Servicios en comunicación Intercultural

ONU: Mañana presentan El Mundo Indígena 2006 en el Foro Permanente para Asuntos Indígenas

El Mundo Indigena 2006Una de las publicaciones más importantes para conocer la realidad actual de los pueblos indígenas se presentará el martes 16 de mayo a la 1.15 p.m. en la sala de conferencias 2 de la sede de las Naciones Unidas en Nueva York, Estados Unidos. Se trata del anuario El Mundo Indígena que publica el Grupo Internacional de Trabajo sobre Asuntos Indígenas (IWGIA, por sus siglas en inglés).

En la presentación habrá ejemplares gratuitos en español e inglés para los representantes y delegados indígenas que asisten a este importante evento indígena en las Naciones Unidas.

El anuario que se publica cada año en el mes de mayo cubre el periodo enero diciembre 2005 y tiene más 600 páginas.

Contiene informes por países y una sección sobre los procesos internacionales relacionados con los pueblos indígenas y su propósito es brindar una actualización de la situación de los pueblos indígenas de todo el mundo.

Gracias a las contribuciones de académicos y activistas indígenas y no indígenas el Mundo Indígena 2006 suministra una visión general de los acontecimientos fundamentales sucedidos en el 2005 que han hecho impacto sobre los pueblos indígenas del mundo.

El Mundo Indígena es una fuente de informaciones y una herramienta imprescindible para aquellos que necesitan estar al día sobre los temas y acontecimientos más recientes dentro del mundo indígena.

El libro está a la venta a US $ 25.00 y los que deseen solicitarlo pueden tomar contacto al correo: [email protected]

-----------

El Mundo Indígena 2006

Editorial

Si bien hubo avances importantes en el reconocimiento de los derechos de los pueblos indígenas durante 2005, en este primer año del Segundo Decenio de los Pueblos Indígenas del Mundo (2005-2014) también se vio una cantidad incontable de negaciones o violaciones a estos mismos derechos. El documento final de la Cumbre Mundial de las Naciones Unidas de 2005 es un paso extremadamente importante para los pueblos indígenas, ya que consolida el uso del término pueblos indígenas y reafirma el compromiso de los estados miembros de los estados miembros de la ONU de proteger sus derechos humanos. A la vez, plantea el compromiso con el trabajo a nivel local, nacional, regional e internacional para promover los derechos humanos de los pueblos indígenas, y resalta la necesidad de trabajar en este sentido a través de la colaboración o las consultas con ellos.

Como los lectores de El Mundo Indígena 2006 podrán apreciar, este compromiso es oportuno y muy necesario. Muchos de los informes de países incluidos en este volumen documentan lo que ocurre cuando los gobiernos, y las autoridades en general, no cooperan o consultan con los pueblos indígenas al tomar decisiones que afectan sus vidas y sus derechos humanos.

En nombre del desarrollo, el libre comercio o la conservación de la naturaleza, los derechos humanos de los pueblos indígenas son negados o violados año tras año. Esta edición de El Mundo Indígena da cuenta de que, ciertamente, éste ha sido el caso en el último año.

El panorama es el mismo en todo el mundo: los pueblos indígenas siguen estando al margen de la sociedad: son más pobres, tienen un menor nivel de educación, mueren a una edad más temprana, hay más probabilidades de que se suiciden y, en términos generales, tienen una peor salud que el resto de la población. Hasta en países desarrollados como Canadá y Australia las estadísticas muestran que la expectativa de vida de la población indígena es significativamente más baja que la de sus contrapartes no indígenas; en Australia, la brecha llega a ser de 20 años. Y en Estados Unidos, un tercio de los indígenas vive debajo de la línea de la pobreza, en comparación con uno de cada ocho dentro de la población general. En los países en vías de desarrollo, donde la elevación del nivel de vida es un tema importante en la agenda, la mayor parte de las veces no se presta atención a los pueblos indígenas, a sus posiciones y consideraciones, al diseñar políticas y programas. La misma historia se repite año tras año, de país en país; este año, por ejemplo, nos enteramos de que en Etiopía el gobierno ha sacado un proyecto de Proclamación sobre la Administración y el Uso de la Tierra Rural en el cual se ignora completamente a los pastores y sus necesidades de acceder a tierras de pastura. El hecho de que su derecho a la posesión comunal de la tierra ya haya sido reconocido en otras leyes es simplemente ignorado. Lamentablemente, esta es una experiencia común para muchos pueblos indígenas del mundo. Sus derechos a la tierra, a los recursos naturales y, en un sentido más amplio, a mantener sus sistemas tradicionales de vida deben ser reclamados y defendidos una y otra vez, aun en los casos en que ya han sido sancionados en leyes nacionales o convenios internacionales.

En las Filipinas, por ejemplo, hay cada vez más comunidades indígenas que están logrando el reconocimiento oficial de sus derechos territoriales y obteniendo Certificados de Título de Dominio Ancestral. Pero el futuro de estos dominios ancestrales ahora se ve amenazado por una reforma agraria que busca asignar parcelas de tierra a los campesinos pobres. Las leyes existentes y las políticas sobre posesión y uso de la tierra son contradictorias, y aún no se ha resuelto cuál tiene preeminencia sobre la otra.

El autor del artículo sobre Paraguay lo expresa claramente al resumir la situación con la frase cuantos más derechos se reconocen, más derechos se niegan o violan. Ciertamente, en los últimos años se han visto cada vez más políticas y leyes que resguardan los derechos de los pueblos indígenas, pero su implementación sigue siendo pobre o se ve socavada por intereses nacionales que entran en conflicto. El Relator Especial para los Derechos Humanos y Libertades Fundamentales de los Pueblos Indígenas de la ONU ha identificado esta brecha en la implementación entre la legislación existente y las prácticas administrativas, legales y políticas como uno de los temas principales que deben ser tratados en los próximos años por todos los que están comprometidos con la causa de los pueblos indígenas. Como se ha estado informando en El Mundo Indígena en el transcurso de los años, el nivel de organización de los pueblos indígenas ha ido en aumento, y cada vez hay más organizaciones más fuertes a nivel local, nacional, regional e internacional. Sus demandas siguen centrándose en el derecho crucial a la autodeterminación y el derecho a la tierra. Y si bien cada vez hay más instrumentos para defender estos derechos, se ha hecho muy poco para lograr su implementación, por lo cual hay motivos para pensar que la lucha continuará en los años venideros. La presión que hay sobre los medios de vida, la cultura y hasta la supervivencia de los pueblos indígenas es enorme. Es imposible resumir aquí la cantidad de amenazas que enfrentan los pueblos indígenas a los ancho del mundo y que están documentadas en este libro en unas pocas páginas.

Pero no hay duda de que la mayor amenaza -en el norte y en el sur, el este y el oeste por igual- sigue siendo la presión cada vez mayor sobre los recursos naturales del mundo. En nombre del desarrollo o del libre mercado, las plantaciones y las corporaciones que se dedican a la explotación minera, de petróleo y de gas invaden las tierras y territorios de los pueblos indígenas, y hacen que su vida y su supervivencia se tornen cada vez más difíciles.

Las estrategias adoptadas por las organizaciones indígenas en todo el mundo para defender sus derechos van desde la organización y las protestas de todo tipo a nivel local –como en el caso de los pueblos indígenas en Kerala, en el sur de la India, que han mantenido un piquete por más de mil días frente a la fábrica de Coca Cola que está secando sus fuentes de agua y contaminando sus tierras -al uso de cortes nacionales o internacionales- como en Malasia, donde una cámara de apelaciones reafirmó el derecho de los Temuan Orang Asli a sus tierras tradicionales, o como en Paraguay, donde el estado recibió una orden de la Corte Interamericana de Derechos Humanos de otorgarles a los enxet de Yakye Axa el derecho a su territorio tradicional.

Pero hay que enfatizar que ha habido avances positivos importantes para los pueblos indígenas en algunas regiones y que estas experiencias deberían ser utilizadas de una manera constructiva. Entre ellos se puede mencionar el trabajo de la Comisión Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos, que incluyó la adopción y publicación de un documento sobre la política de las comunidades/poblaciones indígenas en Àfrica. Habiendo dicho esto, también en este caso queda pendiente el desafío de implementar estos logros políticos en la vida cotidiana de los pueblos indígenas.

Al momento de ir a imprenta, la Asamblea General de la ONU aún no ha aprobado, o siquiera considerado, la tan esperada declaración sobre los derechos de los pueblos indígenas (comúnmente llamada el Proyecto de Declaración). El Mundo Indígena 2006 es un testimonio fuerte de la necesidad de tener un instrumento global que establezca normas y sinceramente esperamos que en la próxima edición de este libro podamos informar acerca de su adopción.

Nuestra esperanza es que El Mundo Indígena 2006 sea utilizado por quienes diseñan políticas públicas y proyectos de desarrollo en todos los niveles, por activistas indígenas que necesitan información específica sobre experiencias en otras partes del mundo, por académicos y, en general, por todos los que quieren escuchar las voces y preocupaciones de los pueblos indígenas en este momento particular.

Sille Stidsen, Editora y Jens Dahl, Director

Abril de 2006

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Comentarios

[email protected]:

La editorial que comparten con nosotros la editora y el director del Mundo Indigena 2006, reflejan la importancia y utilidad del libro. En efecto, es un ejemplar y herramienta que no debe faltar en la biblioteca de las organizaciones e instituciones indÃgenas del mundo. Si se obsequió hoy a los "privilegiados" que pudieron estar en su presentación en la sede de la ONU, ¿No será posible que nos envien también un ejemplar gratuito? Se los agradecerÃamos mucho. Cordialmente
Carlos Chablé Mendoza
Responsable de insidencia en polÃticas públicas de la Academia de la Lengua y Cultura Mayas de Quintana Roo. México. Apdo. Postal número 1, C.P. 77200, Felipe Carrillo Puerto, Quintana Roo, México.

FORO PERMANENTE PARA LAS CUESTIONES INDÃGENAS DE LA ONU.

Entre los dÃas 15 al 26 de Mayo se celebra en Nueva York, Sede de las Naciones Unidas, el quinto perÃodo de sesiones sobre CUESTIONES INDÃGENAS.

Los temas a tratar sobre cuestiones indÃgenas como: DESARROLLO ECONÓMICO Y SOCIAL, CULTURAL, MEDIOAMBIENTE, EDUCACIÓN, SALUD, Y DERECHOS HUMANOS. Considerando este organo consultivo de Naciones Unidas, especializado en los campos que hago referencia, me pregunto...¿donde está la ONU, EL FORO, Y TODOS LOS ORGANOS CONSULTIVOS CUANDO SE PRODUCEN DERRAMES DE ÓIL COMO LOS DE CAMISEA?, ¿DONDE ESTà LA ONU cuando los pueblos IndÃgenas del Parque del Xingu denuncian la contaminación de sus rÃos?, o cuando los grandes hacendados ocupan sus tierras, desalojando, quemando, y realizando todo tipo de barbaridades contra los pueblos indÃgenas..¿DONDE ESTÃN VDs?.

Estoy casi seguro que están reunidos, hablando, planteando temas que desconocen IN SITU, y si hay alguien entre los componentes del FORO que sea conocedor, esté preocupado, y luche por los DERECHOS DE LOS PUEBLOS INDÃGENAS, seguro que nadie le escucha.

Hace tiempo remità al Departamento sobre temas IndÃgenas de la ONU un llamamiento de AUXILIO DEL PUEBLO INDÃGENA TICUNA DEL ALTO AMAZONAS, NECESITABAN MEDICAMENTOS, ESCUELAS, CENTROS DE SALUD,etc.

Dieron las respuesta por callada, nadie se dignó a decir " QUE MIRARÃAN EL TEMA".....para que lo iban hacer, es un pueblo más con necesidades, de los tantos que existen en la AMAZONÃA.
Mientras se seguriran realizando FOROS EN LA ONU,tratando temas de su especialidad como la SALUD, EL MEDIOAMBIENTE, LA CULTURA etc.etc.

No digamos nada sobre la SUBCOMISIÓN DE LA PROMOCIÓN DE LOS DERECHOS HUMANOS.

¿Saben los integrantes de esta COMISIÓN SOBRE LOS DERECHOS HUMANOS, que en Brasil - Estado de Pará, se liveraron a 40 trabajadores que estaban en un estado análogo a la esclavitud?

La impunidad con que actuan infinidad de desalmados sobre los pueblos INDÃGENAS es notoria en toda America del Sur, solo hay que leer la información que llega desde las organizaciones indÃgenas de estos paÃses, miren los que está pasando en Colombia, Ecuador, Perú, Brasil, Chile, etc etc.

El objetivo o tema especial del quinto perÃodo de sesiones del Foro Permanente sobre Desarrollo y Pueblos IndÃgenas, debÃa encaminarse a ERRADICAR LA POBREZA, ERRADICAR LA USURPACIÓN DE LAS TIERRAS INDÃGENAS, ERRADICAR EL ABUSO REITERATIVO DE LAS MULTINACIONALES, DESTRUYENDO LA BIODIVERSIDAD DE LAS ZONAS......asà hasta un sinfÃn de contrariedades que desde estos foros no solo no platean, NO HACEN NADA POR SOLUCIONAR.

Los pueblos INDÃGENAS necesitan PROTECCIÓN, y la Comunidad Internacional tiene el deber de proporcionarla, la ONU tiene en sus manos los mecanismos, y sus componentes deben afrontar toda la problemática con INTERÉS, DEDICACIÓN, Y SOBRE TODO....CON HONRADEZ.

Que los foros sobre los pueblos indÃgenas no queden en meras reuniones, en viajes programados para sus componentes, que sus acuerdos no sea solo papel mojado.

Es necesario que los PUEBLOS INDÃGENAS SE VEAN REPRESENTADOS.

Y para ello, que mejor forma que una vez terminado el foro, se lleven a la practica cada uno de los acuerdos tomados en él.

Pero tengo mis dudas al respecto, seguiran los pueblos indÃgenas sufriendo las mismas calamidades, los mismos atropellos, la misma incomprensión.

POR LOS DERECHOS DE LOS PUEBLOS INDÃGENAS.

CONSEJO DE DERECHOS HUMANOS - GINEBRA 2006.

La primera reunión del Consejo de Derechos Humanos tuvo lugar el dÃa 19 de junio 2006, en la Sala de la Asamblea en el Palacio de las Naciones.

El informe del Secretario General donde en su nota explicativa dice, que el Consejo de Derechos Humanos es " Un Concepto más amplio de la libertad, desarrollo, seguridad y Derechos Humanos para todos", sigue comentando el Informe de alto nivel sobre amenazas, los desafios y el cambio.

NO ESTOY PARA NADA DE ACUERDO CON USTEDES SEÑORES DEL CONSEJO DE DERECHOS HUMANOS.

La ineficacia que la ONU demostró durante todo este tiempo atrás, viene más que reflejada en toda la impunidad con que los diferentes gobiernos han desarrollado en paéses como Perú, Colombia, Ecuador, Brasil etc.etc.
No digamos de todo lo que está ocurriendo em Medio Oriente, donde la barbarie se ha convertido en el pan de cada dÃa.
En Africa paÃses como Uganda, Ruanda, CON MÃS DE UN MILLÓN DE MUERTOS, ¿donde está la ONU?...
EtiopÃa, Sudan, ¿donde está la ONU?...¿y ahora nos quieren hacer creer que el nuevo Consejo de Derechos Humanos va ser más eficad?
Seguirá otro tanto de los mismo, y sino vamos a reparar en algunos de los aspectos que durante la formación de este nuevo Consejo están ocurriendo en contra de los Derechos Humanos.

Autoridades indÃgenas de la comunidad Monte Salvado, en Madre de Dios, Perú, denunciaron esta semana crecientes AMENAZAS DE MUERTE POR OPONERSE A LA INVASIÓN MASIVA Y A LA EXTRACCIÓN ILEGAL DE CAOBA DE LA RESERVA DE INDIOS AISLADOS.

¿ LA ONU DESCONOCE ESTO...SEÑORES DEL CONSEJO?
O también les puedo hablar de la permisividad con que los gobiernos de turno hacen a las grandes empresas petroleras para seguir permitiendo la destrucción de todo el ECOSISTEMA, destruyendo pueblos, contaminando sus aguas, y creando un genocidio étnico en las zonas....¿donde está la ONU?

La CONAINE ya denunción el genocidio étnico contra los grupos Tagarei Taromemani ( indios Aislados), asà podrÃamos estar hablando horas y horas,pero sin que se enterasen los Sres. del Consejo de Derechos Humanos.

La necesidad de asumir la protección de estos grupos desafavorecidos es tarea del Consejo de Derechos Humanos, pero me temo que al igual que siempre todo quedará en meras reuniones, palabras, y nada de hechos, es decir, papel mojado.

Señores del Consejo de Derechos Humanos, ¿porque no empiezan a trabajar con seriedad?....como se puede permitir que los EE.UU no pariciepen de este consejo, está bien claro, no participando pueden infrigir la ley, y mientras tanto ¿Uvds que hacen al respecto?....NADA DE NADA.

Quisiera atreverme a decirles que deben hacer.

En primer lugar. Deben de crear equipos de trabajo en aquellos paÃses donde está originado el conflicto, pero para trabajar, no para ir de visita.
Hacer informes del problema, y crear solucciones.
En todos estos paÃses hay organizaciones con la suficiente información para empezar a buscar soluciones.
No es suficiente con crear un Cosejo sobre Derechos Humanos, reunirse en Ginebra, y ahà terminar todo....como siempre.
Las medidas a tomar, las soluciones, y cada uno de los parametros que deben de seguir, solo se pueden acometer desde el lugar del problema, mientras su labor se concentre exclusivamente en reuniones, definiciones, y propuestas que no se lleven a la practica, no harán nada útil.

Señores del Consejo de Derechos Humanos, empiecen a creas organismos que desarrollen una labor de trabajo en los diferentes paÃses, hagan trabajos de campo, no se queden en los despachos, hagan reuniones, pero con los lideres de los pueblos, conozcan su problema, apuenten las soluciones que ellos les den, y BUSQUEN Y ENCUETREN LA SOLUCIÓN A LOS CRIMENES QUE SE HACEN CONTRA LOS DERECHOS HUMANOS.

POR LOS DERECHOS DE LOS PUEBLOS INDÃGENAS.

POR LOS DERECHOS HUMANOS.

UNAMONOS TODOS.

Añadir nuevo comentario