Servicios en comunicación Intercultural

La maja, relato crudo, machista, pero real (para reflexionar)

Fuente de la imagen: Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación del gobierno de España.

Servindi, 14 de noviembre, 2021.- Nuestro colaborador José Luis Aliaga Pereira, escritor de Celendín, Cajamarca, nos sorprende con un nuevo relato breve, desafiante, que descarna la crudeza del machismo en muchos sectores de la sociedad. El relato es crudo e indigna, como la realidad que refleja.

Pensamos que debemos emplear este tipo de material para hacer reflexionar a las personas sobre el maltrato y la violencia hacia las mujeres.

Debemos saber que el perfil del feminicida peruano, es un hombre común cualquiera, que actúa de acuerdo a los cánones sociales patriarcales y machistas, tan arraigados y tan difíciles de cambiar en el país.

No hay un “perfil de feminicida” específico. Los feminicidas peruanos tienen las características de cualquier peruano: insertado laboralmente, sin antecedentes penales, con relaciones laborales y amicales estándar.

A tales conclusiones arribó un estudio realizado por el Observatorio Nacional de Política Criminal que demuestra la urgente necesidad de orientar recursos para erradicar patrones socioculturales discriminatorios (ver enlace a la nota más abajo).

Bueno, a continuación el relato: 

 

La maja (*)

Por José Luis Aliaga Pereira*

El arriero estaba listo para partir. Sus seis mulas esperaban bien enjaezadas. Viajaba al río Marañón, a traer bloques de sal. Era su negocio. De pronto, miró a Bienamada, su compañera. De pie, en la puerta, lo miraba, sonriente. 

— ¡Óyete!... ¡ven! —la llamó agitando el brazo.

La mujer se acercó presurosa.

Sin explicación alguna, el arriero, empezó a propinarle tremenda golpiza.

— Pero, ¿por qué me pegas? — preguntó llorosa y adolorida, la mujer.

— Es por si acaso me saques la vuelta —contestó el arriero, molesto.

Los viajes duraban casi un mes y, en cada uno, la escena se repetía. Hasta que un día en el que el arriero se estaba despidiendo sin darle la acostumbrada golpiza; la mujer, al verlo alejarse, lo llamó.

— ¡Felipón! ¡Felipón!

— ¿Qué pasa? —preguntó el hombre.

— Te estás olvidando de algo —le dijo.

— ¿Qué cosa? —volvió a preguntar el hombre.

— La maja que siempre me das, antes de viajar.

Al poco rato, la mujer, ingresaba a su casa, casi arrastrándose. 

Las mulas, que esperaban al filo de un abismo, ni se inmutaron; parecían conocer bien al amo.

 

---
* Maja: Machacar, romper o aplastar una cosa a golpes. Golpear en la era los cereales para separar el grano de la paja. En nuestro pueblo "Maja" también significa golpear a alguien: "Le dijeron su maja, por atrevido".

---
José Luis Aliaga Pereira (1959) nació en Sucre, provincia de Celendín, región Cajamarca, y escribe con el seudónimo literario Palujo. Tiene publicados un libro de cuentos titulado «Grama Arisca» y «El milagroso Taita Ishico» (cuento largo). Fue coautor con Olindo Aliaga, un historiador sucreño de Celendin, del vocero Karuacushma. También es uno de los editores de las revistas Fuscán y Resistencia Celendina. Prepara su segundo libro titulado: «Amagos de amor y de lucha».

 

Te puede interesar:

¿Cómo son los feminicidas en el Perú?

Foto: Idehpucp

Servindi, 20 de noviembre, 2019.- El perfil del feminicida peruano, es un hombre común cualquiera, que actúa de acuerdo a los cánones sociales patriarcales y machistas, tan arraigados y tan difíciles de cambiar en el Perú. Seguir leyendo...

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Comentarios

No solo está la agresión física pero también sicológica, la que no toca al cuerpo físicamente pero emocionalmente y moralmente, es imprescindible descolonizarse y redibujar las relaciones

Añadir nuevo comentario