Servicios en comunicación Intercultural

Perú: El impacto ambiental del proyecto minero Conga: más allá de lo enunciado

Vista aérea de la zona de Conga.Fuente: Google Earth

Por Mirella Gallardo Marticorena*

16 de marzo, 2012.- La controversia generada por el Proyecto Minero Conga en el Departamento de Cajamarca al norte del Perú, es resultado de una “demanda democrática” de la gente que clama legítimamente por ser consultada y participar en los beneficios de la inversión minera.

En este sentido son varios los aspectos de política institucional, normatividad y participación ciudadana que el gobierno peruano debe abordar con independencia e inteligencia, por la inclusión social.

El Estudio de Impacto Ambiental que presentó la empresa minera fue aprobado por el Ministerio de Energía y Minas (responsable también de la promoción de la minería), pero recibió muchas críticas de las instituciones cajamarquinas y del Ministerio del Ambiente. Este artículo pretende aportar al debate, incorporando otros elementos que aún no han sido tomados en cuenta.

Es difícil imaginar que un paisaje altoandino de inmensos cerros, lagunas, bofedales y pastos pueda ser removido y luego transformado en pirámides simétricamente dispuestas y, aparentemente, pertenecientes a otro paisaje geomorfológico, distinto al de la jalca cajamarquina. Sin embargo esto ha pasado, como lo muestra la vista aérea de la zona (fuente: Google Earth).

El paisaje natural de la zona de explotación de la mina Yanacocha está completamente alterado, y en su vecindad –hacia el este y noreste– se ubica la zona del proyecto Conga, que aún no ha sido alterada. La explotación minera –especialmente la de tajo abierto– genera cambios de enormes dimensiones, lo que demanda que antes de ponerla en práctica, estos deben ser cuidadosamente analizados.

Los ecosistemas denominados altoandinos, en este caso, jalcas cajamarquinas, no solamente brindan extraordinarios paisajes, sino que también albergan una gran biodiversidad y poblaciones significativas de especies endémicas locales, entre las cuales se encuentran las hierbas medicinales que crecen en este entorno y otros cercanos, pero no en otros lugares del planeta. Estos parajes cajamarquinos brindan valiosos servicios ambientales pues son zonas de purificación de aire, reciclaje de nutrientes, provisión y regulación de agua.

De todas las bondades mencionadas, el aspecto más crítico para la vida de las sociedades que dependen de ellas, es el de provisión de agua. Las jalcas intervienen tanto en la cantidad de agua que se genera en las cuencas, como en la regulación hídrica, que implica la permanencia en el tiempo del caudal generado.

  • La cantidad total de agua generada está principalmente en función de la precipitación, a la que se suman la captación de agua de nieblas por la vegetación, así como su nivel de evapotranspiración y de consumo de agua. Se sabe que la precipitación se incrementa con la altitud, pero sin vegetación y en suelo impermeable, toda el agua de lluvia escurriría inmediatamente hacia las zonas bajas, y se agotarían de esta manera todas las reservas para la época de estiaje.
  • La regulación hídrica ayuda al mantenimiento del agua en los ríos durante todo el año, lo que implica una capacidad de almacenamiento de agua. Esta se da a través de mecanismos de regulación que pueden ser naturales tales como los glaciares, lagunas, suelo, acuíferos subterráneos, etc., y también artificiales como los embalses.

En las jalcas cajamarquinas no existen glaciares pero sí lagunas, suelos y acuíferos subterráneos. La vegetación capta la lluvia que suele ser de baja intensidad a esa altitud y, a través de su historia, los suelos han desarrollado condiciones de infiltración y retención de agua, alimentando así los acuíferos subterráneos que permiten el flujo lento aguas abajo y que son fuente de manantiales, bofedales y quebradas durante el tiempo posterior a la época de lluvias. Por todo ello, no en vano un conocido botánico peruano ha propuesto considerarlas Centros Hidrológicos.

La implementación de un proyecto minero en este contexto implica no solamente la alteración de las lagunas como reguladoras naturales de agua, sino también la alteración de acuíferos y del suelo, en superficies y volúmenes enormemente significativos (alrededor de 500 metros de profundidad y en un área de varios miles de hectáreas). No basta entonces calcular las capacidades de almacenamiento de las lagunas y reemplazarlas por reservorios, sino que además es necesario hacer varias preguntas: ¿Cómo impactará el movimiento de tierras a la captación del agua de lluvias que alimenta los acuíferos que afloran más de allá de las áreas de influencia directa e indirecta? Si las operaciones de excavación se realizan necesariamente en seco, ¿cuál será su efecto en los flujos de agua subterránea?, ¿cuántos manantiales, filtraciones, bofedales serán afectados en el área de influencia directa?, ¿cuáles son sus caudales, funciones y usos?

Como ciudadanos de este país, considero que no es momento de enfrentarnos en posiciones extremas, sino de construir conciencia ciudadana colectiva, basada en el conocimiento, en la verdad y en el derecho que tienen todas las personas cuya continuidad de vida en su propia tierra es afectada por ciertos proyectos extractivos, como es el caso de la explotación minera en una zona de la jalca cajamarquina. Es momento de construir los procedimientos que hagan posible el desarrollo económico en conjunto.

