Servicios en comunicación Intercultural

¿La suerte de Fujimori y Montesinos debería seguir la de Abimael?

Servindi, 26 de setiembre, 2021.- La cremación del cadáver de Abimael Guzmán, el cabecilla de Sendero Luminoso, ha colocado en el debate si la suerte de otros autores de crímenes de lesa humanidad deben seguir la misma suerte.

Quienes no tuvieron escrúpulos en dictar una norma especifica para incinerar los restos de Abimael Guzmán ahora se rasgan las vestiduras cuando se propone una ley similar para otros criminales.

Abimael falleció el sábado 11 de setiembre y fue cremado la madrugada del viernes 24. El cadáver estuvo trece días en un dilema que fue aparentemente resuelto el viernes 17 con la aprobación de la ley de cremación. 

La norma incorpora el artículo 112-A a la Ley General de Salud, a fin de establecer el destino de cadáveres de internos que cumplían condena por los delitos de traición a la patria o de terrorismo en condición de líder, cabecilla o integrante de la cúpula de organizaciones terroristas. 

La norma dispone que, en caso la entrega, traslado, sepelio o inhumación de los cadáveres de estos internos ponga en riesgo la seguridad nacional o el orden interno, el fiscal competente, en decisión motivada e inimpugnable, dispondrá su  cremación, previa necropsia.

"El Ministerio de Justicia será el encargado de dispersar los restos cremados en tiempo y lugar de naturaleza reservada, con el apoyo del Ministerio del Interior", añade la norma.

Cuando la bancada de Perú Libre intentó que la norma sobre cremación se aplique a los cadáveres de autores de delitos por lesa humanidad, la derecha y la prensa saltaron hasta el techo.

Según ellos nadie es comparable en criminalidad a Abimael Guzmán y no aceptan ninguna norma especial que pueda involucrar en el futuro a Alberto Fujimori o Vladimiro Montesinos, también condenados por violaciones a los derechos humanos.

La presidenta del Congreso María del Carmen Alva, de Acción Popular, es una de las opositoras a cremar los restos de Alberto Fujimori, de 83 años, cuando éste fallezca.

Agrega que no puede haber una ley "con nombre propio" a pesar que la norma aprobada para el caso Abimael fue dictada para la ocasión.

 

 

El abogado Juan José Quispe, del Instituto de Defensa Legal (IDL) sostiene que la presidenta del Congreso soslaya que Abimael Guzmán, Alberto Fujimori y Vladimiro Montesinos tienen tres características en común.

Los tres: a) han sido condenados por graves delitos de lesa humanidad, b) el primero es un subversivo terrorista y los otros dos son terroristas de Estado y c) a los tres “no les tembló la lengua para ordenar matar a otros peruanos sin mayor remordimiento”.

«si queremos ser objetivos y justos, la suerte de Fujimori y Montesinos, debe correr la misma suerte que el fenecido "Presidente Gonzalo"» concluye el abogado penalista.

A diferencia de Abimael Guzmán tanto Fujimori y Montesinos tienen familiares directos que obviamente reclamaran los restos para darles cristiana sepultura, fiel a la tradición peruana.

Sin embargo, también es cierto que las autoridades impidieron a Elena Iparraguirre –cónyuge de Abimael– hacer uso de su derecho sobre los restos de su esposo debido al aislamiento en que cumple cadena perpetua.

Ella pidió que Yolanda Quiñónez Colchado sea la responsable de recibir el cadáver de Guzmán para “sepultarlo según sus creencias”. Pero este pedido escrito fue rechazado por no cumplir formalidades como estar legalizado notarialmente.

Yolanda Quiñones, "camarada Bertha", fue condenada por delitos contra la tranquilidad pública en la modalidad de terrorismo al coordinar el asesinato del policía Manuel Tumba Ortega en venganza por la captura de Guzmán.

Lo cierto y real es que los sesgos y prejuicios restringen las posibilidades de un debate sobrio y equilibrado sobre cómo proceder con los restos de quienes representan una alta criminalidad.

El Congreso no parece ser el mejor escenario para ponderar los factores de inseguridad e inestabilidad que pueden representar los restos de algunos criminales .

De esa manera tiene limitaciones para evaluar y dictar las mejores medidas para salvaguardar el orden público y la seguridad nacional sin menoscabar los derechos humanos que atañen a todas y todos. 

 

Te puede interesar:

Juan Acevedo comparte en su cuenta de Facebook una interesante historia gráfica sobre los restos de Abimael Guzmán:

 

 

 

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Comentarios

Es pór lo menos curioso que nadie firme este artículo

Como se trata de teta asustada, por lógica la misma suerte le espera a los otros dos.

Ha mostrado su mejor miseria tanto el congreso como el ejecutivo.

Hola, por favor explicar ese localismo de "teta Asustada" creo que ese termino lo escuché en alguna film peruano. Podrían explicarlo .gracias

Añadir nuevo comentario