Servicios en comunicación Intercultural

Madre de Dios amenazada por candidato minero

Liderando la votación pasa a segunda vuelta Juan Imura, un candidato con concesiones mineras informales cercanas a la reserva de Tambopata. Lejos de proponer una urgente formalización, el favorito para gobernar Madre de Dios pretendería dilatar este proceso. El problema de titulación de las comunidades nativas es ignorado por los planes de gobierno que aspiran a liderar esta región.

Por José Díaz

Servindi, 10 de octubre, 2018.- Una de las regiones claves en la Amazonía en los últimos años ha sido Madre de Dios. Fuertemente golpeada por la minería ilegal y los demás escenarios que esta ha generado (trata de personas y deforestación), el panorama luego de las últimas elecciones regionales parece no ser muy alentador ante el posible triunfo de un candidato pro minero ilegal.

Se trata de Juna Imura Cjuno, un candidato quien no solo se ha expresado públicamente de manera favorable a la minería ilegal, sino que está directamente vinculada a ella. Resulta que el candidato del movimiento Fuerza Madre de Dios posee predios valorizados en más de un millón de soles y asegura tener tres concesiones mineras que estarías ubicadas en zona de impacto hacia la reserva de Tambopata.

Por el momento el aún candidato iría a segunda vuelta para la Gobernación Regional de Madre de Dios, pero con una ventaja de 23,67% por encima del 21,01% de su más cercano perseguidor Luis Hidalgo de Alianza Para el Progreso (APP).

A propósito del potencial ganador para gobernar esta región, Juan Imura ha señalado en su plan de gobierno que el proceso de formalización “debe ser sostenible en el tiempo y el espacio”. Al parecer, para este candidato la formalización de la minería informal y la erradicación de la ilegal no le parecen urgentes siendo Madre de Dios la región del Perú que más acelerado proceso de deforestación ha experimentado en los últimos años.

Cuentas pendientes

Por otro lado, Madre de Dios cuenta con una larga lista de problemas, la mayoría de los cuales comienzan en los inconclusos procesos de titulación. Según información de la SPDA, en la actualidad hay 34 comunidades nativas que han iniciado sus procesos de titulación de las cuales solo 13 los han concluido. Esta situación generaría una vulnerabilidad territorio hacia los pueblos indígenas de esta parte de la selva peruana.

“Una de las lecciones que dejó la construcción de la carretera Interoceánica Sur fue que la seguridad jurídica de los territorios es un instrumento indispensable para garantizar la seguridad de la propiedad y minimizar impactos generados por proceso migratorios y de ocupación del territorio”, explicó la coordinadora de SPDA en Madre de Dios, Luisa Ríos.

La situación se torna crítica si se revisa los planes de gobierno de los dos candidatos que irán a segunda vuelta (Juan Imura y Luis Hidalgo). Ninguno de estos dos aspirantes a la gobernación de Madre de Dios desarrolla en sus propuestas una solución para el histórico problema de titulación que las comunidades nativas de esta región afrontan desde hace varios años.

Te puede interesar

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario