Servicios en comunicación Intercultural

Perú: Agroecológicos piden cese de violencia, diálogo y respeto a la vida y bienes comunes

-Presidenta de ANPE exige que las autoridades dialoguen, no avasallen ni impongan su voluntad a los campesinos.

-El 66 por ciento de la Población Económica Activa ocupada de Cajamarca se dedica a la actividad agropecuaria.

Anpe, 6 de julio, 2012.- Marisol Medrano, presidenta de la Asociación Nacional de Productores Ecológicos (ANPE) rechazó la “desmedida violencia policial que ha provocado cinco muertos en los últimos dos días” solo por tratar de imponerse -sin el debido diálogo- un proyecto extractivo de oro que no cuenta con la aceptación o licencia social de la población cajamarquina.

“La violencia y la declaración del estado de emergencia es algo indignante y repudiable y no crea condiciones para analizar la situación y establecer un diálogo verdadero. Los campesinos y agricultores son personas que merecen respeto y con las cuales se puede y debe dialogar”, indicó Marisol Medrano.

Las autoridades deben comprender que “la minería no ha resuelto los problemas de pobreza y acceso a los servicios públicos en Cajamarca. Peor aún, ha generado contaminación de fuentes de agua y Yanacocha no goza de la confianza de la población”.

Protección de los bienes comunes

“El agua, el ambiente y la biodiversidad son bienes comunes para la vida plena y el buen vivir que debemos proteger por encima de todo” invocó a las autoridades Marisol Medrano Peña.

“Los cajamarquinos cultivan productos agrícolas, pecuarios y transformados lácteos que alimentan a la población del campo y de las ciudades, y que forma parte de la identidad cultural de la región” afirmó Marisol.

“En Cajamarca existen numerosos productores ecológicos, que cultivan sin productos químicos, y que tienen un enorme potencial si ingresan al mercado de productos orgánicos de acuerdo a las tendencias actuales y que el Estado debe alentar” destacó la presidenta de ANPE.

“La agroecología también es una alternativa de desarrollo, ambientalmente sostenible y esto requiere que se proteja el ambiente y el agua de la contaminación que genera la actividad minera” dijo.

“Por esto las autoridades deben respetar las opciones de vida de las comunidades y no imponer decisiones que afecten el modo tradicional de vida de la población” indicó.

“Nuestros hermanos de Cajamarca no se oponen al desarrollo ni a la vida. Es injusto que se les maltrate y juzgue negativamente como ‘antimineros’ y malos elementos cuando ellos solo demandan se respete sus derechos como agricultores” expresó la dirigente nacional.

“Los productores del campo son los eternos maltratados y no reciben los beneficios por todo lo que hacen en beneficio del país y no es posible que el supuesto desarrollo sea a costa del campesino” concluyó Marisol Medrano.

----

Fuente: Portal web de ANPE: http://www.anpeperu.org/noticia_detalle.php?not_id=147

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario