Servicios en comunicación Intercultural

Centroamérica: Indígenas critican desempeño de proyecto ONU-REDD en Panamá

- Coordinadora indígena de Panamá se retira de proyecto ONU-REDD y denuncia afán divisionista.

Servindi, 21 de marzo, 2013.- La Alianza Mesoamericana de Pueblos y Bosques (AMPB) denunció la política de engaño y marginación del proyecto de las Naciones Unidas sobre Reducción de Emisiones por Deforestación y Degradación (UN-REDD+) y que ha generado la decisión de retirarse de los pueblos indígenas de Panamá.

La citada alianza llamó a UN-REDD+ y al Gobierno panameño a cumplir los acuerdos celebrados con la Coordinadora Nacional de Pueblos Indígenas de Panamá (COONAPIP) y retomar el Plan Estratégico de incidencia Política (PEIP) 2011-2015 presentado por la representación indígena.

El desconocimiento de los acuerdos con CONAPIP y el intentar realizar acciones fuera de la unidad de los pueblos indígenas "demuestra que se está actuando de mala fe y se convierte un acto peligroso, ya que proviene de una entidad cuyo estandarte es luchar por los derechos de los pueblos" indica la AMPB.

Mal precedente

La AMPB calificó de "un mal precedente" la conducta de UN-REDD ya que ellos implementarán tal iniciativa en otros países, como es el caso de Honduras. Al respecto la alianza indicó que estará vigilante a lo que ocurra en Panamá.

La AMPB ha venido y seguirá apoyando a la COONAPIP "en su lucha por la defensa de los derechos de los Pueblos Indígenas de Panamá" señala el comunicado.

Retiro de la COONAPIP

La COONAPIP decidió retirarse del proyecto ONU-REDD+ por que no ofrecen las garantías para el respeto de los derechos indígenas y la plena participación de los pueblos indígenas.

Mediante un comunicado los representantes señalaron que la iniciativa ONU REDD debería garantizar el ejercicio de los derechos reconocidos de los pueblos indígenas tanto al interior y exterior del país.

Los funcionarios de las Naciones Unidas manifestaron que no es prioridad el programa asegurar los derechos territoriales de los pueblos indígenas que no tienen títulos colectivos.

COONAPIP denunció que los funcionarios de la ONU y el Gobierno panameño están dividiendo a las comunidades indígenas con el dinero de este programa para forzar supuestas consultas que permitan, consecutivamente, privatizar los bosques de Panamá.

Tambien aseguran que el programa pretende sacarle provecho a los créditos de carbono y desperdiciar así los derechos inherentes de los pueblos indígenas.

El programa NU-REDD+ emitió un comunicado de respuesta en el que señala que está tomando medidas inmediatas para responder a las inquietudes planteadas por COONAPIP; entre las cuales se incluye una propuesta para una mediación independiente, así como la aplicación inmediata de la evaluación independiente prevista a la mitad del programa para examinar el Programa Nacional de Panamá.

Acceda a los comunidados en los siguientes enlaces:

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario