Servicios en comunicación Intercultural

Mundo: Experimento pretende "Fertilización de los Océanos" con hierro

Servindi, 21 de julio, 2012.- Experimentos para "fertilizar" los océanos con hierro y favorecer la floración de fitoplancton capaz de "capturar" C02 en el fondo marino muestran nuevos caminos para luchar contra el calentamiento del planeta.

"La fertilización del océano con componentes a base de hierro ha provocado la floración de fitoplancton, dominado por complejos de especies microscópicas, arrastrando una cantidad considerable de dióxido de carbono hacia los fondos de los océanos", subraya el equipo de investigadores.

Los científicos del mundo entero buscan los medios de almacenar y neutralizar el carbono, uno de los principales gases de efecto invernadero, responsable del calentamiento del planeta.

Este trabajo es uno de las mayores y más detalladas pruebas de la llamada fertilización del océano, una práctica que está prohibida por la legislación internacional pese a que la investigación está permitida.

La experiencia realizada en 2004 en los mares australes por un equipo dirigido por Victor Smetacek, del Instituto de Investigación Marina de Bremerhaven en Alemania, no ha logrado "evaluar con exactitud la duración de este secuestro" de carbono.

Las cinco semanas de observación que pasó en la Antártida han mostrado que la floración de la diatomea -algas unicelulares microscópicas- estaba en su apogeo cuatro semanas después de la "fertilización".

Posteriormente, se produjo una mortalidad importante de gran número de especies de diatomeas formando masas viscosas de elementos, que incluían materias fecales de los zooplanctons, que caían rápidamente al fondo del océano.

Los resultados

"Todos estos elementos y múltiples pruebas, cada una con un enorme grado de incertidumbre nos conducen a la conclusión de que al menos la mitad de esta biomasa se ha ido mucho más allá de los 1.000 metros de profundidad y que una proporción sustancial sin duda ha llegado al fondo del océano austral", aseguran los investigadores.

Así, la floración de fitoplancton fertilizado con sulfato de hierro "puede secuestrar carbono a escalas de tiempo calculadas en siglos en las capas de agua hasta por encima de los fondos marinos e incluso durante más tiempo en los sedimentos de estas profundidades", agregaron.

Resumiendo los resultados de este estudio, Michael Steinke, de la Universidad británica de Essex explica: "como las plantas en tierra firme, el fitoplancton, procedente de la fotosíntesis, que flota en el mar, capta C02 en la superficie del océano y cuando el fitoplancton muere, se hunde al fondo del océano donde buena parte queda presa en los sedimentos profundos durante algunos años".

Esta transferencia de CO2 contribuye, según él, a mantener la temperatura ambiente a un nivel que facilita la vida en nuestro planeta.

"¿Abrirá esto la vía a métodos de ingeniería a gran escala que utilicen la fertilización del océano para atenuar el cambio climático?", se pregunta. "Sin duda no, porque encontrar el lugar adecuado para tales experimentos es difícil y resulta caro", según él.

En 2007, los expertos de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) advertían de los riesgos de esta técnica sobre todo para el entorno marino, un aspecto ausente del estudio publicado este miércoles.

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario