Servicios en comunicación Intercultural

Vaticano: Sante Sede dice no a "Iglesia indÃgena" y a sacerdocio casado en América Latina

Vaticano.jpgVaticano, 09 Marzo 2006.- ACI.- Mediante una carta dirigida al Obispo de San Cristóbal de las Casas (México), Mons. Felipe Arizmendi Esquivel, la Santa Sede decidió poner punto final a la denominada “iglesia indígena”, vinculada a la llamada “teología india”, especialmente influyente en el sur de México, pero con importantes ramificaciones en América Latina.

La carta, firmada por el Cardenal Francis Arinze, Prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, lamenta la influencia de la ideología de la llamada “iglesia autóctona” heredada por Mons. Arizmendi de su predecesor, el Obispo Samuel Ruiz García, y señala que la nueva política debe suprimir la ordenación de diáconos permanentes.

Mons. Ruiz prohibió a diversos movimientos y congregaciones religiosas actuar en la diócesis, desalentó seriamente las vocaciones al sacerdocio célibe, y sobre todo promovió la ordenación masiva de diáconos permanentes casados, asegurando que en poco tiempo la Iglesia terminaría por aceptar la práctica del sacerdocio casado que, según decía, respondía más a una visión de “iglesia autóctona” o “indígena”.

Las constantes peticiones, dirigidas en ese sentido desde San Cristóbal de las Casas, obligaron a la creación en el Vaticano de una comisión interdicasterial que comenzó a deliberar en septiembre de 1993 y que llegó finalmente a una conclusión el pasado mes de octubre, bajo el pontificado del Papa Benedicto XVI: no al intento de crear una “iglesia autóctona” inspirada en la llamada “teología india” o “teología de la liberación”.

La elocuente carta del Cardenal Arinze, publicada en el último número del boletín “Notitiae” del dicasterio, está dirigida a Mons. Arizmendi, pero extiende sus conclusiones a otras regiones, como Guatemala, Bolivia Ecuador y Perú, donde también se vino promoviendo una “teología india” y una “iglesia autóctona”.

La carta del Cardenal Arinze dice textualmente:

“En la última Reunión Interdicasterial, celebrada el 1 de octubre pasado, como Ud. ha podido bien observar, se realizó un detallado y serio examen de la petición presentada por Vuestra Excelencia y de la situación actual de la Diócesis de San Cristóbal de las Casas y sus incidencias en la vida de la Iglesia Universal.

Como resultado de la deliberación se ha convenido como sigue:

No se puede ignorar que, aún después de pasados cinco años de la salida de S. E. Samuel Ruiz de San Cristóbal de las Casas, continua estando latente en la Diócesis la ideología que promueve la implementación del proyecto de una Iglesia Autóctona. En este sentido, la Reunión Interdicasterial se ha pronunciado por una suspensión de eventuales ordenaciones de diáconos permanentes hasta que se haya resuelto el problema ideológico de fondo.

Asimismo, se pide que se fortalezca la pastoral vocacional, con vistas al sacerdocio célibe, como en el resto de la Iglesia en México y demás países de América Latina; y que se interrumpa la formación de más candidatos al diaconado permanente. Constituye, en efecto, una injusticia contra esos fieles cristianos alentar una esperanza sin perspectivas reales; además, el diaconado supone una vocación personal, no una designación comunitaria sino una llamada oficial de la Iglesia; requiere una formación intelectual sólida; orientada por la Sede Apostólica.

Para contribuir a sanear la vida eclesial, desde el inicio se ha pedido y se continúa a indicar, abrir la diócesis a otras realidades propias de la universalidad de la Iglesia Católica, para ayudarla a salir del aislamiento ideológico mencionado.

Por último, cabe subrayar que, alimentar en los fieles expectativas contrarias al Magisterio y a la Tradición, como en el caso de un diaconado permanente orientado hacia el sacerdocio uxorado (casado), coloca a la Santa Sede en la situación de tener que rechazar las distintas peticiones y presiones, y, de este modo, se le hace aparecer como intolerante”.

Fuente: ACI prensa, http://www.aciprensa.com/noticia.php?n=11862

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Comentarios

Era de esperar que la santa cede no cediera a la propuesta del sacerdocio indigena menos a la iglesia indigena. Por que sabemos que a la cabeza tiene a un pontifice conservador como Ratzinger y sectas catolicas como el opus dei que quieren devolver a la humanidad a la epoca oscurantista (edad media. Ademas las iclesias cristianas son imposiciones de occidente y siempre estuvieron al servicio de los estados y los mas poderosos del mundo. Antes fue Roma ahora es Washington que utilizan a Cristo para sus fines imperialistas, para adormecer la conciencia principalmente de la poblacion indigena de nuestro continente.

nuestros pueblos Indìgenas, practican diversas creencias, pero la de mayor "nehuen" = fuerza està la que practicaban la de su propia raiz, alementar a tu corazon de la creencia autòctona, fortalece a tu Pueblo o Naciòn Originarias.
no dejes de hacerlo!
edgardo v. curaqueo

La Iglesia de Roma debe pensar bien lo que està haciendo, hoy no es igual que lo que fué ayer; la búsqueda de una forma de creer y practicar la fé desde la visión indÃgena seguro no es igual a la que pudiera tener el Papa o su equipo asesor. Esta Iglesia deberÃa recibir con buenos ojos las expresiones propias de cada pueblo y cultura, homogenizar a todos los católicos con una misma norma no es legÃtimo ni duradero. Los tiempos actuales son cambiantes y la Iglesia Romana impone a sus fieles un ritmo y método de fé fuera de la realidad, creo que muchos no se darán por acogidos dentro de esta ferrea organización feudal y buscarán otros destinos, no solo los indÃgenas, sino también otros grupos culturales que no se les respete e ignore en sus propuestas propias de fé.

Añadir nuevo comentario