Servicios en comunicación Intercultural

COICA: Hacia una fórmula de unidad, por Gil Inoach

Gil.jpg La división de COICA se veía venir cuando se generaron discrepancias abiertas en disputa de la sede del congreso. Ahora que está dividido en dos consejos directivos, no hay otra que poner manos a la obra entre todos los indígenas en búsqueda de un camino que nos saque de esta crisis, sin esperar que todo este peso quede solo en la tarea de los dirigentes, sino, apoyarlos a encontrar de manera colectiva el camino que siempre nos enseñó y nos encaminó nuestra COICA. Es el momento de demostrar al mundo entero que los indígenas estamos en la capacidad de resolver de manera soberana y autónoma nuestros propios conflictos. Por eso van mis comentarios en pro de generar debates al entorno de los procesos hasta hoy adoptados

El camino y el efecto que tendremos con la COICA dividida:

Tanto la COICA de Guyana y la de Bolivia querrán imponer su legitimidad legal, ambos con sus argumentos y procedimientos. Ninguna de las partes podrá aceptar que es ilegal. Con esta figura, las posiciones tienden a extenderse a situaciones extremas que no tendrán cuando acabar. Es similar como tener un juicio cuando las partes se buscan una serie de argumentos y pruebas para demostrar que son inocentes de un caso. Así un juicio puede demorar hasta 20 o más años según la gravedad del caso. Los defensores legales siempre suelen convencer a su patrocinado con sus argumentos legales haciendo entrever que la próxima semana o al siguiente mes  deberá ventilarse el caso y así siembran la esperanza de sus clientes de modo que la diligencia se convierte en una rutina infinita. El mecanismo que la COICA está emprendiendo para imponer su institucionalidad y legitimidad corre este riesgo. La ley otorga amplias facultades de ejercer el derecho de defensa, las partes de igual modo no les queda otra que procurar acumular más pruebas para demostrar que uno de ellos tiene razón. Para un proceso normal, la ley solo le otorga formalidad a una entidad institucionalizada, más no le garantiza institucionalidad, porque esta depende de su estabilidad y la estabilidad en el caso de COICA no existe en las circunstancias actuales por tener en estos momentos dos Consejos Directivos.

La institucionalidad de COICA lo dan los pueblos indígenas unidos. A COICA no le hizo la ley para suponer que cuando algún consejo directivo se inscriba en Registros Públicos se acabará el problema. Si algún dirigente piensa encaminar el proceso de unidad bajo esa figura lo que hace es fomentar la disociación y pelea entre hermanos. Lo máximo que se puede cosechar en este sendero es:

  • o ambos Consejos Directivos siguen peleando a muerte, tratando de conseguir alguna fórmula de otorgar “estatus internacional” a la COICA
  • o es que las partes procurarán avalarse de las Resoluciones de los Ministerios.

Algunos líderes coincidirán conmigo que no hay historia alguna que sugiera que una unidad se construya en medio de peleas entre nosotros. Definitivamente lo que esta pasando ahora es una pelea entre hermanos.

Una formula de salida como plantea AIDESEP:

En primer lugar hay que reconocer a la COIAB que desde el inicio sugería buscar formulas apropiadas para evitar las peleas innecesarias entre organizaciones hermanas. En su reciente comunicación sugiere que debemos reflexionar para demostrar que somos suficientemente maduros en darnos cuenta que el proceso de las dos COICA es muy preocupante.

El camino que está optando AIDESEP considero está desligada de todo acto que pueda ahondar la crisis, más bien, se aúna a toda la preocupación que ha sido expresada en su momento por diversas personalidades y organizaciones indígenas, de reunificar a la COICA. No podemos de hablar de reorganizar la COICA. La COICA es una organización que ya está construida y tiene sus propias formas de representación. Lo que está pasando ahora es que ésta representación está dividida en dos. La única manera de poder superar estos problemas es mediante un trabajo de reunificación de COICA, lo que al surgir dos Consejos Directivos dividió a las bases, unos a favor del Congreso de Guyana, otros a favor del Congreso de Bolivia.

