Servicios en comunicación Intercultural

Medida cautelar para salvar a indígenas de concesiones forestales

Foto: Gerencia Regional de Desarrollo Forestal y de Fauna Silvestre (Gerfor)

La Organización Regional de Pueblos Indígenas del Oriente (Orpio) presentó el 14 de octubre una medida cautelar contra el Gobierno Regional de Loreto para detener la reactivación de las concesiones forestales dedicadas a la producción de madera en reservas indígenas. La actividad es impulsada por la Gerencia Regional de Desarrollo Forestal y de Fauna Silvestre de la región, que no acata las leyes que protegen a los pueblos nativos en situación de aislamiento.

Servindi, 15 de octubre, 2020.- La Organización Regional de Pueblos Indígenas del Oriente (Orpio) presentó una medida cautelar para evitar la reactivación de concesiones forestales en territorios de pueblos indígenas en situación de aislamiento, ubicadas en Loreto.

El requerimiento –presentado a la Corte de Justicia el 14 de octubre– está dirigido contra el Gobierno Regional de Loreto (Gorel) y su Gerencia Regional de Desarrollo Forestal y de Fauna Silvestre (Gerfor).

Pues el Gobierno de Loreto pretende reactivar 169 concesiones forestales maderables que involucran a 4 reservas indígenas en proceso de creación: Yavarí Mirim, Yavarí Tapiche, Napo Tigre y Sierra del Divisor Occidental.

Según los argumentos presentados en la medida cautelar de la Orpio, la administración de Loreto, que preside el gobernador Elisban Ochoa, no acata las leyes que protegen a estos pueblos vulnerables.

La medida cautelar surge como una pronta acción dentro de una demanda constitucional, que atiende este caso, pero cuyo proceso está demorando.

Proceso de reactivación genocida

En aras de que la economía siga adelante en el contexto de la pandemia por el COVID-19, el Gerfor lleva adelante el proceso de reactivación del sector maderero.

En julio del 2020, la entidad hizo público un presupuesto de S/ 8 millones en favor de las 169 concesiones. En la actualidad, el Gerfor sigue gestionando el [re]inicio de estas operaciones.

Es más, la Orpio advierte que en Yavarí Tapiche ya se estaría reactivando esta actividad, cuya práctica –en aplicación de las normas– es ilegal y criminal porque atenta contra la vida:

“La reactivación de las actividades de extracción forestal […] a la reserva indígena solicitada Yavarí Tapiche […] representa un riesgo de genocidio de los pueblos indígenas en aislamiento que viven en esta zona”.

Así se indica en la medida cautelar interpuesta por la Organización Regional de Pueblos Indígenas del Oriente, que busca proteger a los pueblos indígenas en situación de aislamiento y contacto inicial (Piaci).

Foto: Gerfor

El Gobierno de Loreto y Gerfor no cumplen las leyes

Hay normas que protegen a los Piaci, como la Ley N.° 29763 (Ley Forestal y de Fauna Silvestre) y el Decreto Supremo N° 002-2018-MC, que reconoce a los pueblos en situación de aislamiento.

Pero, como antecedente en Loreto, entre el 2016 y 2017 (en incumplimiento de la Ley N.° 29763), por lo menos 43 concesiones forestales se otorgaron ilegalmente en Yavarí Tapiche y Yavarí Mirim.

Sobre este caso, por ejemplo, el Ministerio de Cultura tomó parte para que se declaren nulos las concesiones forestales otorgadas en áreas de solicitudes de reserva indígena.

El sector instó al gobernador Elisban Ochoa de que se actúe conforme a lo establecido a la legislación nacional, es decir, prohibir el otorgamiento de este tipo de concesiones.

De igual manera, la Defensoría del Pueblo recomendó establecer la nulidad de estas concesiones forestales porque contravienen a lo dispuesto en Ley Forestal y de Fauna Silvestre.

Sin embargo, a pesar de las demandas, solicitudes y recomendaciones por órganos del Estado para que se declaren nulos las concesiones forestales, la región de Loreto no responde:

“[…] hasta la fecha el Gorel y la Gerfor no han tomado ninguna acción para anular o reubicar las concesiones forestales […] en las reservas indígenas solicitadas Yavarí Tapiche y Yavarí Mirim”, menciona la medida cautelar.

Foto: Gerfor

Atentado contra la vida de los Piaci

La activación o reactivación de las concesiones forestales maderables en territorios de pueblos indígenas en situación de aislamiento y contacto inicial vulnera los derechos fundamentales de la vida.

Esto implica el sentido más amplio de su bienestar. Al penetrar para extraer recursos en lo profundo de la Amazonía, puede originar un contacto forzado entre los foráneos y los nativos.

La consecuencia sería lamentable y condenable porque con la justificación de la defensa personal, los indígenas podrían morir a manos del personal de la actividad forestal, dotados de armas.

Además, ese contacto físico conllevaría a generar enfermedades, más aún en el contexto de la pandemia.

Asimismo, la extracción hecha por el personal de las concesiones motiva la alteración de los recursos naturales al ser contaminados; es decir, viola el orden de la subsistencia alimenticia de los pueblos originarios.

 

Te puede interesar:

 

 

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Comentarios

En las publicaciones referente a los territorios de los pueblos indígenas es necesario ser claro diferenciando entre Concesiones de Aprovechamiento Forestal y Concesiones de Conservación, Ecoturismo y otros. Diferenciar porque uno es para aprovechamiento de los recursos forestales maderable y otro para conservación. Éxitos.

Añadir nuevo comentario