Servicios en comunicación Intercultural

Venezuela: Derrame de petróleo afecta a 1,500 familias indígenas kariñas

Servindi, 1 de marzo, 2012.- Cerca de 1,500 familias de indígenas kariñas temen por el suministro de agua frente al derrame de crudo de petróleo que comenzó hace dos semanas sobre el río Tascabaña, en el municipio Freites del estado Anzoátegui.

Comenzó como un goteo, pero la mancha sobre el río logró extenderse alrededor de 250 metros. No se conoce exactamente la proporción del derrame, pero algunos trabajadores de la estatal, que prefirieron no identificarse, especularon que podría tratarse de cerca de 300 barriles de hidrocarburo, según recoge El Nacional.

A pesar de que las familias cuentan con camiones cisternas que los abastecen de agua, se ven perjudicados puesto que con el agua del río riegan sus cultivos, dan de beber a sus animales, lavan su vestimenta, y se bañan.

Según la versión de Petróleos de Venezuela, "está garantizada la integridad de los ríos Tascabaña y Guanipa, porque en las inspecciones realizadas se ha comprobado que las aguas no han tenido ningún tipo de afectación por este incidente".

La alcaldesa del municipio, Evelyn Urdaneta, señaló que "la tubería (por donde escapó el crudo) está bastante deteriorada y la zona verde de los alrededores está quemada en algunos sectores".

Según el ecologista Pedro Lavana, se trata "hasta de 20 tuberías de crudo, de diferentes diámetros, las que atraviesan los asentamientos indígenas de la zona de Tascabaña, y la mayoría de ellas tienen data de hace 20 ó 30 años y requieren mantenimiento inmediato".

El vertido de más de 100 barriles de crudo genera consecuencias importantes para el ambiente, sostuvo Antonio Di Lisio, investigador del Centro de Estudios Integrales del Ambiente de la Universidad Central de Venezuela.

"Se suponía que Pdvsa iba a instalar una planta potabilizadora del agua en el único pozo que se descubrió que no estaba contaminado, pero han pasado cuatro años y aún no se ha culminado", indicó Benito Machuca, presidente de la Cámara Municipal de Freites.

Por su parte, los habitantes de las comunidades indígenas aledañas al rio Tascabaña levantaron un acta en la que expusieron sus inquietudes. El documento lo entregarán a los entes competentes a nivel nacional.

Explicaron que la cantidad de crudo que se ha dicho en algunos medios de comunicación social, no es la verdadera, por lo que ratifican que no hay afectaciones al río Guanipa, el cual queda a cinco kilómetros del cauce afectado por el crudo.

“Al final tuvimos que hacer la asamblea entre nosotros, en vista de que los voceros de Pdvsa que acudieron al lugar se retiraron y esgrimieron que no estaban autorizados para hacer un compromiso con la comunidad”, sostuvieron los indígenas.

Se redactó un acta, en la que se pide indemnización para los residentes afectados y que se investigue y compruebe el presunto saboteo que se cometió”, explicó Machuca.

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario