grau“ (Universidad Nacional Marítima), y de instituciones nacionales o internacionales del mismo nivel. Y la correspondiente colegiación, certificación y recertificacion, aprobadas por el Colegio de Oficiales de Marina Mercante del Perú. Y las que reglamentariamente se determinen.

Esta Ley ampara el ejercicio profesional de quienes poseen el titulo académico de Oficial de la Marina Mercante, conferido por la Escuela Nacional de Marina Mercante “Almirante Miguel Grau “(Universidad Nacional Marítima), y de instituciones nacionales o internacionales del mismo nivel

Las labores de realización de estudios técnicos, anteproyectos, esquemas técnicos, proyectos, absolución de consultas y asesoráis técnicas, avalúos, peritajes, planificación y esquemas de funcionamiento de obras y servicios, informes técnicos, planos, cartas, cálculos, presupuestos y valuaciones con todos sus anexos, croquis, minutas, estudios preliminares y estudios definitivos; gerencias, supervisiones, inspecciones de carga descarga y auditorias especializadas, residencias, coordinaciones y direcciones de obras, o sus servicios conexos; operación, mantenimiento y reparación de las mismas, incluyendo los aspectos informativos y de sistemas, gestión de calidad, medio ambiente, deben ser efectuadas por profesionales inscritos y hábiles en el colegio de Oficiales de la Marina Mercante del Perú.

Queda establecido que deberán ser colegiados, los profesionales Oficiales de Marina Mercante, incluidos los extranjeros, que se encuentren ejerciendo en forma dependiente o independiente o presten servicios temporales realizando estudios, en la operación y servicios, en la investigación, en el mantenimiento, en la construcción.

Articulo 2º.- Compete a los Capitanes y Oficiales de la Marina Mercante:

A.- Ser parte asesora en la formulación de planes y políticas generales de desarrollo, así como los planes y políticas sectoriales del transporte marítimo, administración naviera, administración portuaria y administración de seguridad marítima, tanto en el contexto nacional como internacional.

B.- Asesorar en los estudios, programas y proyectos con el transporte marítimo y su entorno con el medio ambiente marino.

C.- Ser asesores del comercio marítimo y portuario. Dictaran los cursos de actualización y profesionalización de sus asociados.

D.- Ser asesores, formar parte de la Autoridad Marítima y representarla ante la Organización Marítima Internacional (OMI)

E.- Ejercer la docencia, las cátedras correspondientes a la Profesión Marítima y Portuaria en establecimientos de Educación Superior, serán ejercidas preferentemente por Oficiales de la Marina Mercante, debidamente colegiado, asesoria, supervisión y evaluación de la gestión en las áreas especificas del transporte marítimo, y administraciones, naviera, portuaria y de seguridad marítima en concordancia con la Ley Universitaria Nº 23733.

F.- Participar como asesores y miembros en las instituciones nacionales: Consejo Consultivo de la Dirección de Transporte Acuático, Autoridad Portuaria, Autoridad Marítima, Capitanías Marítimas, fundaciones portuarias y en otras afines a la profesión de la Marina Civil.

G.- Control y evaluación de actividades de la Marina Civil:

1) La actividad de transporte marítimo y portuario.
2) La ordenación y el control de la flota mercante y pesquera del Perú
3) La seguridad de la navegación y de la vida humana en la mar.
4) La seguridad marítima, incluyendo la habilitación para el ejercicio del servicio de practicaje y la determinación de los servicios necesarios de remolque portuario, así como la disponibilidad de ambos en caso de emergencia.
5) El salvamento marítimo, vigilancia, investigación, protección y regeneración costera.
6) La prevención de la contaminación producida desde buques, plataformas fijas y otras instalaciones que se encuentren en aguas que se ejerce soberanía, derechos soberanos o jurisdicción y la protección del medio ambiente marino.
7) La inspección técnica y operativa de buques, tripulaciones y mercancías.
8) La ordenación del tráfico y las comunicaciones marítimas.
9) El control de situación, abanderamiento y registro de buques civiles, así como su despacho, sin perjuicio de las preceptivas autorizaciones previas que correspondan a otras Autoridades.
10) La garantía del cumplimiento de las obligaciones en materia de defensa nacional y protección civil en la mar.
11) Cualquier otro servicio marítimo atribuido por Ley a la Administración Marítima

Además, podrán realizar cualquier otra actividad no especificada que por su naturaleza y objetivos, requiera de conocimientos profesionales marítimos y portuarios, en especial las siguientes:

A.- Practicaje marítimo y fluvial y el correspondiente apoyo al practicaje.
B.- Inspecciones de Seguridad y Casco de la Autoridad Marítima, evaluaciones y peritajes en el área marítima, naviera y portuaria.
C.- Dirección, Supervisión y Control de Operaciones de carga y Descarga en terminales marítimos, Capitán Operativo en Terminales Marítimos.
D.- Fiscalización, peritajes y avalúos de trabajos y accidentes en el área naviera y portuaria.
E.- Asesoramiento en los diseños relacionados con las embarcaciones o maquinarias naval y /o portuaria.

Los estudios, evaluaciones, desarrollos tecnológicos, construcciones, auditorias y toda actividad propia de profesionales Oficiales de la Marina Mercante, deberá ser ejecutada y refrendada por Oficiales de la Marina Mercante Colegiados y hábiles. Se establecerá por Resolución Ministerial del sector correspondiente, los estudios y trabajos de la Marina Civil en sus especialidades serán desarrollados por profesionales Oficiales de la Marina Mercante. En caso el servicio profesional que requiera el refrendo de un Profesional Oficial de la Marina Mercante no se encuentre definido dentro de una especialidad, este será precisado por Resolución Ministerial del Ministerio de Educación.

Articulo 3º.- Las empresas y entidades privadas y públicas que soliciten los servicios profesionales de Oficiales de la Marina Mercante deberán cumplir con los siguientes requisitos:

A.- Para la contratación de un profesional Oficial de la Marina Mercante, la empresa o entidad deberá incluir en el Aviso de Convocatoria, la especialidad solicitada y el requisito de ser Colegiado y Hábil. La omisión de lo indicado será sancionada hasta con 3 UIT (tres Unidades Impositivas Tributarias), por el INDECOPI.

B.- A solicitud del Colegio de Oficiales de la Marina Mercante del Perú, las empresas o entidades deberán requerir del profesional, el cumplimiento de las siguientes obligaciones: Titilación, Colegiatura, Certificado de Habilidad y en caso necesario Certificación y Recertificacion.

En caso de incumplimiento, la empresa será sancionada por INDECOPI con 1 UIT (Una Unidad Impositiva Tributaria) por cada uno de los profesionales que no cumplan con los requisitos.

C.- Si uno o mas trabajadores de una empresa o entidad se encuentra realizando labores que corresponden a profesionales Oficiales de la Marina Mercante, la empresa o entidad será sancionada con 2 UIT (Dos Unidades Impositivas Tributarias) por cada uno de los trabajadores que no cumpla con los requisitos precitados.

Los importes cobrados por INDECOPI correspondientes a las multas definidas en los literales a), b), c), del presente articulo, serán entregados en un 40% al Colegio de Oficiales de Marina Mercante del Perú para uso de fondos propios, quedando el 60% de lo recaudado para la gestión de INDECOPI.

Articulo 4º.- el certificado que acredita la habilitación (Certificado de Habilitación), será exigido a todo profesional que desempeñe cargos en actividades inherentes al de Oficial de la Marina Mercante, ya sea en empresas públicas o privadas; organismos estatales o paraestatales, a fin de garantizar su situación de Colegiado y su habilidad para el ejercicio de la profesión.

Artículo 5º.- Las autoridades judiciales rechazaran toda intervención en calidad de asesores técnicos o peritos en temas de Marina Mercante, de aquellas personas que no tengan titulo académico/profesional emitido por la Escuela Nacional de Marina Mercante “Almirante Miguel Grau” (Universidad Nacional Marítima), y de instituciones nacionales o internacionales del mismo nivel. Inscritos en el Colegio de Oficiales de la Marina Mercante del Perú, incluyendo su colegiación y habilitación, incluida la certificación y la recertificacion, según corresponda.

Articulo 6º.- El Colegio de Oficiales de la Marina Mercante del Perú es un órgano competente para la certificación y recertificacion de los Oficiales de Marina Mercante del Perú.

NÁUTICA.- ¿TRES CARRERAS EN UNA O UNA CARRERA CON ESPECIALIDADES?

El barco, bajo el punto de vista multidisciplinar, es comparable a un hospital en el que trabajan médicos, sicólogos, economistas, etc. En un barco también concurren nautas, ingenieros de máquinas, electrónicos, médicos, licenciados en turismo, etc. ¿Por qué los profesionales que ejercen en los hospitales proceden de facultades y escuelas técnicas diferenciadas, y en los barcos, por el contrario, han de confundirse o fundirse las carreras en una misma escuela? (No se confunda escuela con edificio). Actualmente, con las Facultades de Náutica y las Escuelas Técnicas de Máquinas ya integradas en las respectivas Universidades, qué sentido tiene la amalgama académica, cuando se trata de carreras totalmente distintas.

Máquinas y Náutica, - Ingeniería y Navegación - son carreras distintas; en el mundo actual lo que se tiende es a la especialización. Los barcos, tecnológicamente, son cada día más especializados y las plantas propulsoras que forman parte de ellos, también. Si esto es evidente, tratar de confundir dos o tres carreras en una sola es un error mayúsculo.

Es posible que, cuando los barcos alcancen la perfección que han alcanzado los aviones civiles (no mercantes), el comandante del barco no requiera la presencia de un Jefe de Máquinas a bordo; será él quien asuma el papel de ambos; en ese momento, la tecnología habrá resuelto el problema de la polivalencia. Entre tanto, tiene más sentido que la carrera de Náutica tenga sus propias especialidades, por ejemplo:

a) Cargas liquidas, gases y plataformas ligadas a la prospección y explotación de hidrocarburos,: (transporte de productos químicos, gases e hidrocarburos)

b) Cruceros, pasaje, buques de sustentación dinámica, y cargas rodadas;

c) Containers, bulkcarriers y carga general;

d) Buques especiales: dragas, cableros, antivertidos, supplys, sísmicos, etc.)

e) Operaciones portuarias y gestión de cargas: terminales, estiba, transitarios, manejo de cargas pesadas, trincaje, seguridad, etc.)

f) Inspecciones técnicas. (Mou, Vetting, Pinturas, ISM, On/Off Hire, etc.)

g) Fletamentos y contratos de utilización del buque, mercado de fletes, logística, redes de distribución, etc.,

h) Gestión naviera

i) Financiación naval

j) Gestión de recursos humanos. (Agencias de embarque, gestión de personal marítimo)

k) Seguros, Investigación de accidentes (simulación, técnicas de investigación, etc.)

l) Grandes veleros, buques escuela, navegación de recreo, organización de regatas, etc.

m) Practicaje, manejo de simuladores, posicionamiento dinámico,

n) Arqueología marina

Creemos que este enfoque de la carrera sería mucho más atractivo para los estudiantes, y mucho más útil para los intereses españoles; mucho más que perderse en polivalencias que se pueden resumir en: “ingeniero de todo” y “doctor en nada”.

¿DOCE AÑOS PARA SUBIR AL PUENTE DE MANDO?

Quienes piensen que se puede mandar alternativamente una draga o un crucero, o un cablero y un petrolero, sin más que cambiar de barco, es que desconocen profundamente la profesión.

Por qué tanto empeño en el "tres en uno": ingeniero náutico, marino navegante e ingeniero de máquinas navales": producto que podría ser bautizado como el "SPANISH TRIVALENT".

La forma de hacer más atractiva la carrera no radica en cambiar la etiqueta actual por una "ingeniería de escaparate", sino en el contenido de los cursos, en la calidad de las enseñanzas y de las prácticas, EN LA CAPACIDAD PARA DAR RESPUESTAS SATISFACTORIAS A LAS DEMANDAS MARÍTIMAS REALES; y, sobre todo, en ofrecer al estudiante de náutica la expectativa de ser bien retribuido, en función de lo que realmente arriesga y aporta al sector marítimo. Habrá que darle también ciertas garantías de que después de unos años de navegación va a poder optar a un puesto en tierra relacionado con los asuntos marítimos. De lo contrario, probablemente estemos preparando la ingeniería del fracaso náutico.

¿Cuántos marinos con el grado polivalente navegan actualmente? ¿Qué porcentaje de quiénes inician los estudios polivalentes terminan realmente la carrera?

¿Qué argumentos hay para justificar el "menage a trois" que pretenden vendernos?.

En otro orden de cosas, tampoco resultaría superfluo que la OMI fijase algunos conceptos básicos.

Por ejemplo:

A.- Debe quedar claro que hay una marina civil y una marina militar:

B.- Que la marina civil engloba:

1.- Marina Mercante (barcos de transporte y de crucero)

1.1.-Barcos de transporte fluvial y lacustre (gabarras, etc.)

2.- Pesca (extracción, procesado y transformación, etc.)

3.- Marina de recreo (yates, embarcaciones de recreo, grandes veleros, etc.)

4.- Marina de extracción y explotación de recursos minerales en la mar (plataformas, etc.)

5.- Marina científica (buques oceanográficos, sismográficos, arqueología, etc.)

6.- Marina SAR, asistencia y lucha contra la contaminación (salvamento, hospitales, buques contra-vertidos, etc.)

7.- Marina Auxiliar (remolcadores, cableros, tuberos, diques flotantes, cabrias, barcazas, dragas)

8.- Marina deportiva (barcos de regata, embarcaciones de competición)

9.- Marina de vigilancia y control (Vigilancia costera, aduanas, vigilancia de pesca).-

10.- Marina de Entrenamiento (Barcos de prácticas, de convivencia y aprendizaje, etc.)

11.- Buceo y trabajos subacuáticos (utilización de explosivos, inspecciones, soldadura, mantenimiento)

El agrupamiento que aquí se presenta tiene carácter provisional y habrá de ser perfeccionado con criterios más elaborados. Sirva simplemente como un mero anticipo para mostrar la realidad y la necesidad de establecer una clasificación más acorde con su significado y naturaleza.

C.- Debería de quedar claro también que los marinos profesionales son militares o civiles. "Mercantes", lo son los barcos. Las mercancías las transportan los barcos, no los marinos. Los marinos gestionan técnicamente los barcos y los conducen. Los marinos civiles que ejercen a bordo de un crucero, de un buque hospital, de un buque de salvamento, de un cablero, de un barco de investigación oceanográfico o de una plataforma, no transportan ningún tipo de mercancías, son simplemente, “marinos civiles”, no “mercantes”.

D.- Debería quedar claro también que las enseñanzas específicas de marina civil corresponden a marinos civiles- (navegación, maniobras, estiba, meteorología náutica, telecomunicaciones marítimas, etc.)

E.- En conexión con lo expuesto anteriormente, los títulos profesionales deberían ser: Piloto de la Marina Civil y Capitán de la Marina Civil.

F.-Debe establecerse por ley que los capitanes marítimos (capitanías de puerto), salvo casos de carencia justificada de capitanes civiles, han de ser capitanes de la marina civil.

Aclarar estos conceptos y actuar en consecuencia, tendría efectos muy beneficiosos para un sector que deambula desde hace años sin rumbo coherente.

Poner orden en la mar es más un problema de sensibilidad y voluntad política que de realizar de grandes inversiones.

Y por último, queremos advertir que tras la fórmula del "tres en uno" se esconde la tentación de cerrar más de una escuela de marina civil: Gijón, Cádiz y alguna otra podrían estar en situación de riesgo.

Debe quedar claro también que España demanda más del doble de los marinos que actualmente salen de las escuelas.

La Dirección General de la Marina Mercante y el Colegio de Oficiales de la Marina Mercante deberían haber asumido el papel que les corresponde ante esta situación, pero da la sensación de que una vez más han optado por esconderse....y "maquinar" desde la trastienda.

AEMC

La Ciencia y el arte de la navegación, al finalizar el siglo XVII, habían alcanzado gran auge, en especial la Marina Mercante.

El Conde de Alba de Liste, XVII Virrey del Perú, Don Luis Enríquez de Guzmán, “primer grande de España” por orden del Rey Felipe IV marca el comienzo de la preocupación de la Corona por establecer de forma racional una cátedra de estudios del mar, enseñanzas de Náutica, fundando la Academia Real de Náutica de Lima, 22 de diciembre de 1657, en el Hospital de Marineros Espíritu Santo (después local de la escuela de ingenieros).

La Academia Real de Náutica de Lima estuvo, ese mismo año, bajo la dirección del Piloto Mayor, Cosmógrafo General del Reino, Primer catedrático de matemáticas de la Universidad de San Marcos, Don Francisco Ruiz Lozano, quien realizó gran labor en la conducción de la Institución; y el doctor Juan Ramón Koening que actuaba como capellán y que fue
sucesor de Ruiz Lozano. Así permaneció por un período de 52 años, 1709. Durante su funcionamiento, se dedicó a la preparación de los Oficiales de las naves mercantes. Después de cerrar sus aulas, la navegación se tornó insegura, más que todo, por el reducido personal a bordo, y lo que es más importante, por la falta de preparación de sus marinos y escasa responsabilidad durante la navegación.

En el año 1777, el Virrey Guirior, apreciando las continuas desgracias y pérdidas ocasionada por los errores cometidos, consideró necesaria la apertura de la Academia Real de Náutica de Lima encomendando a Don José Moraleda para que redactara su reglamento. Finalizando el mandato, la idea no prosperó de inmediato. En 1786 el Virrey Croix, consiente de esta necesidad, encomienda nuevamente a Don José Moraleda la presentación de otro informe sobre la conveniencia de establecer una Escuela pero esta paciente labor se ve nuevamente obstaculizada por el superintendente de Hacienda, Don Jorge Escobedo.

Finalmente, se logra su apertura en 1791, en el local del hospital, bajo la conducción del cosmógrafo Don Juan Ramón Connick. Un año más tarde, se traslada al local del Palacio de Gobierno. Se Encontraba ya como Director, Don J. Mendoza, siendo jefes los señores Moraleda Baleto y Eduardo Carrasca. La Academia Real de Náutica de Lima es trasladada, con posterioridad, al local del Hospital, más tarde sede de la Escuela de Ingenieros.

El Virrey Gil de Taboada y Lemas, reabre en el año 1794, la Academia Real de Náutica de Lima, bajo la conducción del moqueguano, Agustín de Mendoza y Arguedas, la cual a principio del siglo XIX, contaba con sólo nueve primeros pilotos, cuarenta segundos pilotos, cinco pilotines y nueve alumnos. Durante el período de la Independencia se mantuvo en un funcionamiento irregular. Pero durante el Gobierno del Libertador Don José de San Martín, en noviembre de 1821, se establece formalmente la Academia Náutica de Lima.

SE DEBERÍA CREAR LA CÁTEDRA DE
HISTORIA DE LA MARINA CIVIL

12 de octubre de 2010

Es muy importante que las Facultades y Escuelas de Marina Civil se ocupen de estudiar la historia de los descubrimientos, de conocer la aportación real de los marinos civiles a esa etapa histórica, de la participación activa de los marinos civiles en la Casa de Contratación de Sevilla y en los Consulados del Mar. Resultaría asimismo muy positivo que los citados centros universitarios se interesasen por la aportación de los marinos civiles al diseño y construcción de las naves que hicieron posible las grandes empresas náuticas, que investigasen sobre la innovación que supuso el galeón español, sobre los grandes avances de la ciencia náutica, sobre la evolución de la cartografía y la cosmografía, sobre el origen y la evolución de los instrumentos de navegación, sobre las grandes exploraciones marítimo-terrestres, sobre la planificación de nuevas rutas marítimas( Colón, De le Cosa, Vespucio, Cabot, etc), sobre las condiciones de vida y trabajo a bordo de los barcos civiles, etc. En pocas palabras, es necesario que se investigue con el máximo rigor el papel desempeñado por los marinos civiles españoles y portugueses en la etapa más brillante de la historia de la navegación, en los siglos de Oro de la Marina Civil.

Es muy deseable que se aborden estos asuntos desde la objetividad, con rigor científico, con libertad absoluta, al margen de las influencias ideológicas o militaristas de determinado sesgo.

Hay quienes se han empeñado en hacer de un capitán civil tan extraordinario como Cristóbal Colón un patán de los mares y, al mismo tiempo, paradójicamente, el icono más representativo del almirantazgo español. Lo uno y su contrario. La doble faz que adquiere el mismo personaje en función de los intereses que primen en cada circunstancia.

La Historia de la Marina Civil Española ha estado y sigue aún sepultada, manipulada y desvirtuada por múltiples razones, la mayor parte de ellas de sello inconfundible.

