Servicios en comunicación Intercultural

Perú: Vigilia exige proceso justo para indígenas y sanción a responsables del Baguazo

María Jesús Ballesteros, indígena yanesha y viuda del brigadier PNP José Antonio Vilela Morales

Servindi, 5 de junio, 2013.- Hasta el frontis del Palacio de Justicia, en el centro de Lima, llegaron, la noche de ayer, decenas de personas para formar parte de la vigilia "Bagua no se olvida", en solidaridad con las víctimas y los procesados injustamente por los hechos del denominado Baguazo.

En el lugar estuvieron representantes de organizaciones defensoras de derechos humanos que hicieron la convocatoria días antes a fin de llamar la atención de autoridades, líderes de opinión y público en general sobre lo ocurrido el 5 de junio de 2009.

Cuatro años han pasado de la tragedia que dejó 23 policías y 10 civiles muertos, así como la desaparición del mayor PNP Felipe Bazán, y los únicos privados de su libertad son los indígenas Danny López Shawit, Feliciano Cahuasa Rolin y Asterio Pujupat Wachapea contra quienes no hay pruebas de delito alguno.

Hasta el Palacio de Justicia llegaron decenas de personas para solidarizarse con las víctimas y los procesados injustamente

Durante la vigilia se recordaron las causas que motivaron la protesta del pueblo Awajún y Wampís, que tuvo que ver con los decretos legislativos expedidos por el Ejecutivo presidido por Alan García Pérez que menoscababan sus derechos y de los cuales no todos se han derogado.

Maricarmen Gómez Calleja, misionera del Vicariato San Francisco Javier de Jaén, calificó los hechos aún no esclarecidos de una herida abierta, la misma que se cerrará cuando sean atendidas las recomendaciones de la Mesa de Diálogo N°3, de derogar todos los decretos.

Asimismo, agregó que la herida se cerrará cuando se garantice un debido proceso que permita a los acusados gozar de la presunción de su inocencia y no estar privados de libertad sin pruebas en su contra.

Por su parte, miembros de las comunidades awajún y wampís lamentaron el trato dado por el gobierno del expresidente Alan García a sus demandas y exigieron se procese a los verdaderos responsables de los trágicos sucesos.

Representantes de las organizaciones civiles y religiosas se hicieron presentes

Hasta el lugar llegó también Juan José Quispe, abogado del Instituto de Defensa Legal (IDL), que patrocina la defensa de un grupo de indígenas en el caso conocido como "Curva del Diablo".

Quispe reafirmó su compromiso de lograr justicia para los ciudadanos indígenas acusados injustamente y sobre los que incluso -en algunos casos- se piden condenas de cadena perpetua.

Indicó que junto a otras organizaciones se continuará en la lucha de exigir reparación para las familias de las víctimas y un proceso justo para los acusados.

Como se recuerda luego de los hechos de junio de 2009 se abrieron siete procesos de los cuales dos fueron archivados y cinco esperan el inicio del juicio oral.

Juan José Quispe también hizo una denuncia. Indicó que el juez que ve el caso "Curva del Diablo" en Bagua acaba de ser cambiado y hoy se encuentra al frente uno, de nombre Lino Marrufo, que fue echado del Ministerio Público en 2011 por corrupto.

Abogado Juan José Quispe del Instituto de Defensa Legal (IDL)

Asimismo remarcó que se ha pedido que la ex ministra del Interior pase de su condición de testigo, en los procesos que tienen que ver con los altos mandos policiales acusados por los hechos de Bagua, a investigada por la Fiscalía de la Nación.

Precisó así que está pendiente de resolver este punto por el Juzgado Penal Liquidador Transitorio de Bagua que debe cursar las correspondientes copias al Fiscal de la Nación.

De igual modo, el abogado del IDL, afirmó que ha pedido a la citada sala penal se declare improcedente la excepción de naturaleza de acción que ha presentado el ex director general de la Policía, Sánchez Farfán, que sindicó como únicos responsables de la tragedia al personal policial de Bagua.

Maricarmen Gómez Calleja, misionera del Vicariato San Francisco Javier de Jaén

La vigilia se desarrolló por más de una hora con intervenciones y cánticos en recuerdo de las víctimas. Hasta el frontis de Palacio de Justicia llegaron también familiares de los policías fallecidos para exigir justicia.

Es el caso de María Jesús Ballesteros, indígena yanesha y viuda del suboficial José Vilela Morales, quien reclamó se inicie un proceso en contra de los altos mandos de la policía de aquel entonces y a los que responsabilizó por la muerte de su esposo.

En el marco de los procesos abiertos en contra de la población de Bagua se espera que se informe cuanto antes de las fechas para el inicio del juicio oral o bien que se precise si se va a proceder con el archivamiento.

Cuatro años se han cumplido desde los tristes sucesos y familias completas siguen viviendo en la incertidumbre de lo que vaya a ocurrir con ellos y sus seres queridos.

La vigilia fue convocada por el colectivo “Yo soy Bagua” integrado por una serie de organizaciones de la sociedad civil así como miembros de los pueblos awajún y wampís.

Además de la vigilia el colectivo contempla organizar otras actividades como la presentación del “Informe en minoría sobre los sucesos de Bagua”, de Jesús Manacés Valverde y Carmen Gómez Calleja, prevista para el 14 de junio en la Universidad Antonio Ruiz de Montoya (UARM).

Familiares de las víctimas llegaron con velas hasta el centro de Lima

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario