Servicios en comunicación Intercultural

Perú: El espÃritu de la Selva, por Jesús Roberto Ospina Salina*

Adital - En la selva peruana la vida es escasa y creo que la contaminación es mayor que en Lima. Y ello a pesar que no hay carros, hay millones de árboles y ríos por doquier. Al cabo de una hora de viaje en lancha o deslizador, uno se pregunta dónde está la contaminación. Todo se ve verde y parece que la vida es alegre y sin problemas. Pero no.

Un costeño piensa que el paisaje se repite una y otra vez, pero no, nada es igual, salvo la esperanza de los que allí viven. "Nosotros queremos aprender, queremos saber, queremos vivir bien", dice Jorge Murayami Arirama (56) Presidente Comunal de Shapajilla, una comunidad del distrito de Santa Rita de Castilla (que está a una hora en Lancha de Iquitos), quién estudió hasta 5to. de primaria (un niño acaba a los 10 años esa instrucción). Jorge es un inteligente y alegre dirigente Kukama.

El quiere saber por qué están contaminando la selva, por qué, si esa destrucción no deja ninguna ganancia para sus pobladores ni para la propia selva. "Si uno quiere algo, lo protege y cuida", dice. Y si uno quiere obtener algo a pesar de un sacrificio, pues la ganancia debe superar el perjuicio, agrega.

Pero no, las venas de la selva (sus ríos), están siendo contaminados, el espíritu (su gente) está más abandonado y pobre cada día, y el cuerpo (animales y plantas) exterminados. Pilar Millán, una Hermana española de la Compañía de las Misioneras del Sagrado Corazón de Jesús, que tiene 30 años de trabajo en la selva, afirma con conocimiento de causa e indignación: "En 30 años España ha cambiado muchísimo y ha mejorado, incluso algunas ciudades del Perú, pero la selva no sólo no ha avanzado, ha empeorado". Le duele decirlo, pero lo comparte.

Veamos.

Se estima que el 70% de la extracción petrolera en la selva está focalizada en la provincia Loreto-Nauta. Los pozos más antiguos datan de hace 30 años. En esta provincia está ubicada la Reserva Nacional de Pacaya - Samiria, de donde es Jorge y toda la nacionalidad Kukama, una de las 64 que habitan en la selva, cuya enorme sabiduría se podría extinguir. Jorge comenta que el idioma Kukama es el que permite hablar con el espíritu de las plantas y animales. Cierto o no, lo real es que sus médicos -chamanes- salvan vidas. Lo atestiguan hasta algunos sacerdotes.

A la contaminación de los ríos por el petróleo, producto de los errores humanos, de las roturas de los ductos y barcazas (una sola puede medir 100 metros de largo), se le suma algo más grave y permanente: el Agua de Formación, AF.

No se puede extraer petróleo sin que salga el Agua de Formación. Dependiendo del pozo, puede ser un barril de AF por uno de petróleo. A estas aguas se les suele denominar "salmueras", por los altísimos contenidos de sales que poseen, explica Lily La Torre en su libro !Sólo queremos vivir en paz! (1998).

Estas AF tienen 3 características básicas: a) es salada, 1,000 (MIL!!!) veces más salada que el mar. Así, Lily dice que los ríos de la selva tienen un nivel de sal de 10 partes por millón, en tanto el mar tiene 20,000, y el AF de hasta 200,000, sí, leyó bien, DOSCIENTOS MIL partes por millón. En esas aguas no vive ningún pez de agua dulce. Pues algún gracioso puede pensar: entonces llevemos peces del mar. No se puede, porque además b) esta AF trae metales pesados, zinc, plomo, cromo hexavalente, entre otros; los cuales van hasta el fondo del río cubriendo las plantas acuáticas que luego son consumidas por los pocos peces que quedan. Por eso ya se ha detectado plomo en niños y adultos de los Kukamas. Y, c) el AF sale caliente, más de 80º C.

En 1998 La Torre señalaba que "desde 1975 a 1996 Petroperú ha descargado un promedio ponderado de 200,000 barriles DIARIOS de las saladísimas AF", y OXY 850,000. DIARIOS.

Ahora mismo, mientras usted lee, se está contaminando la selva a ritmo de polka, rapidísimo. Eso quiere decir que la selva no importa. Por lo menos no les importa a las petroleras ni al gobierno, garante de nuestra vida y territorio.

Pero hay quienes sí les importa y la aman.

Pio V Pérez (48 y 4 hijos) vive en la comunidad de San José de Saramuro, distrito de Urarinas, provincia de Loreto-Nauta, a la cual se llega en 36 horas en lancha desde Iquitos, afirma que los aguajales que están cerca de Yanayaco se están secando. Uno de los sustentos para la vida de su comunidad es la recolección de los frutos del aguajal, el aguaje, el cual venden en Iquitos. Esta palmera se encuentra normalmente en grandes cantidades, unas 3 mil plantas en cerca de 2 hectáreas de terrenos, a unos 3 kilómetros del río. Y un tanto enojado afirma que se están secando. Se están secando plantas que viven a 3 km de la playa, del río. A 3 km! el agua salada está matando la vida.

Luis Laulate (52 y 7 hijos) de la comunidad de Saramurillo afirma que él ha visto como hay derrames de petróleo que las petroleras para que no se vean le echan polvos químicos disolventes que hacen "sumir" (hundir el petróleo) al río. En su comunidad dice que los niños tienen dolor de estómago, diarreas, comezón, su piel se está pelando. Desde 1993, fecha del primer derrame dice que hay rasca rasca en el pueblo. Además, ya hay meses en el año donde no se encuentra banco de peces, y a veces regresan del río con las redes vacías. Y el hambre no tiene hora.

Carlos Valencia (42 y 5 hijos) llegó al 2do secundaria (un adolescente lo estudia a los 13 años), vive en Urarina, cerca del río Urituyacu (agua loca, en Kukama), dice que Repsol en el 2001-2002 entró por el río y se comprometió a instalar un colegio si encontraban petróleo. Hoy ganan millones con el petróleo, pero lo único que pusieron para el colegio fue los ladrillos y una motosierra para cortar las maderas. Las calaminas, las maderas, la propia construcción corrió a cargo de los pobladores. Ah, pero eso sí, luego de que los comuneros terminaron el colegio Repsol tomó una foto y dice que la mostraron en Lima como obra de ellos. Igual cosa sucedió en otras comunidades, salvo en Abejaico, que está cerca de la plataforma de Repsol, y en donde además dieron la "enorme" suma de 500 soles en medicinas. Pero en donde engañaron a 4 chicas, dejándolas embarazadas.

Ahora ellos se organizan en la Asociación Indígena de Desarrollo y Conservación Samiria, AIDECOS, que agrupa a 18 comunidades y alrededor de 7,000 personas.

Pero aún falta mucho, falta la solidaridad de los de Lima. Ellos cada día son más concientes que la selva también es de los de Lima. "¿Qué podemos ofrecerte a tí o a los amigos que nos visitan de Lima y otros sitios"? me dice y se pregunta preocupado Fausto Ramírez Murayami (46), vicepresidente de AIDECOS.

Jorge me mira y acota, "el espíritu del río está molesto hasta con nosotros, porque no sabe por qué le hacemos tanto daño".

Me regreso a Lima con su mirada firme y segura, con su sonrisa infantil y sus manos encallecidas de pescador y campesino lúcido y valiente. Me regreso también con la angustia de todos ellos (angustia pero no lamento), por sus hijos.

Ellos tienen el alma de la selva, el espíritu de las plantas, la vitalidad de un otorongo (de los auténticos y honorables), la magia de la lupuna (árbol casi sagrado) y la esperanza que me ha animado a escribir este artículo, que se los dedico, y que me compromete a seguir ayudándolos en su esfuerzo por detener la destrucción de la selva que unos ambiciosos desean perpetrar.

* Colaborador del Grupo de adolescentes y jóvenes "Emprendedores del Sol" de Villa María del Triunfo

Fuente: Agencia de Información Fray Tito para América Latina, ADITAL

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Comentarios

OLa, bueno un poco desanimado por las cosas que pasan en la selva, miren yo soy estudiante de Ing. Ambiental de la UNALM ( Perú), juntos con mas compañeros queremos hacer cosas, no sabemos de que manera podemos ayudar, pensabamos ir y contactarnos con dirigentes, para que frecuentemente salgan estudiantes alla , llevando ropa alimento, vean la realidad , ayudar; si alguien tiene algun contacto con algun dirigente o me puede asesorar seria de gran ayuda , mi correo es [email protected] o [email protected]
gracias

Y tu relato ha quedado...corto, ya que eso y muchas cosas más son las que suceden en la selva y casi podriamos nombrar como "Prostituciòn". Si. Duele, pero es eso y puesto en todos los frentes, politicos que negocian, funcionarios que no cumplen con sus funciones,hombres que venden mujeres, mujeres que venden hijas e hijos, profesores que toman de mancebas a sus alumnas,gringos que por la mañana hacen caridad y por las noches buscan placer....en medio de todo esto...estan ellos...los naturales del lugar.Dicen nuestros alumnos que en el monte Chullachaqui camina nervioso mientras los reta porque no cuidan sus arboles..

Leà el artÃculo y siento una preocupación mayor por el creciente maltrato a nuestro ambiente y lo peor es que como simples ciudadanos/as no tenemos la posibilidad de llevar a cabo alguna acción para ya parar tanta maldad con la naturaleza y los seres humanos, que deprimente es esta situación, porque ya ni las denuncias tienen efecto,¿qué podemos hacer amigos/as?

Es tiempo de comprender que los problemas en la selva responden al choque brutal con la naturaleza de una "cultura" demasiado enferma como para comprender que lo que está en juego es la propia supervivencia de esta humanidad.
La autodestrucción es, practicamente irreparable. Solo un cambio "global" de conciencia, junto con acciones drásticas, (no violentas), tales como la organización de un Congreso Amazónico y las consiguientes acciones civiles, más o menos, masivas (¿desobediencia civil?), pueden hacer reaccionar a las durmientes y moralmente estupidizadas, clases "dominantes".
Es tiempo de una nueva revolución, de Instituciones Supranacionales Virtuales (Consejo de Ancianos PLanetario), que, a partir de la fuerza moral, de la razón lógica, analógica y si quieren cientÃfica (ciencia con conciencia), definan prioridades, más allá de los mezquinos intereses nacionales y transnacionales.
Una vez más es imperativo que desde cada persona e institución se trabaje, en conciencia, para la supervivencia planetaria y de las futuras generaciones.
Hay que enfrentar energicamente la estupida perversión del "sistema". Es trascendente para todos los que están "arriba" y los que están "abajo". En esta lucha no hay ricos ni pobres, no hay privilegios. Muchos van a morir y todos vamos a sufrir, por muchas razones. Probablemente la más grave, el cambio climático.
Los que esten de acuerdo coordinen con [email protected] u otra ONG ambientalista de confianza, para empezar a formar la Red de Redes para la desaceleración de una economÃa genocida y suicida (vean el informe Blair sobre cambio climático y el documental de Al Gore "Una Verdad Incómoda".
Paz y ArmonÃa
¡ Nos necesitamos !

Hello. I love your!

Es muy válida la posición de hacer una red de todas las organizaciones comprometidas en el tema ambiental y social.
Soy miembro del Partido Verde del Perú, está en formación a nivel nacional y deseamos contactarnos con todos los interesados en todo el Perú.
Si estás interesado en ser parte de esta organización verde escrÃbeme a [email protected] o también a la Coordinadora General Flor de MarÃa Hurtado
[email protected] y su teléfono es 90198813 para mayor información.
Fabiola Bazan

Hola Fabiola, el teléfono de Flor de MarÃa Hurtado es 90198803 y no el que aparece arriba estuve coordinando actividades con ella y Flor de MarÃa misma me contestó.
Rossi

Hay que unirnos y formar una red de todas las instituciones comprometidas con el medio ambiente, universidades, ongs, partido verde, asociaciones, clubs y las personas individuales que quieran ser parte del proceso para formar conciencia en la gente que todavÃa no lo tiene y que tenemos un planeta que está enfermo y si no hacemos algo en 20 años seremos nada.
Jessica RodrÃguez

Revisen la página web www.verdes.org.pe
Juan Guerrero

Que pena lo que està pasando en nuestra selva peruana, el maltrato que sufren los nativos de la zona, la tala indiscriminada de nuestra amazonÃa, la indiferencia de los que no viven allà sin embargo,la selva tambièn es nuestra.
He visto en la página web de Los Verdes que la Dra. Flor de MarÃa Hurtado ha estado luchando contra la tala ilegal en la amazonìa, ahora que está de Coordinadora para la Selva que va a ser por Pucallpa representando al Consejo Nacional del Ambiente. Hay que tener en cuenta que Pucallpa es una de las zonas selvàticas que màs deforestaciòn y contaminaciòn tiene.
José Norberto Torres

Añadir nuevo comentario