Servicios en comunicación Intercultural

América Latina: Indígenas, los más sufridos por la pobreza

Fuente de la imagen: La Prensa, de Honduras.

La pobreza afecta mayormente a niños, niñas y adolescentes, mujeres, personas indígenas y afrodescendientes, a los residentes en zonas rurales y a quienes están desempleados. La peor situación laboral la tienen las mujeres indígenas, con ingresos y condiciones de trabajo muy por debajo del resto de las otras féminas.

Por Orlando Oramas León

Trabajadores, 8 de febrero, 2020.- Si en años atrás, la pobreza retrocedió en América Latina sobre todo por la obra social e inclusiva de gobiernos progresistas, la situación ahora va en reversa, tal y como lo confirman informes por separado de dos organismos internacionales.

Tanto la Organización Internacional del Trabajo (OIT) como la Comisión Económica para América Latina y el Caribe de la ONU, la Cepal, coinciden en que la pobreza avanza, y los que más tienen las de perder son los pueblos autóctonos y poblaciones afrodescendientes.

La OIT afirma que para tales sectores la desigualdad, que caracteriza al continente a la hora de distribuir la riqueza, lo es mucho más para los indígenas latinoamericanos, con la mayor proporción de personas en situación de pobreza extrema frente a asentamientos de este tipo en otras latitudes.

Así lo evidencian datos de nueve países de la región según los cuales los pueblos indígenas comprenden cerca del 30 por ciento de quienes viven  por debajo del umbral de pobreza extrema.

La cifra contrasta con el resto del planeta, donde tales poblaciones en igual carencia representan el 19 por ciento.

Ello quiere decir que los aborígenes latinoamericanos son tres veces más propensos a ese fatalismo que otros grupos poblacionales.

Por su parte la Cepal, en su Panorama Social de noviembre último, reiteró el llamado a construir pactos sociales para la igualdad en la región, asegurando que la disminución de la desigualdad de ingresos es clave para retomar la senda de reducción de pobreza y alcanzar el desarrollo sostenible.

El 76,8% de la población de América Latina pertenece a estratos de ingresos bajos o medios-bajos, subraya la Cepal, y las personas que viven en estratos de ingresos altos pasaron del 2,2% al 3,0%.

Sin embargo, del total de la población adulta de los estratos de ingresos medios, más de la mitad no había completado la enseñanza secundaria en 2017; el 36,6% se insertaba en ocupaciones con alto riesgo de informalidad y precariedad; y solo la mitad de las personas económicamente activas estaba afiliada o cotizaba en un sistema de pensiones.

El informe evidencia que una alta proporción de la población de ingresos medios experimenta importantes déficits de inclusión social y laboral y un alto grado de vulnerabilidad a volver a caer en la pobreza ante cambios provocados por el desempleo, por la caída de sus ingresos u otros eventos catastróficos como enfermedades graves y desastres.

Según el estudio, para 2018, un 30,1% de la población de la región se encontraba bajo la línea de pobreza, mientras que un 10,7 % vivía en situación de pobreza extrema, tasas que aumentarían el año último a 30,8 % y 11,5 %, respectivamente, según las proyecciones del organismo.

Añade algo todavía más preocupante: prácticamente todas las personas que se suman a la estadística de la pobreza se integran directamente a la condición extrema.

Y concluye: la pobreza afecta mayormente a niños, niñas y adolescentes, mujeres, personas indígenas y afrodescendientes, a los residentes en zonas rurales y a quienes están desempleados.

A nivel global, de acuerdo con la OIT, más del 86 por ciento de los asentamientos aborígenes del mundo trabaja en la economía informal, lo que suele asociarse con malas condiciones de trabajo y falta de protección social.

La peor situación laboral la tienen las mujeres indígenas, con ingresos y condiciones de trabajo muy por debajo del resto de las otras féminas.

Aun siendo asalariados, los integrantes de los pueblos originarios ganan en promedio un 18 por ciento menos que sus contrapartes no indígenas.

----
Fuente: Publicado el 6 de febrero de 2020 en el portal web de Trabajadores, órgano de la Central de Trabajadores de Cuba: http://www.trabajadores.cu/20200206/indigenas-los-mas-sufridos-por-la-pobreza/

 

Te puede interesar:

 

Tags relacionados: 
Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Comentarios

Es impactante la noticia de la FAO de apoyar el proceso de agricultura orgánica, para proteger el suelo, el agua, el medio ambiente y la salud de los seres humanos en el planeta. el programa es beneficioso para los agricultores, ellos pueden instalar sus granjas familiares en sus comunidades, para la seguridad y soberanía alimentaria. He trabajado con campesinos y hemos obtenido resultados positivos, con buena rentabilidad social y familiar, hemos logrado cosechas de granos básicos libre de agrotóxicos. Esperamos el programa que dé luz verde con campesinos en las comunidades.

Añadir nuevo comentario