Servicios en comunicación Intercultural

Perú: Detienen a líder de frente de defensa. Habría cuatro civiles muertos

Foto: USI

Servindi, 29 de mayo, 2012.- El Gobierno declaró anoche el estado de emergencia en la provincia cusqueña de Espinar luego del trágico saldo de cuatro muertos -dos confirmados- que dejó el último enfrentamiento entre policías y manifestantes en las afueras del campamento de la minera Xstrata Tintaya.

En las últimas horas la Policía detuvo a Herbert Huamán, presidente del Frente Único de Defensa de los Intereses de Espinar, luego que éste declare que la violencia surgió a raíz de que el Gobierno no atendió sus demandas de trasladar hasta la provincia una Comisión de Alto Nivel para tratar el tema de la contaminación.

¿Qué implica el estado de emergencia?

El Estado de Emergencia es una declaratoria excepcional, de carácter extraordinario, generada por hechos que perturban la paz y el orden interno, o en situaciones catastróficas que afecten la vida de la Nación.

Nuestra Constitución Política sostiene que en Estado de Emergencia “puede restringirse o suspenderse el ejercicio de los derechos constitucionales relativos a la libertad y la seguridad personales, la inviolabilidad del domicilio, y la libertad de reunión y de tránsito en el territorio”.

Este estado de excepción es decretado por el Presidente de la República, con el acuerdo del Consejo de Ministros. Es este caso, las Fuerzas Armadas asumen el control del orden interno de la zona declarada en emergencia.

El capítulo VII (régimen de excepción), artículo 137 de nuestra Carta Magna indica que el plazo del estado de emergencia no excede de sesenta días, y su prórroga requiere nuevo decreto.

Para más de una organización social el Estado peruano, una vez más, se hace presente de forma tardía e inadecuada para intentar manejar un conflicto provocado por las actividades extractivas, soslayando los pedidos de las comunidades que ven afectadas su salud y ambiente.

Dos víctimas mortales confirmadas hasta el momento

Rudecindo Manuelo Puma, de 27 años, fue una de las primeras víctimas mortales que dejó el enfrentamiento del lunes 28 entre policías que resguardaban el campamento minero de la empresa Xstrata Tintaya y pobladores de Espinar.

Un disparo de bala atravesó el corazón del albañil matándolo de forma instantánea.

Sobre la otra víctima no se tiene mayor información. Solo se conoce que su cuerpo permanece internado en la morgue de Espinar.

Según el comandante a cargo de las acciones en la zona, Iván Salazar Gonzales, del lado de la Policía hay reportados hasta el momento más de setenta efectivos heridos.

Esta mañana el alcalde de Espinar, Óscar Mollohuanca, afirmó que se habría registrado el fallecimiento de dos pobladores más, información que no ha sido corroborada por las autoridades pertinentes hasta el momento.

Los pedidos de la población

La población de Espinar criticó la poca seriedad con que el Gobierno ha tratado el tema y el no haber respondido con prontitud al llamado de los ciudadanos. Recién el viernes por la noche, casi una semana después de iniciada la huelga, llegó hasta la ciudad una subcomisión para tratar sus demandas.

Herbert Huamán, presidente del Frente Único de Defensa de los Intereses de Espinar, quien fue detenido esta mañana cuando acompañaba en las afueras del nosocomio de la provincia a los familiares de los heridos por las protestas, exigió al Gobierno que se levante el estado de emergencia para iniciar el diálogo.

“No queremos dinero, lo que queremos es que se retire definitivamente la minera”, aseveró.

Indicó, en tal sentido, que si la situación no cambia los manifestantes “nos veremos obligados a salir en marcha de sacrificio hacia la capital de la República”.

Sobre la situación de los presuntos fallecidos que se encontrarían dentro del campamento minero, la población invocó a que se termine de una vez con la incertidumbre total en que viven por falta de información.

Desde las primeras horas de la mañana no hay electricidad en la provincia de Espinar así como tampoco hay ningún medio de comunicación local que se encuentre funcionando.

Se deben agilizar las investigaciones

Esta mañana medios de comunicación difundieron una imagen donde se ve en la tolva de una camioneta de serenazgo de la Municipalidad Provincial de Espinar, más de una docena de bombas caseras molotov, las mismas que presuntamente serían utilizadas en contra de los efectivos policiales que resguardan el campamento minero.

En las mismas imágenes presentadas se ve a un efectivo de serenazgo de la citada municipalidad nervioso y con pocos ánimos de revelar de dónde provino la orden de trasladar las bombas. Solo atinó a decir que la orden provino de la Gerencia de Seguridad Ciudadana y la Jefatura de Personal de la Municipalidad Provincial de Espinar.

Otro hecho que genera dudas y merece inmediata investigación es lo revelado en los últimos días por la población de Yauri, capital de Espinar. Gran parte de esta población que estuvo en desacuerdo con la medida de fuerza afirmó que fueron obligados a trasladarse hasta la zona de los enfrentamientos.

Sostuvieron así que muchos de ellos fueron objeto de insultos y de amenazas por parte de un grupo de enardecidos manifestantes.

Respecto a estos hechos cabe destacar que sobre Óscar Mollohuanca, alcalde de Espinar, ya pesa una denuncia por peculado ya que presuntamente habría destinado fondos públicos para la huelga, lo que incluyó el préstamo de camionetas de serenazgo para traslado de manifestantes, volantes y armas punzocortantes.

De otro lado en recientes declaraciones el fiscal de la Nación, José Peláez Bardales, afirmó que hasta el momento ya se ha confirmado que son 24 los pobladores detenidos en Espinar por los actos de violencia, incluido un menor de edad.

Por su parte instituciones como la Vicaría de Sicuani, entidad que desde hace un tiempo pidió a las autoridades prestar atención a las demandas de la población de Espinar, dio a conocer los nombres de algunos de los detenidos donde se incluyen algunos trabajadores de la misma Vicaría.

La lista de detenidos reportados por la Vicaría de Sicuani son:

1.       Martin Pumayauri Chaiza

2.       Nicolas Sencia Soto (golpes en el brazo, pecho, cadera izquierda)

3.       Raul Cahuachia Huillca

4.       Abdon Hancco Pallu

5.       Fredy Elber Ccana Chaco (golpes en la pierna y corte de pantalón)

6.       Huber Quispe Huillca (golpe en la pierna y en el hombre)

7.       Percy Jose Yauri Condori (golpe en el hombre patadas en la pierna)

8.       Wilbert Saico Flores (golpe en los talones con las baras)

9.       Jose Pumayuri  Rojas

10.    Maria Paredes Paredes

11.    Yolanda Choque Figueroa (mujer, refiere que solo las mujeres y el menor de edad, no fueron agredidos)

12.    Esteban Ccapa Camercoa

13.    Tiburcio Saico Cjuno (pateado en la cabeza y cadera)

14.    Jhon Huayca Corrales (golpes en los brrazos)

15.    Nery Tison Puncho (mujer, refiere que no fue agredida)

16.    Policarpo Conza Cadena (golpes en los brazos)

17.    Saul Chaco Merma

18.    Menor de edad: Martin Umayauri Chayta (16 años)

19.    Fredy Huancara Puma (golpes en el brazo, cuello, pies, pateados en el piso, cortaron los zapatos con navaja)

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Comentarios

El pueblo se levanta porque el Estado no lo escucha. ¿cómo no levantarse? La violencia se desata porque el Estado no quiere ver por los intereses de las diferentes naciones en su pueblo. Es violencia cuando el pueblo se levanta pero ¿no es lo mismo: VIOLENCIA cuando el Estado protege a las mineras, a las corporaciones, a los grandes empresarios al tiempo que reprime y fuerza a su gente a un modo de vida que no desea?

Con los criollos no tenemos un origen común, un presente solidario y tampoco tendremos un futuro compartido, salvo si refundamos el Estado uninacionalista, etnocentrista, monoculturalista, eurocentrista en un Estado plurinacional que refleje la realidad del país. Por eso, los gobiernos criollos que responden a un Estado criollo no dudan en reprimir, matar y masacrar a los pueblos del Perú originario, cualquiera sean sus reclamos y protestas porque no lo ven como a sus hermanos, sino a sus enemigos, a sus adversarios. Alan García en su 2do gobierno asesinó a mas de 100 humildes campesinos que ejercían su derecho a protestar, a reclamar y la justicia criolla, los tribunales criollos ni lo tocaron hasta ahora, pese que existen pruebas contundentes que dió órdenes de disparar contra los manifestantes como existe en la grabaciones del program punto final del periodista Nicolás Lucar donde se escuha las ordenes de asesinar ejemplo en las protestas de Puno en el intento de tomar el aeropuerto donde se escucha a un policía decir: Maten a la chola, maten a la chola. Hoy el nuevo mayordomo de palacio asesina impunemente y los fiscales persiguen y detienen a la población: que tal democracia. que tal justicia.

Añadir nuevo comentario