Los marinos civiles deberían ocuparse de conocer la Historia de la Marina Civil, simplemente porque es su historia. Quizás hayan de realizar un esfuerzo importante, y por paradójico que resulte, quizás tengan que recurrir a textos extranjeros para evitar los sesgos y la tendenciosidad que se palpan en muchos textos españoles. Quizás el primer paso que haya que dar es desmitificar la figura de Navarrete y otros historiadores clásicos. Habrá que tratar de buscar otras fuentes más fiables. El Archivo General de Indias (Sevilla), el Archivo Histórico de Simancas (Valladolid), el Archivo Histórico Nacional, La Real Academia de la Historia, El Archivo de la Corona de Aragón, la Biblioteca Nacional, el Archivo del Monasterio de El Escorial, la Academia de Historia, el Museo Naval, y otros archivos públicos y privados están repletos de documentos y manuscritos relativos a los descubrimientos y a la rica historia de la Marina Civil Española, en ellos se atesoran las mejores fuentes primarias de conocimiento.

EL DESPRESTIGIO DE LOS PILOTOS Y SU GRAN OBRA.

Hay que advertir asimismo que algunas personas han utilizado su cátedra o su cargo en un Museo para dar lustre a ciertas teorías que buscan el desprestigio de los pilotos de la Carrera de Indias o trasmiten una visión adulterada de la evolución de la Ciencia Náutica; tales actitudes resultan absolutamente repugnantes: se oculta sistemáticamente que Cristóbal Colón, Diego Colón, Hernando Colón, Américo Vespucio, Alonso de Hojeda, Juan de la Cosa, los hermanos Pinzón, Juan Sebastián Elcano, Pedro Medina, Santa Cruz, Cabrillo, Vizcaino, Escalante de Mendoza, García del Palacio, Tomé Cano, Alonso de Chaves, Andrés de Urdaneta, Antonio Gaztañeta, etc. eran marinos civiles, pilotos, maestres y capitanes. Al referirse a estos personajes suelen catalogarlos como navegantes, cosmógrafos, cartógrafos, frailes (caso de Urdaneta), licenciados, bachilleres o se camuflan bajo cualquier otra etiqueta que evite identificar su verdadera condición de marinos civiles.

Siempre ha habido una Marina Civil con señas de identidad propias, incluso en los largos periodos de dictadura. Por el contrario, no siempre ha habido una Marina Militar estructurada y organizada como tal. En los siglos XV a XVII, en España (Coronas de Castilla y Aragón), por ejemplo, no existía más que un conato de Marina Militar.

TINTES DE MILITARISMO

Es difícil, por no decir casi imposible, encontrar un texto histórico que estudie la historia de la Marina Civil Española. La idea de que en España hay una sola Marina, que es la Marina Militar, es intrínsecamente fraudulenta, como lo es de igual modo decir que en España hay dos marinas: la Militar y la Marina Mercante.

La resistencia a reconocer abiertamente que hay una Marina Civil es más que evidente.
Resulta que casi imposible encontrar textos en los que se haga referencia expresa a las titulaciones náuticas de los capitanes, maestres y pilotos, a los que hemos hecho referencia anteriormente. Es decir, se ignora o se se desvirtúa la imagen de los marinos civiles más grandes de la historia de la navegación. Por el contrario, las actuaciones profesionales de estos personajes suelen presentarse bajo tintes militaristas o se da la sensación que pertenecían al estamento militar.

Uno de los datos que llama nuestra atención es que la mayor parte de los trabajos realizados sobre la historia marítima española pertenecen a personas directa o indirectamente vinculadas a la marina militar. Éstos autores suelen ocuparse de determinadas individualidades, de sus gestas, o descubrimientos, pero, salvo excepciones, eluden cualquier referencia a la Marina Civil, a los marinos civiles. La Marina Civil, para ellos, no existe, no ha existido nunca. Siempre rechazan esa denominación. Se quiera o no, niegan la historia marítima de este país. Reconocer la historia de la Marina Civil sería tanto como tener que revisar en profundidad la historia marítima de España y de Portugal.

Quizás en el fondo late la enfermiza idea de establecer una escala jerárquica en la que la Marina Militar ocupa la cúspide, mientras que la Marina Civil (reducida a Marina Mercante) queda supeditada a los dictados y a la tutela de la primera. Este modo de interpretar la relación entre ambas marinas ha sido y es, a nuestro entender, una de las principales razones del secular fracaso marítimo cosechado tanto en la península Ibérica (España y Portugal) como en Centro y Sudamérica.

LA CONFUSIÓN COMO TELÓN DE FONDO

En la inmensa mayoría de los libros que se han publicado en España sobre su historia marítima se juega con el significado de términos tales como: armada, Armada, capitana, capitán general, almirante, almiranta, flota, escuadra, capitán de navío, fragata, general, marino, marinero, navegante, el mar, etc., que, lejos de lo que se pueda pensar, eran términos de uso habitual en el ámbito de la Marina Civil.

Muchos de los autores "manipuladores" traslucen una clara inclinación a desprestigiar, minimizar e incluso ridiculizar las extraordinarias gestas realizadas por los marinos civiles españoles y portugueses. Sin embargo, hay otros, como es el caso capitán de navío Ricardo Cerezo, autor de un extraordinario libro sobre cartografía, que lejos de desvirtuar la figura de capitanes, cartógrafos, cosmógrafos etc. hace mención expresa de sus cargos o títulos. Sin duda su actitud le diferencia y le honra.

UNA HISTORIA POR ENCARGO

Según los comentarios y "ocurrencias" de algunos “historiadores navales”, da la sensación de que la Casa de Contratación, de Sevilla, era una especie de almacén de coloniales, La Universidad de Capitanes, una tertulia de rebotica que no se ocupaba más que de defender negocios gremiales, aunque hubiese sido autorizada a examinar a los pilotos. El Padrón Real, no pasaría de ser algo así una colección de garabatos geográficos de escasas trascendencia. La Junta de Navegantes de Toro o la Junta de Burgos, en la que participaban y asesoraban al rey los capitanes civiles más destacados de la época, ni se mencionan. Se destaca lo negativo: se destaca que algunos pilotos eran analfabetos; en otros casos, se cae de lleno en la xenofobia.

LA CIENCIA NÁUTICA DUERME HASTA QUE LLEGA LA ARMADA

Según la particular visión de tan gloriosos narradores, la Ciencia Náutica no nace hasta el siglo XVIII, lo que no deja de ser una falacia más. Los barcos de los descubrimientos, según ellos, fueron diseñados probablemente por iluminados carpinteros de ribera, no por capitanes, maestres y pilotos. Los galeones se diseñaron presumiblemente por métodos empíricos, sin planos de ningún tipo, "a ojo de buen cubero", lo que no deja de ser otra de las falacias al uso. Los tripulantes eran presidiarios que elegían entre la cárcel o el barco. Los pilotos procedían de la escoria social, etc. Sin embargo, se reclama condición de hidalgos o nobles para aquellos marinos civiles que han sido "militarizados", como es el caso de Colón, Juan de la Cosa, Escalante, Elcano, Urdaneta, etc. Se deja caer, que la cartografía de los descubrimientos fue elaborada por gentes ajenas a la comunidad náutica, lo que también es falso. Juan de la Cosa, como es fácilmente demostrable, fue capitán de la marina civil. Según esos mismos autores, los libros españoles de náutica del S.XVI fueron escritos por personas que no eran náuticos, lo que en buena medida es falso. En resumen, se aprecia una mafiosa falta de rigor y, salvo excepciones, se ha divulgado una sarta de falacias repetidas hasta la saciedad. Se ha creado una historia marítima excluyente, una historia en la que la Marina Civil y los marinos civiles, no existen; una historia carente de fundamentos, construida a base de ir acumulando falacia tras falacia.

La intención parece bien definida. Y lo más grave del caso es que semejantes "cuentadores" de la Historia Náutica probablemente hayan recibido o reciban subvenciones estatales para divulgar tan aberrantes como falaces historietas. No deja de ser muy significativo también que durante siglos los programas de estudio de la carrera de Náutica excluyesen sistemáticamente la asignatura de Historia de la Marina Civil. No deja de ser significativo que durante décadas las Escuelas de Marina Civil no solamente no se ocupasen de la Historia de la Marina Civil, sino que ésta fuese una materia prácticamente vedada.

Esta situación no debería prolongarse por más tiempo. El gobierno debería marcarse como objetivo la creación de una cátedra de Historia de la Marina Civil.

FALACIA EXTENDIDA

No es un problema exclusivo de este país. En un viaje reciente a Portugal, hemos podido comprobar como en el país vecino, náuticamente militarizado, ocurre algo semejante. Hay gente en algún Museo que además de su manifiesta incapacidad para explicar las cosas más elementales sobre astronomía, cartografía, sobre las carabelas y carracas de los descubrimientos portugueses, se dedican a contar a los niños que los tripulantes de los buques del descubrimiento eran presidiarios que elegían entre la cárcel o el barco. Todos ellos eran "marineros" del arrabal, gentes sucias e ignorantes. Colón era un analfabeto que encontró América. Estribor es la parte derecha de un barco. En un panel que pretende ilustrar a los visitantes de un determinado museo sobre el significado de algunos términos náuticos, se dice que la roda se llama rueda. Se divulga que la altura de la estrella polar es exactamente igual a la latitud del observador. Y no le pregunten cómo se tomaba la altura de un astro con la ballestilla, porque no sabrán contestar.

Es lamentable que a estas alturas se utilicen los fondos públicos destinados a fines culturales para colocar en el museo naval al pariente, al amigo o al fiel correligionario.

ES HORA DE PONER TÉRMINO A ESTA SITUACIÓN

Es hora ya de que el Ministerio de Cultura se preocupe de recuperar la historia de la Marina Civil. Es hora de que se cree un gran Museo de Marina Civil. Es hora de que todos archivos de Marina Civil sean digitalizados y puestos a disposición de los ciudadanos. Ya está bien de mantener bajo “custodia militar y acceso restringido" algunos de los documentos esenciales para conocer la historia marítima de este país. Ya esta bien de manipular y militarizar la Historia de la Marina Civil.

Es hora de que este país entienda que la Marina Civil es esencial para su recuperación económica. No hay razones para que la Marina Civil sufra el sometimiento a los poderes fácticos de ideología más angosta, como ocurría en los tiempos del militarismo portador de los "eternos valores patrios”.

Conocer la historia de la Marina Civil nos ayudará a superar el GRAVE déficit marítimo de España.

La presumible pretensión de competir en un mercado internacional a base de narrar "gestas" navales en papel “couché”, no deja de ser un rumbo más a ninguna parte, el mismo probablemente que llevó al “Prestige” a partirse en dos, al “Urquiola” a tropezar con la misma piedra o al “Casón” a la embarrancada planificada en las costas gallegas.

EL PAPEL ESENCIAL DE LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN

Los medios de comunicación social, que han jugado un papel esencial en materia de seguridad marítima, sería deseable también que contribuyan recuperar la historia de la Marina Civil de este país.

Puede que resulte absurdo que se pida una revisión en profundidad de la Historia de la Marina Civil, pero no habrá que olvidar que la historia esta repleta de experiencias en las que los errores pervivieron durante siglos. No es totalmente comparable, pero recuérdese como ejemplo de resistencia a la revisión la condena a Galileo por parte de la Inquisición:

“Por cuanto tu Galileo fuiste denunciado, en 1615, a este Santo Oficio por sostener como verdadera una falsa doctrina enseñada por muchos, a saber:

1. La proposición de ser el sol el centro del mundo e inmóvil en su sitio es absurda, filosóficamente falsa y formalmente herética, porque es precisamente contraria a las Sagradas Escrituras.

2. La proposición de no ser la Tierra el centro del mundo, ni inmóvil, sino que se mueve, y también con un movimiento diurno, es también absurda, filosóficamente falsa y, teológicamente considerada, por lo menos, errónea en la fe"

Galileo, con 70 años sobre sus espaldas y aquejado de artritis, se vio forzado a retractarse, pero el tiempo y la razón vinieron a confirmar su teoría.

No demos de aceptar como inamovible lo que reclama una profunda revisión desde hace siglos.

No es más "patriota" quien construye su historia sobre falacias y se apropia de lo ajeno.

José A. Madiedo Acota
La Asociación Española de Marina Civil no se hace responsable del contenido de las opiniones y artículos publicados en esta página

Nadie pide que mueras como Grau, sino que cultivemos valores, integridad y consecuencia

No sé por qué nos piden que peleemos como Grau, o es una vocación peruana el morir hecho pedazos?

fue valiente al manadarle una carta ma la esposa de arturo prat en la que expresa sus condolencias

gracias grau

MIGUEL GRAU, SU APELLIDO MATERNO ES CASTILLO, SU MADRE FUE LA SRA. JOSEFA CASTILLO SEGUN SU PARTIDA DE BAUTISMO DE EL Y SUS TRES HERMANOS.

Añadir nuevo comentario