Servicios en comunicación Intercultural

Primero fueron los bosques, ahora quieren los océanos y la agricultura en el mercado de carbono

Por Equipo negociador de Bolivia

En la plenaria del Órgano Subsidiario de Asesoramiento Científico y Tecnológico (SBSTA), se pretendió incluir la Agricultura como una actividad relacionada con la mitigación y la captura de carbono con la evidente intención de convertir luego las absorciones de carbono agrícolas en bonos de carbono para el mercado de carbono.

Esta posición promovida por algunos países desarrollados desconoce el rol de la agricultura en la seguridad alimentaria, en la provisión de fuentes de trabajo y de vida a las comunidades indígenas y campesinas y a los pequeños productores agropecuarios.

En estas circunstancias, el jefe de la delegación boliviana pidió la palabra en la plenaria de SBSTA, para denunciar que es un atentado a la naturaleza y al sentido común que se esté empujando a los países a mercantilizar con bonos de carbono la agricultura tal como se hizo con los bosques a través de REDD+, tal como se pretende hacer con los océanos y con la tierra.

“Señor presidente -expresó la delegación boliviana-, en Bolivia el 37% de la población produce alimentos que son la base de la seguridad alimentaria campesina e indígena y del 63% restante de la población. La Agricultura provee alimentos, nos da fuentes de trabajo, nos da vida, es la base cultural, económica y social de nuestras comunidades, nuestros pueblos, nuestros productores".

"La agricultura está afectada por el cambio climático, por los desastres naturales generados por eventos climáticos extremos… ¡No se puede asumir la agricultura solamente como un elemento de mitigación climática (es decir, de emisión y absorción de carbono)! Debemos enfocar la agricultura principalmente en el marco de la adaptación climática, de la erradicación de la pobreza y el hambre… ¡NO pretendan mitigar nuestras fuentes de vida!”, expresó.

Un duro debate se generó en la sala y muchos países expresaron la misma opinión, entre ellos India, Argentina, Brasil, Uruguay, Nicaragua, Venezuela, Cuba. La posición critica de muchos países en desarrollo provocó que este tema fuera postergado y será analizado a lo largo de 2013 en varias sesiones para su consideración en la próxima COP19.

Doha, 2 de diciembre 2012

Los países en vías de desarrollo hacen mayores esfuerzos de reducción que los desarrollados

Bolivia observó hoy rigurosamente en las negociaciones de Cambio Climático, que los países en desarrollo están haciendo mayores esfuerzos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero que los países desarrollados, además de no observarse compromisos y voluntad política de los países desarrollados para hacer reducciones ambiciosas, estando estos más bien obsesionados en crear nuevos y más mecanismos de mercado de carbono.

Los países en desarrollo han hecho ofertas de reducción de más de 5,2 Gigatoneladas de CO2eq, en tanto los desarrollados han ofrecido apenas 3,8 GtCO2eq; si a esto se añaden las ofertas de créditos de carbono adicionales, que podrían hacer algunos países, el esfuerzo de los países en desarrollo subirá en 2 GtCO2eq.

Paradójicamente los países pobres están haciendo el trabajo de los países desarrollados, en tanto algunos de estos no terminan de ratificar sus compromisos en el marco del protocolo de Kioto y se niegan a efectivizar apoyo financiero y transferencia de tecnología. ”Los países desarrollados deben cumplir su obligación de transferir financiamiento y tecnología, tal como lo manda la Convención, que es la constitución mundial del cambio climático”, dijo René Orellana, Jefe de Delegación de Bolivia en Doha.

El costo de mitigación lo están asumiendo igualmente los países en desarrollo. Reducir o limitar emisiones cambiando la tecnología energética y desarrollando acciones de mitigación climática tiene un costo de inversión de 38$us por tonelada de carbono reducida, costos que los mercados de carbono no podrán proveer, puesto que con la crisis financiera actual, el precio por tonelada no llega ni a 6 Euros por tonelada, de aquí que los mercados no son la solución sino mas el problema porque facilitan el incumplimiento de obligaciones de os desarrollados, expreso Bolivia.

Latinoamérica para el 2030 tendrá que invertir 49 billones de euros anuales para mitigación climática (es decir, reducción de emisiones) y África 34 billones, la pregunta que nace ante esta problemática es ¿de dónde saldrán los recursos financieros? Los países desarrollados, culpables históricos de la crisis climática, deben cumplir con la obligación de proveer financiamiento y tecnología para afrontar una crisis que ellos crearon. Si a esos números se añaden los costos de adaptación y de reconstrucción de daños por impactos climáticos y los costos de erradicación de pobreza, el desafío de los países en desarrollo se vuelve gigante.

“Es vergonzoso, que con un panorama así, países como Estados Unidos hayan decidido salir del Protocolo de Kioto y hacer solo ofertas políticas. ¡Bolivia no aceptará anuncios políticos cuando la madre tierra necesita soluciones concretas!”, expreso el jefe de delegación.

Doha 29/11/2012

 

Tags relacionados: 
Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario