Servicios en comunicación Intercultural

Indígenas se comprometen a cuidar bosques de Centroamérica

Un mapa sobre la actividad humana en los bosques de Centroamérica reveló que el 48% del territorio boscosa de esa área es protegido por comunidades indígenas. Por otro lado, el estudio ayuda a vincular las acciones colectivas de los pueblos originarios y la protección de los bosques.

Por José Díaz

Servindi, 11 de febrero, 2019.- Uno de los papeles más importantes de las poblaciones indígenas en América Latina, es la relación de protección que estas establecen con las áreas naturales. El vínculo entre la naturaleza y los pueblos originarios se hace más evidente para hablar del caso de Centroamérica, donde el 48% de los bosques son protegido por pobladores nativos.

Esto según un estudio realizado por la red ambiental más grande del mundo, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). Esta organización elaboró un mapa que mostró que de los 211 mil kilómetros cuadrados de bosque en Centroamérica, el 48% se encuentra bajo uso y protección de los pueblos indígenas.

“El mapa refleja con evidencias científicas basadas en verificación, basados en hechos, que casi el 50 % de los bosques de Centroamérica traslapan con pueblos indígenas, al igual que los ecosistemas marinos”, expresó María Pía Hernández, coordinadora de la Unidad para la Biodiversidad destacada para Centroamérica y el Caribe.

Según los datos divulgados por UICN, en Centroamérica existen 63 grupos indígenas dispersos en una superficie de 202 mil kilómetros cuadrados más 80 mil kilómetros en mar. Asimismo, es necesario recordar que el 37% del área boscosa centroamericana se encuentra protegida.

Alianza con los indígenas

Lo que el mapa ha puesto en evidencia es la importancia de articular las acciones con los pueblos indígenas al momento de diseñar planes de protección de las zonas boscosas. Sin duda alguna, un buen síntoma para tratarse de una zona donde los protectores ambientales vienen sufriendo hostigamiento de diversas maneras.

“El mensaje de este mapa es el de construir alianzas, a repensar la forma en cómo se están protegiendo las áreas protegidas de nuestro país y nuestra región. Promover el diálogo entre los actores para asegurar la conservación de los pocos bosques que quedan y promover una conservación basada en los derechos”, señaló María Pía Hernández.

Por otro lado, como parte del documento que se difundió esta semana, se señaló que parte de los objetivos del estudio y de la creación del mapa, es el de la conversión en un instrumento para el reconocimiento de los derechos indígenas. Cabe precisar que la elaboración de este estudio implicó la participación de más de 3 mil pobladores natios del área.

Te puede intersar

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario