Servicios en comunicación Intercultural

Perú: Susana Villarán es la única candidata a la Presidencia que lleva propuestas especÃficas para Pueblos Indígenas

Susana_Villaran.jpgConcertación Descentralista, la alianza que postula a la señora Susana Villarán a la Presidencia de la República, es la única organización política en campaña que se ha dignado responder nuestra solicitud de información sobre candidatos indígenas al Congreso y propuestas específicas que se refieran a pueblos y comunidades indígenas. La mencionada lista lleva a la señora Hilda Amasifuen Picota, lideresa del pueblo indígena shipibo conibo del departamento de Ucayali, como candidata al Parlamento Andino. Sus propuestas para los pueblos indígenas son las siguientes:

Concertacion_descentralista.jpgComisión Nacional de Programa: Políticas de Comunidades Campesinas y Nativas

1.- Antecedentes:
Concertación Descentralista, inspirada en forjar un partido representativo y, conciente de la necesidad de formular una propuesta de gobierno integral, destinada a promover la igualdad de oportunidades, apoyar a superar la pobreza de los excluidos, la protección de los indefensos y la puesta en práctica de una moral solidaria, incorpora, en sus planteamientos estratégicos, una visión contemporánea acerca de la presencia e importancia de las Comunidades campesinas y nativas. En efecto, la quinta tesis de nuestro ideario recomienda una nueva visión de la cultura y de la sociedad.

El presente documento aspira a describir, en líneas generales, aspectos puntuales de la problemática de dichas comunidades, desde una perspectiva de pueblos indígenas, formulando algunos lineamientos de política para laconfiguración de un Estado inclusivo y respetuoso de la diversidad etnocultural.

2.- Problemática:
Los pueblos indígenas, expresados y conocidos hoy como Comunidades campesinas y nativas, requieren como punto de partida el reconocimiento de sus derechos, en concordancia con los postulados del Convenio 169 de la OIT, que establece la necesidad de respetar las culturas e instituciones de los pueblos indígenas. Asimismo a existir en el seno de sus sociedades nacionales, determinando su propio desarrollo, en concordancia con los fines del Estado (1) Este es el principio óntico y ético para cualquier otra argumentación teórica y aplicación práctica. De ella, del ser y existir de los pueblos indígenas, y de reconocerlos como tales derivan todas las demás competencias jurídicas y políticas.

Los pueblos indígenas vienen exigiendo el reconocimiento de su identidad, como colectividad (pueblos), es decir, como sujetos de derechos. En oposición a quienes invisibilizan el “sujeto jurídico indígena” hablando, para el caso nuestro, eufemísticamente, de un país “mestizo”. De este modo, abstraen diversos pueblos y culturas.

Hoy, la realidad peruana, impone el tratamiento del tema, en un contexto de globalización y multiculturalidad. Estos dos fenómenos contemporáneos junto con el tradicional racismo y la discriminación constituyen ejes centrales para nuestro análisis. El racismo y la discriminación a lo largo de la historia peruana tuvieron funestas consecuencias, una evidencia trágica de dicha práctica fue descrita en el Informe Final de la Comisión de la Verdad y Reconciliación (2), pues casi un 60% de las víctimas de la violencia política de los 80 y 90 fueronpobladores indígenas quechuas en los andes, y, Asháninkas en la selva. Hechos graves que indican que, en el Perú, los estándares de vigencia jurídica y de respeto a los derechos humanos, incluso para quienes se proclamaban de revolucionarios, varían de acuerdo al estatus cultural, económico y social.

Otra forma actual de discriminación se evidencia en investigaciones como la formulada por Macroconsult (3), que en base a encuestas de hogares, en regiones con gran presencia de pobladores campesinos y nativos, demuestran regresión en el ingreso y el subsecuente incremento de la pobreza extrema.

Este disminuyó en -14% en la sierra sur (Cusco, Puno). En sierra centro (Ayacucho, Junín, Huancavelica y Apurímac) en -2.1 % y, en la selva, -10.1 %, debiendo precisarse que, en esta última, habitan los pueblos indígenas Asháninkas, Aguarunas, Shipibos, etc. Estos estudios expresan la estrecha relación entre condición étnica, pobreza y localización rural.

El sector social al cual nos referimos está lejos de cualquier tipo de seguros, beneficios sociales y políticas públicas de servicios básicos. En buena medida, son gran parte de aquel 80% de desnutridos a los que los programas alimentarios del Estado no llegan. No están en la órbita de las burocracias politizadas y clientelizadas. Los grandes proyectos de inversión no los visualizan como potenciales beneficiarios y tampoco como actores de los beneficios de la modernidad y de la generación de riqueza. Es decir, las políticas neoliberales los siguen desarticulando, empobreciendo y explotando. Claro está que subsiste la explotación del campesino-indígena, y también el rechazo de éste al Estado y a sus instituciones, porque no siente pertenencia real hacia él.

En consideración a lo expuesto ¿qué debieran esperar, los campesinos y nativos de la sociedad y del Estado peruano?; ¿la justicia, en algún momento de la historia, les fue favorable? ¿Sus derechos quedan aún sin reconocimiento? Hay ausencias y carencias, que tal vez justifican lo que viene denominándose “etnicización” de la política; es decir, grupos étnicos con identidades políticas vinculadas a valores fundamentales como la tierra y, en especial, la cultura local. Es tal vez ésta la razón por la que, tras el naufragio de posturas marxistas, en el Perú de hoy asistimos a la reinauguración de políticas reivindicativas con demandas, diremos heterodoxas.

En efecto, asistimos a una reconfiguración del espacio territorial, social y político, impulsado por nuevas fuerzas sociales, entre ellos, los movimientos indígenas peruanos, que vienen asumiendo un creciente peso político ciudadano, están buscando democratizar las condiciones de su participación, en definitiva, buscando un nuevo pacto social y no mecanismos de secesión política. Por ello es indispensable para Concertación Descentralista, visualizar con agudeza los derechos de los pueblos indígenas.

Para las instituciones políticas, en especial, para los partidos políticos seguir soslayándolos sería de frivolidad extrema y de grave riesgo. Pues su subsistencia generará inevitablemente resentimientos y frustraciones, que pueden ser canalizadas por movimientos fundamentalistas como los de Humala o, peor aún, fundamentalismos políticos de izquierda como los de Sendero Luminoso. Bástenos observar las repercusiones socio-políticas de los movimientos campesino-indígenas en los países vecinos, Bolivia y Ecuador. Refundar el país, reorientar la política, la economía y la cultura exige una visión democrática que perciba simultáneamente al ciudadano  indígena y, a la vez, peruano y también el colectivo social, el pueblo indígena (Asháninka, Aguaruna, Shipibo, Quechua, etc.), en tanto, integrante de la nación peruana.

Un elucubrado e inconsecuente “mestizaje”, es la forma política, social y académicamente aceptada para practicar, sin ningún remordimiento, la marginación y la exclusión. José María Arguedas sostenía, con gran propiedad, que el mestizaje no supone la anulación de la cultura propia. Hoy, por ello, requerimos de un Estado solidario, en el que se practique la inclusión social y no organismos sólo de difusión mediática, como CONAPA e INDEPA.

3.- A modo de conclusión:
El pluriculturalismo establecido en la constitución peruana es aún formal, es un eufemismo justiciero que no refiere al “pluralismo” de Sartori (4), que para ser tal debe basarse en el consenso y la asociación voluntaria.

De lo expresado destacamos:

  • Difícil relación entre el Estado nacional y la condición política plurietnicadel Perú. Los pueblos indígenas están en la búsqueda de un Estadoplurinacional, que reconozca sus derechos como parte integrante de laNación peruana.
  • Problemas de representación política. Los actuales partidos, noincorporan a vastos sectores campesinos e indígenas, propiciando la “etnicización” de la política como reivindicación cultural propia.

4.- Propuestas para favorecer la inclusión de pueblos indígenas:

Ámbito político

  • Generar mecanismos para que los partidos políticos sean vehículos eficaces en canalizar las demandas y representación de los diversos pueblos indígenas del Perú; sin perjuicio a reconocer los mecanismos propios de participación política.

Ámbito legislativo

  • Superar la inadecuación de la legislación sobre pueblos indígenas (Convenio 169-OIT) y la legislación nacional. Hace falta un desarrollo legislativo de cara a la pluriculturalidad.

Ámbito económico

  • Generar una política promotora para la participación en el mercado, con ventajas comparativas basadas en su manejo cultural (sustento para la negociación del TLC); es decir, pequeñas empresas productivas y competitivas, al interior de las comunidades campesinas y nativas, identificando nuevas oportunidades de negocios en áreas productivas y de servicios.
  • Priorizar el uso adecuado de la tierra, hoy dramáticamente sub-utilizada, y a la vez deforestada.

Ámbito educativo

  • En tanto que La globalización y multiculturalidad, debieran entenderse como una relación armónica, se propone la creación de centros de innovación tecnológica, que respetando las culturas locales, aproveche las habilidades tradicionales para el desarrollo local y regional.
  • Adaptar la escuela a la diversidad étnico-lingüística, cultural y geográfica del país y transformarla en un lugar donde ser respete al niño en su condición humana y se valore su opinión (Recomendación CVR).

Ámbito administrativo

  • Acercar los programas de los Ministerios de Educación, Salud, Justicia, Mujer y otros hacia la población beneficiaria, con políticas que favorezcan la inclusión social y rechazando el tradicional etnocentrismo cultural.
  • Desconcentrar instituciones y presupuestos, privilegiando regiones y zonas hoy excluidas.

-------

Notas: 

(1) Organización Internacional del Trabajo (OIT). Convenio 169. Sobre pueblos indígenas y tribales en países independientes. Aprobado por el Estado a través de Resolución Legislativa Nº 26253 del 2 de diciembre de 1993.
(2) Comisión de la Verdad y Reconciliación Nacional (CVR). Informe Final. Tomo VII. Capítulo 2. Casos investigados por la CVR. Lima. 2003
(3) Macroconsult. Encuesta Nacional de Hogares. Rangos de Ingresos. Lima. 2001.
(4) SARTORI. Giovanni. La sociedad multiétnica: pluralismo, multiculturalismo y extranjeros. Editorial Taurus. Buenos Aires. Argentina. 2001

Alfredo Prado Prado
Lima, setiembre de 2005

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Comentarios

En efecto,doña Susana Villarán tiene propuestas muy interesantes y su partido se orienta hacia el desarrollo integral del pais,sin exclusiones ni marginaciones.Se trata de una dama muy inteligente y honesta,por eso me preocupa que los medios de comunicación social no le estén dando la suficiente cobertura a sus propuestas i planteamientos.Doña Susana es una mujer autenticamente peruana y dejaria bien puesto el nombre del Perú si llegara a ocupar la Presidencia de la República.

En fin es una buena propuesta el hacer llegar la voz de los indigenas al congreso con representantes de su misma étnia, pero vendrÃa a bien que la citada candidata informe sobre su inicitativa sobre los problemas que aquejan a los indÃgenas como el aislamiento voluntario, la migración de indÃgenas fuera del paÃs, la reducción del valor económico de los bosquez amazónicos, lo cual genera que los indÃgenas opten por otros ingresos alternativos como la caza y pesca furtiva e incluso el cultivo de la droga, y por que no decir sus vÃnculos con éstos facinerosos, el deterioro de la viabilidad legal de las concesiones forestales y otros derechos, lo cual deteriora los mercados locales y nacionales repercutiendo en los indÃgenas por ser éste su habitad. Una última e importante es la excesiva presión por parte de taladores ilegales a los indÃgenas con el fin de extraer especies amenazadas como la caoba; éstas y de seguro deben haber muchas más, deben ser las respuestas que deberÃa dar la candidata para que la población esté informada y pueda inclinarse hacia una opción que le será favorable.

es una buena propuesta politica, y debemos armonizar los aspectos contemplados en el 189 de la OIT, la legislación nacional y el manejo de nuestros recursos naturales. Si deseamos inversión con desarrollo sostenible y participación activa, de buena fé y previamiente informada de las organizaciones nativas.
Con el compromiso de seguir trabajando y analizando el tema.
saludos.

Entre todos los candidatos a la presidencia, Susana Villarán al menos plantea en su plan de gopbierno, la inclusiòn de la problemática indÃgena como polÃtica nacional. Lo que marca la diferencia con los candidatos, los mismos seguramente desconcen o nunca han visitado a las comunidades amazonicas ni andinas.
Apesar de esta indiferencia, mas aun, por cada Gobierno de turno, estos pueblos originarios aun mantienen sus cosmovisiones y tradiciones ancestrales, a pesar de que el desarrollo y la globalizaciòn socaba sobre sus recursos, territorio y cultura
Sin embargo, me gustaria que Susana clarifique al respecto, por citar por ejemplo: còmo va encarar la problemàtica de superposiciòn de las concesiones forestales, mineras, hidrocarburos, gasìferas y ANPs, sobre los derechos territoriales indÃgenas (reconcimiento, titulaciòn, etc).
Toda vez que en estas àreas superpuestas los derechos indigenas amparadas por la Ley de CC.NN, el Covenio 169, etc, se convierten en instrumentos legales sin valor.
En otras palabra, bajo la superposiciòn de las concesiones, los pueblos indigenas se han convertido en ilegales de sus propios territorios ancestrales.

hola no voten por susana

hola solo agregar q es la mejor opcion de verdad solo yo se q el peru con ella triunfara muchas gracias

SerÃa bueno que en sus propuestas tocara el tema del agua en el paÃs, de los daños que causa el gas de camisea(sus instalaciones) y la ecologÃa en general.Saludos señora.

Susana Villarán es una mujer muy inteligente y preparada, ha dado muchas muestras de honestidad y de su innegable dedicación al trabajo por las buenas causas. Es una candidata ideal para las mayorÃas del paÃs, es una pena que la izquierda no se una alrededor de una persona como ella.

Añadir nuevo comentario