Dejar que este proceso de reunificación se de con la voluntad de las partes a nivel del dialogo entre dos Consejos Directivos existentes es muy verde y nunca se dará. La reunificación se dará desde la iniciativa de las propias organizaciones miembros. Precisamente ésto es lo que ahora esta haciendo AIDESEP, mostrando su posición neutral y esperando que las demás organizaciones bases reaccionen para poder iniciar los diálogos correspondientes. En este sentido, la veo muy certera y sabia la medida tomada por AIDESEP, lo cual ha sido acogido con aplausos al interior de todas las organizaciones indígenas bases de AIDESEP, encabezado por sus organizaciones regionales. Lo que hay que hacer por delante es dar los siguientes pasos:

  1. Que todas las organizaciones miembros que apuestan por la reunificación de COICA creen sus propias comisiones de coordinación como lo ha hecho AIDESEP.
  2. Que estas comisiones encabezados por el Consejo Directivo de las organizaciones miembros busquen dialogar entre las organizaciones bases en alguna parte del país que sea neutral.
  3. Que en esa reunión se adopten medidas y estrategias adecuadas de formular la propuesta de salida a la crisis de manera conjunta y transparente.
  4. Los dos consejos directivos deben convocar a las organizaciones de base con quienes coordina (a excepción de AIDESEP) para poder analizar el proceso emprendido y sus repercusiones a nivel de los pueblos indígenas de la cuenca amazónica.
  5. Los dos Consejos Directivos coordinen reuniones con AIDESEP para saber de cerca los argumentos que determinaron optar esta posición institucional y socializar una fórmula mas adecuada para todos para impulsar la reunificación de COICA (es una propuesta optimista por supuesto, pero no descabellada si ponemos en practica los discursos de unidad).

Lo que si a toda luz podrá ser aplaudido y calificado de positiva por el pueblo indígena, son aquellas personalidades, líderes y organizaciones que a pesar de las diferencias, de una y otra manera se expresen por una fórmula que nos pueda conducir hacia el camino de nuestra reunificación. Sin duda habran muchos que no querran cooperar en el camino ideal hacia la unidad, lamentablemente, el mundo es tan justo que sabe depurar a la vista de todos quien es leal y quien no, el tiempo lo determinará todo como mejor juez y la historia se encargará de condecorar o condenar. De esto nadie nos escaparemos.

Perú, Setiembre de 2005

Gil Inoach Shawit,
Ex Presidente de la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana, AIDESEP

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Comentarios

PARA TODAS LAS ORGANIZACIONES: COICA Y EL DESMORONAMIENTO

Como Ex Presidente de la Organización Nacional AIDESEP PERÚ quiero hacer un breve comentario acerca de la situación de Coica.
AIDESEP NACIONAL al darse cuenta que nuestra organización Internacional se ha desmembrado con una ruptura en dos partes, se hizo un análisis concienzudo juntamente con sus bases y algunos lideres, asà como ex presidentes, se desligó inteligentemente al retirarse como miembro de COICA Bolivia, teniendo en cuenta que esta división no nos llevará a ningún camino positivo, al contrario damos más espacio a los enemigos de los pueblos indÃgenas .
Entiendo que para las dos partes es bastante difÃcil tanto el de Bolivia como el de Guyana colgarse los brazos, aquà no se trata quién gana o quien pierde, sino, lo más importante es que cada una de ellas piensen en sus pueblos no con apetitos personales, sino en defensa de ellos. Es bastante vergonzoso y lamentable cuando entre nosotros o entre indÃgenas estamos en esta situación, pero lo que tienen que tener más vergüenza es quienes propiciaron esta división, el tiempo lo juzgará.
AIDESEP como una Organización base de COICA tiene el derecho y la obligación en estos momentos de convocar a las organizaciones BASES a una reunión de EMERGENCIA, no con la finalidad de destruirla sino con el único interés de buscar este reencuentro de UNIDAD, antes que esto se agonice, la solución está en nuestras manos (organizaciones bases de coica). En adelante queremos ver a una Coica llevando nuestra propuesta IndÃgena a las instancias correspondientes con la cara levantada como lo ha sido siempre.
Hermanos indÃgenas, espero que esta breve frase no les haya incomodado a cada uno de los que estamos comprometidos con esta causa, reflexionémos y daremos vuelta lo sucedido. Ésta solución depende de ti y de mi. Apoyemos todos
POR UNA CAUSA JUSTA... QUE VIVA LA COICA, QUE VIVA LA UNIDAD

Pucallpa 15 de Setiembre del año 2005

Juan Chávez Muñoz
Ex Presidente de AIDESEP

Añadir nuevo comentario