Servicios en comunicación Intercultural

Victoria Santa Cruz y Serafina Huamán: “Queremos que otros pueblos se unan a la lucha”

Victoria y Serafina, conductoras de “Hay que vivir con la Madre Tierra”, programa que emite Radio Impacto de Anta, Cusco. Foto: Servindi.

Por Marco R. Colombier

Servindi, 22 de enero, 2015.- Victoria Santa Cruz Vargas de la comunidad de Pacca y Serafina Huamán de la comunidad de Hanan Saya, en el distrito de Chinchaypujio, provincia de Anta, conducen “Pachamamanchisman kuska kawsasun” (“Hay que vivir con la Madre Tierra”).

El programa radial abre un espacio donde representantes de las comunidades campesinas se expresan e intercambian experiencias con dirigentes y dirigentas de otras provincias del Cusco.

Victoria y Serafina participaron de las actividades de comunicación alternativa y comunitaria en el marco de la Cumbre de los Pueblos frente al Cambio Climático desarrollada en Lima en diciembre de 2014. Ellas también son parte de la recientemente formada Red de Comunicadoras Rurales del Cusco. Su programa se emite los sábados de 5 a 7 a.m. por Radio Impacto de Anta (89.1 FM) y por Internet en http://www.radioimpacto.com.pe/

¿Cómo se involucraron en radio?

Victoria Santa Cruz: Para llegar a concientizar e informar a la población. Me gusta hacer radio porque yo me siento conforme con llegar al público en nuestro idioma materno, en la mayoría de las zonas rurales que lo entienden, y porque nos reecontramos con nuestra identidad. Grandes personajes llegan a nuestro programa y los entrevistamos.

Hemos tocado muchos temas: ordenamiento territorial, consulta previa, temas muy importantes. A nuestras autoridades los ponemos a la ley, saben que también podemos decir nuestras verdades. No criticamos como otros que hablan porque alguien les paga, nosotros no cobramos ni un sol. Si hablamos en la emisora, la gente dice “es cierto, eso está pasando”. Hay gente que nos respalda.

Lo que personalmente me ha motivado para hacer radio es que como dirigenta no me sentía conforme al compartir solamente con nuestros hermanos de la comunidad. Hacemos radio para llegar a más comunidades, a más personas. En zonas rurales sintonizan radio porque no tienen televisor, están en la chacra pasteando los animales o cocinando, siempre escuchando la radio. Eso nos motivó a ofrecer un programa exclusivamente educativo de la realidad del pueblo, de los problemas que pasan, de lo bueno y lo malo.

Serafina Huamán: Nosotras hemos ocupado cargos dirigenciales en la organización de mujeres Comité Central de la Provincia de Anta. Con la compañera coincidimos en ser dirigentas, nos conocimos y desde ahí nació el programa radial, para poder llegar a más personas. Represento a muchas organizaciones, ocupo cargos de los pequeños productores, de los empresarios… si estamos en una zona urbana, de organizaciones de viviendas. En los cargos que ocupamos hacemos muchas gestiones para lo que la población necesita. Además de ser comunicadoras también somos dirigentas de nuestras comunidades y los lugares donde estamos, por ahí nos nace el tema de la comunicación.

Marzo del 2014: Serafina en un encuentro con comunicadores de las regiones del sur.

¿Qué dificultades han tenido que enfrentar para sacar adelante el programa?

Victoria: El problema más grande es el dinero, porque los dueños de la emisora no te dan la hora gratis, siempre te cobran. El dinero es de nuestro trabajo, de nosotras. Por tener ese compromiso, por querer a nuestras comunidades, asumimos el costo. Tengo 10 años de dirigencia en organizaciones de defensa del agua, me gusta y estoy comprometida con el tema sensibilizando a los compañeros para que también defiendan sus cabeceras de cuenca, prioricen el derecho de uso del agua, formalicen a su organización. Primero es el agua, como personas, como humanos, vivimos de la agricultura, producimos alimentos, luego podemos hablar de seguridad alimentaria, educación, salud. Eso nos motiva a seguir con el programa y vamos a seguir.

¿Cuáles son los principales logros del programa?

Serafina: Hemos logrado sintonía, bastante aceptación. Nuestros oyentes han aceptado que el programa es muy distinto de otros, hacemos algo diferente. Tocamos el cambio climático, la contaminación, los residuos botados en las calles, la violencia, todos los diferentes temas. Hemos acogido bastante sintonía, nos escuchan y nos dicen nuestros oyentes: “esperamos escucharlas como esperamos el pan caliente”. Son diferentes temas, no insultos como otros periodistas, sino que hablamos la verdad, lo que hemos visto. Nos dicen: “ustedes hablan lo que ustedes ven, otros periodistas hacen periodismo mercantilista o comercial”. Eso no hacemos nosotras. La diferencia es esa, los oyentes nos lo han dicho.

¿Sienten que las comunidades respaldan el programa?

Victoria: Hacemos radio pero también somos dirigentas, ocupamos cargos. Tengo 24 años de dirigencia y queremos descansar, queremos jubilarnos, pero a veces el pueblo nos sigue, creen que nos hacemos de rogar… y aceptamos, hacemos gestiones, trabajamos, ahí estamos, siempre identificadas con el pueblo.

¿Qué planes tienen para el futuro del programa?

Serafina: Queremos una emisora propia. Hemos propuesto que haya una emisora propia para cada región. Otra meta es formalizar nuestra organización, la Red de Comunicadoras Rurales del Cusco, trabajar con hermanas de otras provincias que están involucradas con el pueblo, que difundan lo que nosotras difundimos, que tengan voluntad de comunicar sobre temas como el cambio climático, el calentamiento global, las concesiones mineras. Tenemos el propósito de defender la tierra, el aire, los bosques… a través de la radio queremos llegar a otros pueblos y que se unan a la lucha.

Tags relacionados: 
Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Comentarios

Las mujeres tiene un poder increible con un instrumento como la radio en sus manos y en sus voces, tienen mucho de qué hablar y su voz es potente. Es honor tenerlas del lado nuestro, el de los pueblos indígenas. Si nos unimos podemor desterral las politicas económicas de la muerte que aplastan nuestros pueblos, con inteligencia y con la verdad...

Añadir nuevo comentario