Servicios en comunicación Intercultural

Uruguay: La refundación de Bolivia, por Eduardo Galeano

Galeano_1_01.jpgEl 22 de enero del año 2002, Evo fue expulsado del Paraíso.

O sea: el diputado Morales fue echado del Parlamento.

El 22 de enero del año 2006, en ese mismo lugar de pomposo aspecto, Evo Morales fue consagrado presidente de Bolivia.

O sea: Bolivia empieza a enterarse de que es un país de mayoría indígena.

Cuando la expulsión, un diputado indio era más raro que perro verde.

Cuatro años después, son muchos los legisladores que mascan coca, milenaria costumbre que estaba prohibida en el sagrado recinto parlamentario.

Mucho antes de la expulsión de Evo, ya los suyos, los indígenas, habían sido expulsados de la nación oficial. No eran hijos de Bolivia: eran no más que su mano de obra. Hasta hace poco más de medio siglo, los indios no podían votar ni caminar por las veredas de las ciudades.

Con toda razón, Evo ha dicho, en su primer discurso presidencial, que los indios no fueron invitados, en 1825, a la fundación de Bolivia.

Ésa es también la historia de toda América, incluyendo a Estados Unidos. Nuestras naciones nacieron mentidas. La independencia de los países americanos fue desde el principio usurpada por una muy minoritaria minoría. Todas las primeras constituciones, sin excepción, dejaron afuera a las mujeres, a los indios, a los negros y a los pobres en general.

La elección de Evo Morales es, al menos en este sentido, equivalente a la elección de Michelle Bachelet. Evo y Eva. Por primera vez un indígena presidente en Bolivia, por primera vez una mujer presidente en Chile. Y lo mismo se podría decir de Brasil, donde por primera vez es negro el ministro de Cultura. ¿Acaso no tiene raíces africanas la cultura que ha salvado a Brasil de la tristeza?

En estas tierras, enfermas de racismo y de machismo, no faltará quien crea que todo esto es un escándalo.
Escandaloso es que no haya ocurrido antes.

Cae la máscara, la cara asoma, y la tormenta arrecia.

El único lenguaje digno de fe es el nacido de la necesidad de decir. El más grave defecto de Evo consiste en que la gente le cree, porque trasmite autenticidad hasta cuando hablando castellano, que no es su lengua de origen, comete algún errorcito. Lo acusan de ignorancia los doctores que ejercen la maestría de ser ecos de voces ajenas. Los vendedores de promesas lo acusan de demagogia. Lo acusan de caudillismo los que en América impusieron un Dios único, un rey único y una verdad única. Y tiemblan de pánico los asesinos de indios, temerosos de que sus víctimas sean como ellos.

Bolivia parecía ser no más que el seudónimo de los que en Bolivia mandaban, y que la exprimían mientras cantaban el himno. Y la humillación de los indios, hecha costumbre, parecía un destino.

Pero en los últimos tiempos, meses, años, este país vivía en perpetuo estado de insurrección popular. Ese proceso de continuos alzamientos, que dejó un reguero de muertos, culminó con la guerra del gas, pero venía de antes. Venía de antes y siguió después, hasta la elección de Evo contra viento y marea.

Con el gas boliviano se estaba repitiendo una antigua historia de tesoros robados a lo largo de más de cuatro siglos, desde mediados del siglo XVI: la plata de Potosí dejó una montaña vacía, el salitre de la costa del Pacífico dejó un mapa sin mar, el estaño de Oruro dejó una multitud de viudas.

Eso, y sólo eso, dejaron.

Las puebladas de estos últimos años fueron acribilladas a balazos, pero evitaron que el gas se evaporara en manos ajenas, desprivatizaron el agua en Cochabamba y La Paz, voltearon gobiernos gobernados desde afuera, y dijeron no al impuesto al salario y a otras sabias órdenes del Fondo Monetario Internacional.

Desde el punto de vista de los medios civilizados de comunicación, esas explosiones de dignidad popular fueron actos de barbarie. Mil veces lo he visto, leído, escuchado: Bolivia es un país incomprensible, ingobernable, intratable, inviable. Los periodistas que lo dicen y lo repiten se equivocan de in: deberían confesar que Bolivia es, para ellos, un país invisible.

Nada tiene de raro. Esa ceguera no es solamente una mala costumbre de extranjeros arrogantes. Bolivia nació ciega de sí, porque el racismo echa telarañas en los ojos, y por cierto que no faltan los bolivianos que prefieren verse con los ojos que los desprecian.

