Servicios en comunicación Intercultural

Desastre sanitario en la comunidad indígena urbana Cantagallo

Foto: Agencia Andina

73% de personas infectadas por covid 19

Por Coordinadora Nacional de Derechos Humanos

14 de mayo, 2020.- La Comunidad Indígena Urbana de Cantagallo se encuentra integrada por 238 familias del pueblo shipibo – konibo asentadas en Lima hace más de 20 años. Las familias viven hacinadas en lotes de 35 metros cuadrados, sin agua, ni desagüe.

Durante la emergencia sanitaria la Municipalidad de Lima ha instalado 12 baños portátiles y el Ministerio de Vivienda les lleva un camión cisterna con agua diario. Ambos servicios se han convertido en focos de contagio para la propagación del COVID 19.

A raíz del aislamiento social obligatorio la Comunidad se ha visto totalmente privada de medios de vida, ya que subsistían de la venta de su arte popular y el acompañamiento shamámico.

De acuerdo a información de la dirigencia comunal, solo el 30% de las familias han accedido al bono distribuido por el MIDIS. Vienen recibiendo ocasionalmente apoyo alimentario de la Municipalidad Metropolitana y otras fuentes, pero éste apoyo es insuficiente.

La insuficiencia de los servicios de agua y saneamiento, y acceso a la alimentación se ha agravado exponencialmente en las últimas semanas porque la Comunidad está acogiendo a cerca de 400 desplazados forzosos del pueblo shipibo que vivían dispersos en la ciudad o en lugares de agroindustria como Ica.

La Defensoría del Pueblo viene solicitando que se brinde albergues provisionales a estas personas, sin resultado. Mientras tanto, la entrega de alimentos a la Comunidad sigue considerando únicamente a la población que reside de manera permanente allá.

El hacinamiento, la falta de agua y desagüe, y la desnutrición forman un caldo de cultivo imparable para el avance del COVID -19. Es así que en las pruebas rápidas tomadas el día de ayer 12 de mayo el 73% de las personas de la Comunidad dieron resultados positivos.

Ya han muerto tres personas, todas ellas en sus domicilios y sin recibir ninguna ayuda del Estado. Desde la semana pasada el MINSA ofrece llevar medicinas pero hasta ahora no se concreta el ofrecimiento. Lo único que se ha hecho es disponer el aislamiento total de la Comunidad.

Ante esta situación la Comunidad solicita de manera urgente:

  • Que se garantice la alimentación de la Comunidad teniendo en cuenta la cantidad real de población que alberga.
  • Que se establezca un lugar de albergue provisional para los desplazados forzosos que han sido acogidos en Cantagallo.
  • Que se entreguen medicamentos y se capacite a los líderes comunales para identificar los casos más graves que deben recibir atención calificada.
  • Que se dote de implementos de bioseguridad a los líderes que están participando en la distribución de alimentos y acompañamiento sanitario.
  • Que se de información con adecuación cultural para que las familias estén mejor preparadas al afrontar la pandemia.
  • Que SEDAPAL establezca una conexión directa de la Comunidad a la red de agua para que puedan tener suministro las 24 horas. Actualmente el asentamiento humano vecino les pasa agua menos de una hora al día.
  • Que el Ministerio de Vivienda done los materiales de construcción que requiere la Comunidad para la implementación de servicios domiciliarios y un desagüe provisional. La Comunidad ya ha cavado las zanjas organizándose en una faena comunal.
  • Que se realice la desinfección periódica de la Comunidad.
----
Fuente: CNDDHH: http://derechoshumanos.pe/2020/05/desastre-sanitario-en-la-comunidad-indigena-urbana-cantagallo/

 

Te puede interesar:

 

Tags relacionados: 
Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Comentarios

Los que desean colaborar pueden dirigirse a las páginas facebook "Somos Cantagallo" y "Ayuda para Cantagallo"

Añadir nuevo comentario