---

*Mirella Gallardo Marticorena, Ingeniera agrícola. especialista en recursos hídricos y temas ambientales. Ex asesora técnica del PDRS-GTZ (hoy GIZ), Cajamarca. Correo-e: [email protected]

----

Referencias

- Acosta, Luis. 2011. Exposición en el Proyecto Punas, Agua y Cambio Climático. Instituto de Montaña/CONDESAN.

- García Sayan, Diego. 2011. Cuatro lecciones de Conga. La República, Lima, Perú. 11 de diciembre.

- Gobierno Regional Cajamarca. 2011. La diversidad biológica en Cajamarca. Visión étnicocultural y potencialidades. Gobierno Regional Cajamarca, Universidad Nacional de Cajamarca, Programa Desarrollo Rural Sostenible de la Deutsche Gesellshaft für Internationale Zuzammenarbe it (GIZ) - GmbH.

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Comentarios

Debo de enfatizar que antiguamente las culturas prehispanicas en los andes andinos para un mejor aprovechamiento del agua desarrollaron toda una tecnología tradicional indígena que aprovecharon el agua de la cabecera de la cuenca para cosechar el agua a traves de la captación del agua proveniente del deshielo y de la lluvia y que lo derivaban a traves de unos canales para vertirlo en areas permeables para su inflitración y alimentar el agua subterranea desde la parte alta, que luego en la parte media alimentaba los manantiales y quebradas que eran captados para su uso agrícola y humano. En esta parte media de la cuenca para optimizar el uso del agua crearon todo un sistema de andenería que conserva el agua, evita la erosión de los suelos y protegia a los cultivos de las heladas y en la parte baja de la cuenca permite recargar el agua del río principal que eran captados para el aprovechamiento agrícola.

Debo de afirmar que la captación del agua empieza desde la parte alta de la cuenca que alimenta el agua subterranea para su aprovechamiento en la parte media y baja de la cuenca, como así lo hicieron los antiguos peruanos y que hoy en día todavia queda los vestigios de la infraestructura tradicional indígena enclavado en las laderas de los andes peruanos, el que es importante recuperar y valorar el conocimiento tradicional para un mejor apovechamiento de nuestro recursos hídricos.
Ing. Richard D. Miguel Jaimes
Especialista en Recursos Hidrícos y tecnología tradicional andina.
966773187

Muy pertinente para una mirada global al problema Conga que reafirma la lucha del pueblo cajamarquino (y después de la Gran Marcha:NACIONAL)

Logico que la falta de atino mas la incompetencia en planos sociales de este gran proyecto de conga cajamarca es totalmente inaceptable y perjudicial para los invercionistas internacionales mi apreciacion es que en el Peru un pueblo pequeño como cajamarca detiene uno de los megaproyectos mundiales de estraccion de oro y minerales la opocicion a este proyecto es nada mas que esta cultura atrazada irracional parasitica y peor raza indigena peruana de todo el mundo y solo esta oposicion es la que perjudica no solo a este proyecto sino que influye a futuras inverciones ya que ha sido un logro para estos pueblos lo cual se puede quedar como costumbre y eso es negativo para toda invercion futura. Si se analiza a estos pueblos y sus ideologias actuales tenemos que estan desarrollando una tendencia racista contra la raza dominante que es la aria por tal es muy negativo para el plano invercionista esta negativa del proyecto conga.A mi pararecer tenemos estos puntos muy importantes que influyeros a esta negativa hacer crecer su autoestima con el elogio de que este pueblo tiene el mejor arte culinario y que son una gran cultura inca esto es muy negativo para la invercion empresarial porque a quienes estamos elogiando con ello dandoles seguridad en actitud a personas que en su mayoria no tienen estudios por tal repelen la la invercion y se unen en contra de megaproyectos tal es el caso de conga y aunque las futuras generaciones ya han sido adiestrados para aceptar las inverciones pero que esta negativa del proyecto conga sera una guia negativa en inverciones en estos pueblos.

Gracias por el sereno e informado artículo. De otro lado, el comentarista "caucho" es una de las personas con menos estudios que en foro alguno se haya expresado. Revela el tipo de ignorancia que pretende imponerse por la fuerza

Es interesante tus comentarios, pero creo que hay que ver el tema de bosques, ¿porqué no incrementar sus plataciones?, creo que a mayor cantidad de bosques mayor incremento de acuiferos, ¿si esto es correcto?, entonces las empresas mineras pueden trabajar siempre y cuando los cerros que no lo trabajan los llenen de bosques; además, estos bosques darán madera, mano de obra a los cajamarquinos y se generaré un futuro autosostenible para cuando la mina ya no esté en la zona y yo creo personalmente que la construcción de represas si es beneficiosa para la agricultura, pensemos en el futuro de Cajamarca y en su desarrollo, no en el estancamiento y el retroceso.

Creí que el ministerio del ambiente era el que aprobaba el estudio de impacto ambiental, aclárame eso por favor

Añadir nuevo comentario