Pero por algo será que la bandera indígena de los Andes rinde homenaje a la diversidad del mundo. Según la tradición, es una bandera nacida del encuentro del arco iris hembra con el arco iris macho. Y este arco iris de la tierra, que en lengua nativa se llama tejido de la sangre que flamea, tiene más colores que el arco iris del cielo.

---------

Eduardo Hughes Galeano nació en Montevideo, Uruguay, en 1940. Fue jefe de redacción del semanario Marcha y director del diario Época. En Buenos Aires fundó y dirigió la revista Crisis. Vivió exiliado en Argentina y España. A principios de 1985, regresó a Uruguay. Es autor de varios libros, traducidos a más de veinte lenguas como las Venas abiertas de América Latina y Memorias del Fuego, así como de una profusa obra periodística

Fuente: Semanario Brecha, Montevideo, enero 27 de 2006.

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Comentarios

Un punto de inflexion importante para los pueblos originarios y para la Humanidad entera. Este proceso debe perdurar en el tiempo y tomar raices profundas (radicalizarse) en las vertientes de la intrinseca y especial relacion del mundo indignena con la Madre Tierra (Pacha Mama) y la alborada feminista.

Un punto de inflexion. A cambiar el mundo por y para nuestras/os hijas/os.

Marcelo
Presidente Grupo de Apoyo a los Pueblos de las Americas (www.gapa.maqex.com)
Representante

Carlos Briceño repete algumas opiniões refutadas por Florêncio Vaz. Não há mais nada o que falar.

As afirmações de que o branco brasileiro são os mais ianques e europeus que Briceño já conheceu é uma afirmação injusta. Ter interesses e estar ligado ao mundo não nos torna menos brasileiros. É uma visão preconceituosa. Temos muitos defeitos, não resta a menor dúvida, mas esta "terra bendita" foi construÃdas por nós, Ãndios, negros e brancos. Esta marca estão nos topônimos. A bibliografia que trata destes assuntos é volumosa.

Usando as palavras do Florêncio, peço ao Carlos Briceño deixar de exprimir idéias preconceituosas. Aceitamos que se fale de todos os nossos defeitos, mas que sejam verdadeiros.

Queridos hermanos de Brasil. Es cierto lo que dice Galeano. Brasil serÃa un paÃs triste sin la sangre negra. Hay que escuchar la música brasilera actual blanca y sus raÃces ibéricas para comprenderlos. Es la saudade, la tristeza absoluta, el llanto y la melancolÃa aflora en cada estrofa. Música lenta y masturbadora como el bosa nova o el jazz brasileiro. Los indios del Brasil canta su propia melodia fúnebre. Están en vias de extinción y la inspiración no da para más. Los he visto borrachos tirados en el suelo balbuceando palabras ininteligibles.La verdad es que son los caboclos, los negros y su mixtura los que le ponen sabor a la vida. El blanco brasileiro es lo más yanqui y europeo que he conocido. Ellos no viven en Brasil, ni en el continente americano. No, ellos viven en New York , Miami o Parios.No se merecen esa tierra bendita. SÃ, queridos, son los negros los que traen y llevan la sensualidad, el ritmo y el optimismo. El blanco siempre quiso reprimir esa alegria con una razón religiosa y paar eso utilizo a la inquisición para acusarlos de diabólicos. Y el diablo gano la guerra y es asà como tenemos no sólo en Brasil sino en toda la américa latina una música de raices negras absolutamente que han salvado de la tristeza a medio mundo.

BOLIVIA EL DESPERTAR DEL CONODOR
Lo sucedido en Bolivia quiza sea el despertar del pichon del Condor cuyo simbolo lucieron en la cumbre de los pueblos indigenas en Mar del Plata Argentina, aquel condor risueño tratando de abrir las alas para alzar el vuelo encajando en la mapa de america del sur, esperando al aguila norteamericano y el quetzal centro americano. Recuerdo la frase de un hermano indigena que dijo "Cuando el aguila el quetzal y el Condor se unan america sera la patria grande" referiendose a los pueblos indigenas de las tres americas. Los indigenas sud americanos somos muchos en comparacion a los centro y norteamericanos. Bolivia podria ser el inicio del vuelo del condor que abra las alas a sus pares de Peru, Ecuador y levante el vuelo con todos los paises sudamericanos.
Teodoro Quispe G

Estimado amigo Florencio. Comparto plenamente su comentario y qué bueno que lo haya escrito. Yo lo pensé pero no lo escribÃ. Quizá asà fue mejor viniendo de alguien de su hermoso paÃs. Ojalá alguien envie su comentario directamente a Eduardo Galeano pues estoy seguro le va interesar su punto de vista.

O texto A REFUNDAÇÃO DA BOLÃVIA realmente está muito bom, para entendermos mais uma vez a originalidade e a importância da chegada de Morales ao poder. Só tem um problema terrÃvel: é quando o autor diz “... Brasil, onde, pela primeira vez, o ministro da Cultura é negro. Por acaso não tem raÃzes africanas a cultura que salvou o Brasil da tristeza?â€

Aparentemente inofensiva a afirmação, se olharmos bem, a idéia tem outras conseqüências. A matriz cultural dos negros salvou o Brasil da tristeza? Ora, ele quer dizer que os Ãndios e os brancos restantes não temos alegria nos nossos modos de ser? Parece que sim. No que dependesse de brancos e Ãndios, nosso paÃs seria uma trizteza só.

Esse argumento a gente tem que rebater sempre que ele aparece: a musicalidade dos negros é alegre e a dos Ãndios é melancólica (triste). A verdade é que nossas músicas e danças indÃgenas são sim muito alegres – conforme o nosso modo de ser alegres. Se nas nossas danças a gente não requebra e não contorce o quadril como os negros e negras no samba, isso não nos faz menos alegres. Ora, ora! Cada um com o seu jeito de ser feliz.

Eu gostaria de que Galeano não fizesse mais tais afirmações.

Soy un boliviano, que me siento orgulloso de lo que paso en bolivia, por que me hace sentir que nosotros los de sangre indigena tambien somos seres humanos tan iguales como el que mas o mejor que ellos por que en el antiguo Incario se (castigaba el robo el mentir y el olgazanerio), (AMA SUA, AMA QUELLA,AMA KELLA) y vinieron los de afuera e isieron todo lo que estaba prohibido, se hicieron señores patrones y dueños de los que denominaban indigenas, nos mintieron diciendonos que los indios eramos feos, torpes e inutiles y nos robaron las riquezas de toda america latina, esperemos que todos los americanos nos podamos dar cuenta de esto principalmente los indigenas como yo y sigamos marchando hacia el cambio de un mundo mas justo para los que fuimos victimas de los de afuera, y cada vez mas indigenas se den cuenta que nos mintieron y que no somos lo peor sino todo lo contrario por que nuestra cultura siempre fue una de hacer el bien y nunca fue a otros lares a robarles lo que tenian

yo dejop el comentario de que no quiero entrar a esta pagina quiero el primer mapa de Bolivia

Soy italiana, soy parte de otro mundo, de otra historia, de otra manera de entender, por lo tanto no sé hasta que punto sea justo que yo intervenga. Me ha encantado el articulo, igual que la pasion que cada uno virtio en su comentario. Lo chinos dicen que la verdad es "el fondo de un vaso sin fondo", pués, creo que tienen la razon. La obra y el modo de actuar de Galiano nunca me dieron la impresion de ser pretestuosos, gracias a sus escritos he aprendido harto, incluso que no es uno apegado a los preconceptos, lo veo, hasta lo humanamente posible, un ser libre. Con mucha humildad lo que yo opino es que la rabia por todo lo sufrido y las ansias por lo que vendrà no deben caer en la trampa del separatismo que por lo visto, ya ha sido anchamente y eficazmente utilizado por los dominadores. Establecer quién tenga el alma mas triste o la carne mas dolorida o la rabia mas podrida, no va a ser util. Simple y llanamente, hay que mirarle a la cara a todos, uno por uno y ver lo que dicen esos ojos mas que sus labios. Separar lo bueno de lo malo en funcion de la pigmentacion del cutis, del grosor de los labios o del ojo achinado, eso dejamos que lo hagan los gringos. A todos los ciudadanos honrados de América Latina, les toca lo mejor: la pena y a la vez la gloria, de escribir otra historia, con su lenguaje, con su concepto, con su sudor de una vez echado por voluntad propia y no por voluntad de un dueno. Si me permiten llamarlos amigos, amigos les digo, ya que el camino sera largo y las trampas de evitar seran muchas, y a unas las encuentraran por afuera, pero otras por adentro de si mismos, animo y ojos les digo, nomas. Los saludo a todos con carino.

yo opino q como estudiante boliviano que soy. el pais esta en un canbio tremendo donde en estos momentos. la juventud esta siendo dominada por las olicaquias que manejan al pais a su antojo. con los pronlemas del actual precidente Sr. Evo Morales Y la Autonomia q piden la zona oriental nose como estara esto
cual sera la opinon del resto del mundo?

Añadir nuevo comentario