Servicios en comunicación Intercultural

Durban: Indígenas cuestionan doble discurso de Evo Morales en tema ambiental

Rafael Quispe (Conamaq), Adolfo Chávez (Cidob), Edwin Vásquez (Coica) y Marcial Arias (Panamá)

Servindi, 2 de diciembre, 2011.- La imagen mundial de Evo Morales como defensor de la Madre Tierra se deterioró aún más luego que líderes indígenas presentaran el miércoles en Durban un video sobre la represión policial que sufrieron indígenas que protestaban contra una carretera que pretendía atravesar el Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis).

Los lideres indígenas bolivianos Adolfo Chávez y Rafael Quispe, acompañados de Edwin Vásquez (Perú) presentaron ayer en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP 17)que se desarrolla en Sudáfrica un video de la brutal represión policial a cientos de manifestantes el 25 de septiembre de 2011.

"Un presidente indígena que se dice defensor de la Madre Tierra ha querido asesinarla traspasándola con un camino. Nuestros derechos han sido violados y no hay palabras para contar lo que pasó en la marcha del Tipnis que defendía nuestro territorio indígena", dijo Chávez, presidente de la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (Cidob).

Rafael Quispe, dirigente aymara del Consejo Nacional de Ayllus y Markas del Qullasuyo (CONAMAQ), subrayó que "no es suficiente tener un presidente de rostro indígena (porque) la lucha de los pueblos sigue en las carreteras, en las calles, para la defensa de la Madre Tierra y, en síntesis, por la vida y para evitar el calentamiento global".

Por su parte, la delegación oficial de Bolivia en Durban encabezada por René Orellana, evitó pronunciarse sobre las acusaciones de los dirigentes indígenas ni defendió la construcción de una carretera por la reserva del Tipnis.

Respuesta oficialista

Si bien la delegación oficial optó por el silencio el viceministro de Coordinación con los Movimientos Sociales, César Navarro, acusó el golpe,  y en una rueda de prensa en la sede de Gobierno tildó de "sensacionalistas" a los dirigentes indígenas.

“Nos llama la atención porque ambos dirigentes en vez de defender a un presidente indígena defienden a empresas privadas que están explotando el Tipnis. Por primera vez en la historia del país los indígenas están defendiendo capitales privados”, afirmó Navarro.

A su juicio, ambos dirigentes buscan defender las inversiones privadas, incluso ilegales, que funcionan al interior del Tipnis. “Esto es muy lamentable porque pareciera que han subordinado el interés colectivo de los indígenas al interés privado”, argumentó.

Navarro criticó el comportamiento “sensacionalista” de los dirigentes que, a su juicio, descalifican las gestiones del Gobierno frente a los medios de comunicación, pero no son propositivos en las reuniones con el Jefe de Estado.

“Una cosa es verlo al señor Quispe declarando a los medios y otra es verlo de manera angelical en las reuniones con el Presidente, realmente llama la atención. Los que más critican a través de los medios son los que menos hablan en las mesas de trabajo. Entonces veo que hay comportamientos sensacionalistas de algunos dirigentes para hacer shows y no aportar” aseveró Navarro.

También ex Embajador Solón critica a Evo

“Debe haber coherencia entre lo que decimos y lo que hacemos. No se puede hablar de defensa de la Madre Tierra y al mismo tiempo promover la construcción de una carretera que hiere a la Madre Tierra, no respeta los derechos indígenas y viola de manera “imperdonable” los derechos humanos”, señaló Pablo Solón, en una carta pública.

“Cómo país impulsor del Día Internacional de la Madre Tierra tenemos la gran responsabilidad de dar el ejemplo a nivel mundial. Nosotros no podemos repetir las recetas del “desarrollismo” fracasado que ha llevado a la relación de la humanidad con la Madre Tierra a un punto de quiebre”, manifiesta Solón.

"Es incomprensible que promovamos la realización de una Conferencia Mundial de las Naciones Unidas sobre los Pueblos Indígenas para el 2014 si no somos vanguardia en la aplicación de la “consulta previa, libre e informada” a los pueblos indígenas dentro de nuestro propio país" agregó.

Solón indicó que miles de delegados de los cinco continentes que participaron en la Primera Conferencia Mundial de los Pueblos sobre el Cambio Climático y los derechos de la Madre Tierra están profundamente contrariados por la posición del gobierno de Bolivia.

“El conflicto del TIPNIS nunca debió haber existido. La integración caminera es necesaria pero no a través del TIPNIS. Es cierto que será más caro construir una carretera que no va a través del TIPNIS. Pero tratar de ahorrar 200 o 300 millones de dólares sin tomar cuenta los costos socio ambientales es ir en contra de los principios del Vivir Bien”, señala la carta de Solón.

Evitar caer en el juego de la derecha

Pablo Solón sugiere que “Para cerrarle el paso a la derecha que quiere instrumentalizar la protesta para retornar al pasado debemos ser más consecuentes que nunca en la defensa de los derechos humanos, los derechos de los pueblos indígenas y los derechos de la Madre Tierra” prosigue Solón.

“Aun es posible resolver esta crisis si se suspende definitivamente la construcción de la carretera a través del TIPNIS, llevamos a la justicia a los responsables de la represión a la marcha indígena, e iniciamos un amplio proceso participativo de debate nacional para definir una nueva agenda de acciones en el marco del Vivir Bien”, agregó.

Alerta a cambios de la ley corta

Miguel Urioste, director de la Fundación Tierra, denunció como “un atentado” a los derechos de los pueblos indígenas que el Gobierno proponga modificar la ley corta de preservación del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis), advirtió la agencia Anf.

Ello en razón de que voceros del Movimiento Al Socialismo y sectores campesinos cocaleros afines al Gobierno propusieron modificar la ley de defensa del Tipnis que surgió luego de la VIII marcha indígena e incluso proponen que el tema se debate en la cumbre social convocada por el Gobierno del 12 al 14 de diciembre.

“Es una conducta contradictoria por parte del Gobierno. Aprueban una ley que ahora están intentando que se anule y sectores populares, en pocas palabras colonizadores, se movilizan en contra de los indígenas. Esto más que un error, es un atentado a los derechos humanos y un atentado a los derechos de los pueblos indígenas” agregó Urioste.

“Por los visto esta decisión gubernamental, no era una decisión genuina ni transparente, no era una decisión franca, sino, que era una medida distraccionista para desconcentrar la marcha indígena y volver a plantear la construcción de la carretera”.

Tags relacionados: 
Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario