Servicios en comunicación Intercultural

Pacto de Unidad se pronuncia: ¡Basta de gobernar a espaldas de los pueblos indígenas!

- Señalan que gobierno "aún está a tiempo de rectificarse y empezar a caminar derecho al lado de los pueblos."

Servindi, 9 de agosto, 2013.- El Pacto de Unidad de Organizaciones Indígenas del Perú demandó al presidente Ollanta Humala que deje de gobernar a espaldas de los pueblos indígenas u originarios del país en un pronunciamiento difundido en el marco del Día Internacional de los Pueblos Indígenas.

El Pacto de Unidad expresó públicamente su desacuerdo respecto al rumbo que ha tomado el gobierno incumpliendo los derechos de los pueblos indígenas.

El Pacto de Unidad reafirmó que las comunidades indígenas, campesinas y nativas "son la expresión concreta, jurídica e histórica de los pueblos indígenas originarios, y por tanto, "sujetos de derechos colectivos".

Asimismo, "base fundamental para cimentar la gobernabilidad democrática de un estado pluricultural, sin exclusión ni discriminación".

Exigen el pleno reconocimiento y respeto a su propia identidad e institucionalidad al amparo irrestricto de los instrumentos jurídicos internacionales que protegen sus derechos.

Proteger a los pueblos en aislamiento y contacto inicial

También que el gobierno detenga su decisión de exterminar a los pueblos indígenas en situación de aislamiento voluntario y contacto inicial ubicados en la Reserva Territorial Kupakarori Nahua Nanti.

En tal sentido piden que se deje sin efecto "cualquier ampliación del Programa de Exploración y Desarrollo en el Lote 88".

Puntualizaron que si el gobierno persiste en su intención acudirán a las instancias internacionales "ya que el Estado tiene la obligación de cumplir con las Directrices de Protección para Pueblos Aislados y en Contacto Inicial de las Naciones Unidas".

Institucionalidad: la deuda pendiente

Reiteraron se inicie el proceso de creación del Ministerio de Pueblos Indígenas, como institución del más alto nivel del Poder Ejecutivo que permita la co-decisión entre los pueblos indígenas y el gobierno, y asuma la rectoría en políticas públicas para pueblos indígenas, de manera descentralizada y desconcentrada.

Tal propuesta está contenida en los acuerdos presentados en el Informe Final del Grupo de Trabajo de Institucionalidad Pública en materia de Pueblos Indígenas del Viceministerio de Interculturalidad (R.M. Nº 361-2012-MC) y que se trabajó en un periodo que se prolongó por cerca de 10 meses durante el actual gobierno.

Basta de persecución y atropellos

Requirieron el cese de la persecución policial y judicial de cientos de dirigentes y líderes comunales, hostilizados y criminalizados por encabezar la lucha social justa y legítima de los pueblos en defensa del agua, la vida, los territorios, derechos y bienes naturales, para vivir en armonía con la Madre Tierra.

Finalmiente, advirtieron que la brecha entre el gobierno y los pueblos indígenas se acrecienta en la medida que no se construya ni fortalezca una institucionalidad democrática y no se desarrollen políticas públicas participativas.

Asimismo, mientras no existan mecanismos de diálogos verdaderos de buena fe y eficaces entre Estado y pueblos indígenas; y la nica respuesta del Estado sea "la represión abusiva y la persecución policial y judicial contra nuestros líderes indígenas".

El Pacto de Unidad

Actualmente el Pacto de Unidad está conformado por siete organizaciones nacionales: la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana (AIDESEP), la Confederación Nacional Agraria (CNA), la Confederación Campesina del Perú (CCP), la Organización Nacional de Mujeres Indígenas Andinas y Amazónicas del Perú (ONAMIAP) y la Unión de Nacionalidades Aymaras (UNCA).

Asimismo, la Federación Nacional de Mujeres Campesinas, Artesanas, Indígenas, Nativas y Asalariadas del Perú (FEMUCARINAP) y la Central Única Nacional de Rondas Campesinas (CUNARC). Se sabe que la CONACAMI se encuentra suspendida del Pacto hasta superar sus problemas de representación.

El Pacto de Unidad ratificó su convicción y voluntad de "seguir avanzando y trabajando por nuestros derechos, fortaleciendo el movimiento indígena y construyendo propuestas unitarias, consensuadas que constituyan el Buen Vivir de nuestros pueblos".

A continuación el comunicado completo:

¡Basta de gobernar a espaldas de los pueblos indígenas!

Al Presidente de la República, Sr. Ollanta Humala Tasso.

Al Presidente del Consejo de Ministros, Sr. Juan Jiménez Mayor.

A la Ministra de Cultura, Sra. Diana Álvarez – Calderón Gallo.

Al Congreso de la República.

A la sociedad civil y medios de comunicación nacional e internacional.

Las organizaciones nacionales de los pueblos indígenas originarios, comunidades campesinas y nativas que conformamos el PACTO de UNIDAD, nos vemos en la imperiosa necesidad de expresar públicamente nuestro desacuerdo respecto al rumbo que ha tomado el gobierno del presidente Ollanta Humala Tasso para el incumplimiento de los derechos de los pueblos indígenas.

En el marco de la conmemoración del Día Internacional de los Pueblos Indígenas manifestamos lo siguiente:

PRIMERO: El señor Ollanta Humala y su esposa Nadine Heredia no escatimaron esfuerzos en solicitar a los representantes indígenas su respaldo durante su campaña electoral, ofreciendo el co-gobierno a los pueblos y comunidades, comprometiéndose a reconocer y respetar los derechos de los pueblos indígenas. Sin embargo, iniciado su gobierno en julio de 2011 y luego de aprobarse la Ley de Consulta Previa con algunos vacíos, nos dio la espalda y promovió la aprobación del Reglamento de dicha Ley, limitado este derecho hasta quedar prácticamente inutilizado, más aun al no publicarse la Base de Datos de Pueblos Indígenas y dejar el reconocimiento del sujeto de consulta y el momento de la aplicación de la consulta previa a la decisión de cada sector.

SEGUNDO: El pasado 28 de julio, los pueblos indígenas esperábamos que en el discurso del presidente Humala anunciara medidas para enfrentar las causas de los principales problemas que nos aquejan, como la pobreza y la desnutrición, la contaminación ambiental (agua, aire, suelo y subsuelo), y la desigualdad. Sin embargo, sólo hemos escuchado la publicidad de programas sociales de carácter asistencial y temporal dirigidos a los segmentos sociales pobres que se empadronen en dichos programas del gobierno, provocando así la división y la polarización en nuestras comunidades que no hacen más que incrementar la carga de trabajo no remunerado a las mujeres indígenas. Ollanta Humala ha perdido la oportunidad de reencontrarse con el Perú profundo que lo llevó a la presidencia y de anunciar políticas públicas serias y sostenibles con enfoque de interculturalidad para resolver problemas de fondo como la inequidad económica, social y política que divide a los peruanos y peruanas.

TERCERO: En reiteradas oportunidades el Presidente de la República se ha expresado públicamente de manera negligente y ofensiva sobre los pueblos indígenas y sus legítimos derechos, llegando al extremo de reducir los derechos indígenas a las poblaciones “no contactadas”, eliminando de esta condición a las comunidades campesinas y nativas de costa, andes y amazonía, a las cuales pretende dividir y segmentar con la intención de no reconocernos como sujetos de derechos colectivos. Este gobierno acabo con la institucionalidad pública para pueblos indígenas con la desaparición del Instituto Nacional de Desarrollo de los Pueblos Andinos, Amazónicos y Afroperuanos (INDEPA), asimismo este año se inició la expedición de paquetes de normas lesivas que debilitan la protección del patrimonio cultural y natural y la gestión ambiental, como los Decretos Supremos 054 y 060, dictados por el Ejecutivo para facilitar la inversión pública y privada, medidas inconsultas y que ignoran por ejemplo los procedimientos de consulta en la aprobación de estudios de impactos ambiental.

CUARTO: Actualmente, es escandaloso la manera en que este gobierno pone en peligro inminente la vida y la salud de los pueblos indígenas en aislamiento voluntario y contacto inicial de la Reserva Territorial Kugapakori Nahua Nanti, a consecuencia de los terribles impactos acumulativos por la expansión del Programa de Exploración y Desarrollo en el Lote 88 del Proyecto Camisea, hechos que fueron evidenciados en la Resolución Viceministerial N° 005-2013-VMI-MC del 12 de julio del 2013 identificando 83 observaciones al Estudio de Impacto Ambiental (EIA), la misma que inexplicablemente se dilató en notificar a la Dirección General de Asuntos Ambientales Energéticos del Ministerio de Energía y Minas; y que a través de un comunicado de fecha 7 de agosto el Ministerio de Cultura informó que deja sin efecto dicha Resolución a través de la Resolución Viceministerial 007-2013-VMI-MC la misma que tiene fecha 19 de julio, coincidentemente la misma fecha en que la Dirección General de Asuntos Ambientales Energéticos del Ministerio de Energía y Minas presenta el oficio N° 1987-2013-MEM/AAE entregando información complementaria del Estudio de Impacto Ambiental para la Ampliación del Programa de Exploración y Desarrollo en el Lote 88. Toda esta situación no hace más que demostrar la decisión del gobierno de Ollanta Humala de dejar a un lado la demanda de protección de los pueblos en aislamiento y contacto inicial efectuado por las organizaciones nacionales indígenas y diversos organismos nacionales e internacionales que velan por la protección de los derechos de nuestros pueblos.

QUINTO: La pequeña agricultura familiar alimenta al 70% de los hogares peruanos, sin embargo, hasta el momento no se anuncia ni una sola medida a favor de la agricultura sostenible, ecológica y familiar, base fundamental de nuestra agrobiodiversidad y de nuestra soberanía y seguridad alimentaria. Es urgente atender las demandas específicas de los diversos pueblos y comunidades, de los productores agrarios de costa, andes y amazonia a fin de garantizar un desarrollo sostenible y ecológico, en armonía con nuestra Madre Tierra, que garantice la soberanía alimentaria de las familias peruanas, que elimine la desnutrición y afiance el camino hacia un Buen Vivir de acuerdo a la sabiduría ancestral de nuestros pueblos.

Por lo expuesto, es evidente que el Gobierno tiene las puertas abiertas para la inversión del sector empresarial, en especial las industrias extractivas y los logros enunciados en su discurso presidencial de 28 de julio, muestran un gobierno sin norte, sin liderazgo, sin ideas de cambio ni capacidad de impulsar la Gran Transformación que fue su principal discurso electoral de campaña y que ahora la mayoría del país exige.

Por tanto, demandamos lo siguiente:

1. Reafirmamos que las comunidades indígenas, campesinas y nativas, somos la expresión concreta, jurídica e histórica de los pueblos indígenas originarios del Perú, por tanto, somos sujetos de derechos colectivos y la base fundamental para cimentar la gobernabilidad democrática de un estado pluricultural, sin exclusión ni discriminación. Por ello, exigimos el pleno reconocimiento y respeto a nuestra propia identidad e institucionalidad al amparo irrestricto de los instrumentos jurídicos internacionales que protegen nuestros derechos, como el Convenio sobre Pueblos Indígenas Nº 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas y la jurisprudencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH).

2. Ratificamos nuestra demanda para la modificatoria de algunos artículos la Ley de Consulta Previa, Ley 29785 y su Reglamento para evitar confusiones y manipulaciones en el reconocimiento de los pueblos y comunidades indígenas, así como también, la publicación de la Base de Datos sin exclusiones ni marginaciones y la promoción de políticas públicas con participación, consulta y respeto al consentimiento previo, libre e informado.

3. Exigimos al gobierno que detenga su decisión de exterminar a los pueblos indígenas en situación de aislamiento voluntario y contacto inicial ubicados en la Reserva Territorial Kupakarori Nahua Nanti, dejando sin efecto cualquier ampliación del Programa de Exploración y Desarrollo en el Lote 88 porque atenta contra la vida y la salud de nuestros hermanos y hermanas. De persistir en esta intención, las organizaciones indígenas denunciaremos en las instancias internacionales correspondientes la sistemática violación de nuestros derechos, ya que el Estado tiene la obligación de cumplir con las Directrices de Protección para Pueblos Aislados y en Contacto Inicial de las Naciones Unidad.

4. Demandamos se inicie el proceso de creación del Ministerio de Pueblos Indígenas, como institución del más alto nivel del Poder Ejecutivo que permita la co-decisión entre los pueblos indígenas y el gobierno, y asuma la rectoría en políticas públicas para pueblos indígenas, de manera descentralizada y desconcentrada; en consideración a los acuerdos presentados en el Informe Final del Grupo de Trabajo de Institucionalidad Pública en materia de Pueblos Indígenas del Viceministerio de Interculturalidad (R.M. Nº 361-2012-MC).

5. Requerimos el cese de la persecución policial y judicial de cientos de dirigentes y líderes comunales, hostilizados y criminalizados por encabezar la lucha social justa y legítima de nuestros pueblos en defensa del agua, la vida, nuestros territorios, derechos y bienes naturales, para vivir en armonía con nuestra Madre Tierra.

6. Advertimos que la brecha entre el gobierno y los pueblos indígenas se acrecienta en la medida que no se construya ni fortalezca una institucionalidad democrática, no se desarrollen políticas públicas participativas, no existan mecanismos de diálogos verdaderos de buena fe y eficaces entre Estado y pueblos indígenas; y debido a que la única respuesta del estado a las demandas de los pueblos es la represión abusiva y la persecución policial y judicial contra nuestros líderes indígenas.

Conmemorando el Día Internacional de los Pueblos Indígenas recordamos y horramos a nuestros mártires de la lucha indígenas, hombres y mujeres que dieron su vida por la defensa de nuestros derechos, que no se dejaron amilanar por el avasallamiento de los invasores; su coraje y valentía son un ejemplo de la resistencia indígena. Con ese mismo espíritu, ratificamos nuestra convicción y voluntad de seguir avanzando y trabajando por nuestros derechos, fortaleciendo el movimiento indígena y construyendo propuestas unitarias, consensuadas que constituyan el Buen Vivir de nuestros pueblos.

¡Presidente Ollanta Humala… aún está a tiempo de rectificarse y empezar a caminar derecho al lado de los pueblos!

¡No al exterminio de los pueblos indígenas en situación de aislamiento voluntario y contacto inicial!

¡No a la criminalización de la protesta social!

¡No al saqueo de nuestros territorios indígenas!

¡Si a la Vida!

Lima, 9 de agosto de 2013

  • Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana (AIDESEP).
  • Confederación Nacional Agraria (CNA)
  • Confederación Campesina del Perú (CCP)
  • Organización Nacional de Mujeres Indígenas Andinas y Amazónicas del Perú (ONAMIAP)
  • Unión de Nacionalidades Aymara (UNCA)
  • Federación Nacional de Mujeres Campesinas, Artesanas, Indígenas, Nativas y Asalariadas del Perú (FEMUCARINAP)
  • Central Única Nacional de Rondas Campesinas (CUNARC)

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario