Servicios en comunicación Intercultural

Bolivia y el acoso fiscal a opositores y defensores de DDHH

El Centro de Documentación e Información Bolivia (CEDIB) tiene congeladas sus cuentas por parte de la ASFI, ente fiscal boliviano. Anteriormente, en mayo de 2017, fue desalojado de la Universidad Mayor de San Simón de Bolivia (UMSS). Comunidad internacional condena el acto considrándolo como persecutorio.

Servindi, 1 de enero, 2018.- El Centro de Documentación e Información Biolivia (CEDIB), una organización con alrededor de 50 años dedicados a la investigación en defensa de los derechos humanos, pueblos indígenas y del medio ambiente, viene siendo objeto de una serie de ataques que apuntarían a frenar sus acciones al servicio del país altiplánico.

Sin embargo, su labor de seguir de cerca temas como la explotación minera, petrolera, el manejo del agua, así como la producción de publicaciones que acompañan a grupos campesinos e indigenas, y que les ha valido construir una solvente reputación tanto en su país como fuera de él, hoy se han vuelto en su contra al incomodar al gobierno.

Ello debido a la crítica solvente y bien documentada que hacen al sistema extractivista, hoy imperante en Bolivia, y ya lejanos de los discursos iniciales de Evo Morales, a los que les debe su llegada al poder.

Sin embargo, olvidadas estas pasadas promesas y hoy abiertamente frontal en la defensa de la política extractiva, el mandatario boliviano arremete contra sus opositores, y no parece importar la forma.

Y es que, en los últimos años el gobierno boliviano se ha dado maña para imponer hostigamientos como multas o el impedimento de actualizar su personería jurídica, además de sufrir los ataques de altos funcionarios estatales que arremeten contra la organización desde los medios de comunicación.

Así, el principal argumento de estos ataques es que acusan a la ONG de "ser de derecha". 

"¿Dónde queda eso de derecha? ¿Desde cuándo la derecha se la juega por hacer cumplir nuestra Constitución Política del Estado, cada vez más reducida a mero discurso", se pregunta Rafael Puente, miembro del Colectivo Urbano por el Cambio (CUECA), de Cochabamba.

Congelamiento de sus cuentas

CEDIB es una organización civil sin ánimo de lucro que brinda desde 1970 servicios de información y consulta documental sobre temas sociales de Bolivia y América Latina con una mirada crítica.

Durante años, el CEDIB funcionó en parte de la sede de la UMSS, en Cochabamba. Sin embargo, en mayo de 2017 tuvo que abandonar dichas instalaciones debido a las presiones ejercidas por el rector de dicha casa de estudios y simpatizante oficialista Juan Ríos, pese a que su permanencia se daba en el marco de un convenio.

Así, el mismo Ríos estaría detrás de la medida de congelamiento de cuentas del CEDIB (de fecha 03/11/2017), al tratarse "de un proceso contencioso administrativo, demandado por el rector de la UMSS", según supo de manera extraoficial el CEDIB, quienes también denunciaron no haber sido notificados de esta medida.

De esta forma, sus cuentas fueron congeladas por la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI) desde el pasado 28 de noviembre, por orden judicial, poniendo en peligro el trabajo de derechos humanos de la ONG, y con ello los salarios y la seguridad económica de su personal y sus familias, ya que una gran parte de los bienes congelados corresponden a salarios y beneficios del personal.

Respaldo internacional

Actualmente son 46 las instituciones y redes de América Latina que han expresado su respaldo y apoyo al CEDIB y que intentan frenar los reiterados intentos de obstaculizar su labor como de llamar la atención sobre la preocupante reducción del espacio cívico en ese país.

"Rechazamos las acciones de amedrentamiento y criminalización perpetrado por el Gobierno contra el CEDIB, institución defensora de derechos humanos, que acompaña en las justas reivindicaciones de los pueblos indígenas de tierras bajas y altas”.

Así lo indica un manifiesto suscrito por organizaciones indígenas y colectivos urbanos, expresado en el marco del Encuentro de comunidades impactadas por el extractivismo energético y el Cambio Climático”, en diciembre.

Campaña internacional

Frente a esta situación está en marcha una campaña internacional de apoyo a CEDIB en la que se están armando adhesiones de instituciones, organizaciones no gubernamentales (ONG) o movimientos. Las instituciones que decidan brindar este apoyo pueden hacerlo a través del siguiente correo de CLAES: [email protected]

 

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Comentarios

Parece que Servindi sirviera a una campaña contra el gobierno de Evo Morales, es increible la forma de atacarle, sin ser un gobierno perfecto sus logros son innumerables, es una pena que este sea el manejo dado a la infomacion desde Bolivia.

Parece que la persona que escribe el comentario anterior no está bien informada de lo que está pasando en Bolivia, se están violando los derechos indígenas y sus territorios, las petroleras y mineras van viento en popa, se han permitido los transgénicos, se pretende financiar el "chorreo" con el extractivismo, con la destrucción de la naturaleza, hace tiempo que Evo Morales se alejó del buen vivir. Ahora es gran amigo de las inversiones extranjeras y de Temer del Brasil al cual ha manifestado su admiración en público. Así como al dictador de Guinea Ecuatorial. Servindi solo se limita a decir la verdad, todo lo que digo puede ser verificado en la prensa boliviana, no hay ningún misterio. Mire la huelga actua len el sector salud en Bolivia, hay huelguistas de hambre, Lamentablemente.... creimos que el buen vivir tenía una chance en Bolivia, pero el MAS terminó por tomar otro camino!

La reeleción de un Presidente, como en Bolivia, significa que el lider se presume de caudillo y también que no le interesa preparar en el partido a su sucesor.

Añadir nuevo comentario